A los 37, Roger Federer gana y se divierte en la Laver Cup

Jugando o alentando a sus compañeros del equipo de Europa, Federer (con Djokovic) vive intensamente la Laver Cup
Jugando o alentando a sus compañeros del equipo de Europa, Federer (con Djokovic) vive intensamente la Laver Cup Crédito: Jim Young / AP
Ariel Ruya
(0)
22 de septiembre de 2018  • 23:59

A los 37 años, Roger Federer deslumbra, se entretiene y, para no perder la costumbre, no para de ganar. En uno de los grandes, en una exhibición, en la esquina de su casa. El Gran Roger le gana al tiempo, siempre entre sonrisas. "Estoy muy feliz por todo lo que estoy viviendo. No era fácil porque al principio siempre suele costar un poco encontrar el ritmo del encuentro, pero fue todo genial desde el inicio y solo puedo estar contento", cuenta, luego de superar por 6-3 y 6-2 al australiano Nick Kyrgios y estirar la ventaja de Europa por 7-1 en la Laver Cup , en un certamen que se disputa en Chicago, rodeado de estrellas de todos los tiempos.

El suizo se toma con humor, también, los deslices, como en el encuentro de dobles, que compartió con Novak Djokovic en la derrota frente al estadounidense Jack Sock y el sudafricano Kevin Anderson; liderados por John McEnroe, se impusieron por 6-7 (5-7), 6-3 y 10-6. A Federer lo asiste otra gloria, Björn Borg. "Fue un lindo partido para entrar en calor", se justificó, en un escenario con más de más de 19.000 espectadores reunidos en el United Center de Chicago. "Fue muy divertido. Quiero agradecerle a Roger por haber jugado conmigo", contó el serbio.

Roger se divierte con Dimitrov

Risas, aplausos, comida, bebida y un espectáculo en continuado, del que también participa Diego Schwartzman , que desperdició dos match points en la derrota frente al belga David Goffin por 6-4, 4-6 y 11-9. Ayer, el alemán Alexander Zverev superó a John Isner por 3-6, 7-6 (8-6) y 10-7. Evidentemente, el norteamericano, que estaba en ventaja, tiene la cabeza en un asunto más importante: hace una semana fue padre de una niña.

Simpático, admitió que recibió en su celular una foto de su beba viéndolo jugar por primera vez. "No creo que lo vaya a recordar", bromeó. "Mi esposa está cambiando pañales y yo... estoy en televisión", comparó, divertido.

Por: Ariel Ruya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.