Suscriptor digital

Alfredo Ábalos: murió a los 80 años uno de los grandes intérpretes del folclore

(0)
24 de septiembre de 2018  • 16:06

En Santiago del Estero, el lugar que adoptó como su cuna musical, murió a los 80 años Alfredo Ábalos de un problema cardíaco. El artista fue uno de esos intérpretes que quedarán en la memoria del género. Ábalos daba una catédra de buen gusto cuando interpretaba, sobre todo, zambas y chacareras. Su personalidad y su estilo sentencioso le dieron un carácter de indomable en el folclore. Nunca se callaba y además del paisajismo y la cotidianidad de su repertorio siempre tenía un mensaje para enviar desde un escenario o en una canción. "No me gusta incomodar/ni conversar con cualquiera/y si alguno se aburriera/por culpa de lo que digo/ o se tapa los oídos o puede irse pa´ fuera", cantaba Alfredo Abalos en la "La doble sentenciosa" compuesta junto a Oscar Valles. "Fue hace mucho tiempo y lo curioso es que habla de cosas muy actuales. Es una denuncia de lo que pasa en el país. Lo que da miedo es hasta cuándo durarán estas cosas.", decía en una entrevista con el periodista Mauro Apicella en el año 2000.

El cantor se retiró de los escenarios en 2011 y vivía en Santiago del Estero
El cantor se retiró de los escenarios en 2011 y vivía en Santiago del Estero Fuente: Archivo

Más allá del personaje sentencioso y entrañable, Ábalos sabía lo que decía. Cantor, ejecutante de bombo, profesor de danzas folclóricas, reinvidicaba en su repertorio a los grandes poetas, desde Ariel Petrocelli (su versión de "Zamba del ángel" es lo que mejor se grabó en el género) a grandes letristas de Santiago del Estero como Juan Carlos Carabajal. Durante la década del noventa se transformó en un maestro, un guía, una suerte de gurú para las nuevas generaciones de folcloristas. Su filosofía y la selección de su repertorio en esas épocas de folclore pop y erótico marcaba una diferencia y abrió una brecha con todo un repertorio folclórico más profundo. Discos emblemáticos como La voz de la chacarera (1982), Cuando de cantar se trata (1985) o Con la conciencia tranquila (1993) se transformaron en material de culto y de estudio.

"¡¡¡Vamos muchachos!!!" arengaba a sus guitarristas con un latiguillo que se transformó en otra marca de fábrica junto al repertorio de la música de Santiago. Alfredo Ábalos, adoptó Santiago del Estero aunque había nacido en San Fernando. Fue el cantor emblemático del género, por su forma de decir y su forma de interpretar. Para muchos fue la contraparte masculina de otra cantora como Mercedes Sosa. Pero además, Ábalos, que se retiró de los escenarios en 2011, siempre anduvo por un andarivel alternativo al fervor festivalero."A veces pego algún grito con las canciones que elijo porque no puedo ser de otra manera. Pero no es por hacerme el difícil o para vender más discos -aseguraba-. Siempre me jugué. En todos mis discos fui original, nunca imité a nadie ni tomé éxitos de otros".

La doble sentenciosa - Alfredo Ábalos - Fuente: YouTube

02:53
Video

Alfredo Ábalos dejó tres hijos, Martín, Santiago y Carolina, que siguen su camino. Hoy murió el maestro, el sentencioso, el cantor, el poeta. No habrá ninguno igual. Sus restos serán cremados y esparcidos en la tierra que tanto amó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?