En la víspera del paro, los gremios más duros pidieron intensificar las protestas

Una multitud marchó al microcentro porteño para reclamar cambios en la política económica de Cambiemos

0:27
Video
(0)
24 de septiembre de 2018  • 16:37

Como preludio del paro nacional de mañana, dos vertientes de la CTA, los gremios disidentes de la CGT y un nutrido grupo de movimientos sociales se manifestaron en la Plaza de Mayo para exigirle al gobierno de Mauricio Macri un golpe de timón en su plan económico, rechazar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) y pedir la reapertura de paritarias, entre otros reclamos.

"El presidente de la Nación ahora está en Washington (sic). Debe tener las rodillas entumecidas", dijo Hugo Yasky , titular de la CTA de los Trabajadores y diputado de Unidad Ciudadana, en relación a la visita del mandatario a Nueva York, a donde viajó para paticipar de la Asamblea General de Naciones Unidas y transmitirle tranquilidad a los inversores y desestimar el riesgo de caer otra vez en default.

Yasky, que destacó la "amplitud" de la movilización, pidió por una nueva ley contra los despidos -luego del intento fallido de 2016, cuando el Presidente vetó lo aprobado por el Congreso-, la reapertura de las negociaciones salariales y un aumento en el financiamiento educativo, además de un mayor sostén a los jubilados.

Hugo Yasky fue el primer orador en la Plaza de Mayo y destacó la "amplitud" de la movilización
Hugo Yasky fue el primer orador en la Plaza de Mayo y destacó la "amplitud" de la movilización Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

"Es la primera vez que somos capaces, que nos animamos a convocar con esta amplitud, pero hay que decir que no va a ser la última vez. Hay que sostener la amplitud. Hay que construir el plan de lucha, la emergencia social, la laboral, la educativa", agregó el sindicalista.

Frente a pancartas que piden la renuncia de Macri y rechazan las negociaciones con el FMI, Yasky dijo que el paro de mañana será una señal para la comunidad internacional. "El paro le va a mostrar la foto de un país que les dice 'no'. ¿Quería una señal la señora [la titular del FMI, Christine] Lagarde ? La señal es esta y la de mañana. El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y la justicia social", concluyó el jefe ceteísta.

Por su parte, el referente de la CTA Autónoma, Pablo Micheli , dijo que es una "vergüenza" y una "deshonra" tener a "estos gobernantes" y aseguró que "hay otro camino" que acudir al FMI.

"Aumento de emergencia para jubilados y trabajadores, recuperar la industria nacional, prohibir los despidos de prepo", enumeró. Y agregó: "Vamos a tener que hacer uno y mil paros. Vamos a tener que hacer un esfuerzo de tolerancia porque a uno de la bronca que haya compañeros de otros sindicatos que dicen 'no me gusta tal y no voy'. Están pelotudeando. Estamos ante un gobierno que nos va a cagar a palos. Hay que juntar fuerza. Se cae este modelo económico o estos tipos se van", sostuvo el dirigente.

Miles de personas llenaron la Plaza de Mayo
Miles de personas llenaron la Plaza de Mayo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

En tanto, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, insistió con la idea de hacer "uno y mil paros" si el macrismo no cambia su estrategia económica. Palazzo es uno de los aliados del camionero Pablo Moyano , que acompañó el acto desde el escenario.

"El Gobierno le da respuesta al sector financiero pero palo y Gendarmería a los trabajadores. Si hacen falta una y mil marchas, uno y mil paros, si no hay respuesta habrá que intensificar un plan de lucha que nuclee a todos los sectores. No somos golpistas, queremos que cambien su política económica y que en 2019, por la vía diplomática, podamos decir 'sí se puede cambiar a Cambiemos'", dijo Palazzo, referente de los gremios díscolos de la CGT que no comulgan con el liderazgo del triunvirato.

El Gobierno siguió de cerca la movilización -que según los organizadores convocó a "medio millón" de personas- aunque aseguró que detrás de la protesta hubo motivaciones políticas.

"Respetamos el derecho constitucional que tienen los gremios de hacer huelga. Seguimos pensando que no es el momento adecuado, estamos haciendo un esfuerzo colectivo, empresarios trabajadores, para superar esta crisis", dijo Dante Sica , ministro de Producción y Trabajo.

El kirchnerismo tuvo presencia en la movilización. Hubo carteles alusivos a la expresidenta Cristina Kirchner en la marcha y en el escenario se leyó una carta que la jefa de la Tupac Amaru, Milagro Sala , envió desde la cárcel. "Buscan detener nuestra fuerza. No podemos sostener este estado represivo, por eso necesitamos que el Congreso no apruebe el presupuesto de hambre y miseria", dice la misiva, que leyó Daniel Catalano, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

También participaron del acto el titular de Suteba, Roberto Baradel ; la jefa de Ctera, Sonia Alesso; la presidenta de la Asociación Argentina de Actores, Alejandra Darín, entre otros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.