Suscriptor digital

Margarita Stolbizer vinculó a Moyano, Báez y José López con "una red de empresas fantasma"

Fuente: Archivo
(0)
23 de septiembre de 2018  • 23:23

El sindicalista Hugo Moyano , el presunto testaferro de la familia Kirchner Lázaro Báez y el exsecretario de Obras Públicas José López, habrían contratado una organización que facilita el uso de testaferros y prestanombres con la intención de encubrir la titularidad de bienes o el ejercicio de actividades en las que no deseaban figurar. Así lo reveló un informe del programa La Cornisa, que conduce Luis Majul por América.

Se basaron, a su vez, en un informe que la referente del GEN, Margarita Stolbizer , presentará ante el ministro de Justicia, Germán Garavano . Allí, Stolbizer dice: "Hemos detectado una red de empresas fantasma que fueron creadas por jubilados, indigentes y hasta beneficiarios de planes sociales que han intervenido en la constitución de más de 300 sociedades cada uno. Se trata de más de 2.500 sociedades anónimas con estas características". Y agrega: "El objetivo es mover recursos por medio de esas organizaciones fachada. Estas empresas son sociedades que se utilizan ilícitamente para realizar operaciones empresariales simuladas".

La abogada Silvia Martínez, letrada patrocinante de la exdiputada, contó en el programa que en la actualidad existen diferentes grupos de empresarios que acuden a contadores, abogados y escribanos que utilizan a personas de bajo recursos para que, a cambio de poco dinero, firmen la constitución de diferentes empresas. "Luego, estas empresas, que no tienen ningún tipo de actividad, son vendidas a aquellas personas que desean ocultarse, que desean cometer algún tipo de delito, algún tipo de fraude, o emitir facturas truchas o vinculadas a los hechos de corrupción. Así hemos detectado más de 2500 empresas constituidas por cuatro personas únicamente, todas con el mismo patrón: indigentes, jubilados.", dijo Martínez. En La Cornisa dijeron que hasta el momento solo hay cuatro "prestanombres" identificados.

Martínez contó que, a fines de 2002, dos prestanombres conformaron la empresa Dixey S.A. que, "sorpresivamente, dos meses después, cambió a los miembros de su directorio". Explicó así que quienes pasaron a transformarse en los nuevos accionistas fueron la actual pareja de Hugo Moyano, Liliana Esther Zulet; su hija, Valeria Alejandra Salerno; y el padre ya fallecido de Zulet, llamado Francisco.

El objetivo de Zulet al comprar esta sociedad -dijeron en La Cornisa- sería desarrollar un único negocio "altamente sospechoso": el de proveer de manera exclusiva al sindicato de camioneros que sigue controlando Hugo Moyano junto a su hijo Pablo.

También informaron que, el empresario Andrés Enrique Galera, quien es considerado testaferro de José López, utilizó un mecanismo similar al de Zulet con la empresa Dinlux S.A. "Pero la frutilla del postre de la creación de empresas truchas para consolidar negocios sucios tiene a Lázaro Báez y Ernesto Clarens como las figuras más representativas", añadieron. En este caso, la "empresa trucha" se llama Berniers S.A. "Se suponía que Berniers S.A. se dedicaría a la actividad comercial, agropecuaria, inmobiliaria y financiera. Pero pronto se revelaría su verdadero propósito: funcionar como una usina de facturas truchas utilizadas por empresas como Skanska y, en especial, por Gotti S.A., de Lázaro Báez", explicaron.

Martínez, concluyó : "La IGJ tiene que advertir, la UIF también, cuando en el boletín oficial, o a raíz de cualquier control, aparecen más de tres empresas creadas por la misma persona, estamos hablando de que en este caso cada una de ellas crearon más de 400 empresas cada una, es obvio que los controles del estado fallaron".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?