Suscriptor digital

Nicolás Sánchez: "Todavía nos falta mucho para ser el equipo que queremos"

Nico Sánchez, figura de Los Pumas y Los Jaguares
Nico Sánchez, figura de Los Pumas y Los Jaguares Fuente: LA NACION - Crédito: Villarpress
Alejo Miranda
(0)
24 de septiembre de 2018  • 23:59

Nicolás Sánchez no se conforma. Los Pumas están en estado de gracia, el apertura atraviesa el mejor momento de su carrera. Cuando el objetivo es estar entre los mejores, eso solo no alcanza. Por eso, redobla la apuesta.

Figura del seleccionado y los Jaguares esta temporada, goleador del Rugby Championship, máximo anotador en la historia del seleccionado argentino (marca que consiguió dos partidos atrás), el apertura tucumano se niega a dormirse en los laureles. Luego de alcanzar por primera vez dos victorias en un mismo Rugby Championship (ante Sudáfrica y Australia), el próximo desafío para los Pumas es conseguir la primera victoria en la historia ante los All Blacks. Nada menos. El sábado en Vélez se presenta una nueva oportunidad.

"Atribuyo [este momento del equipo] al trabajo y al esfuerzo que venimos haciendo desde principios de año. Pensamos que no hay casualidades, sino que todo el laburo que venimos haciendo desde el 4 de enero paga", aceptó Nico en diálogo con la prensa. "Pero sin dudas no tenemos que quedarnos con estas dos victorias. Tenemos que seguir redoblando. Los entrenadores nos dejaron en claro que hay muchas cosas por mejorar y todavía nos falta mucho para ser el equipo que queremos ser realmente. Hay varias cosas por mejorar."

En el partido de ida ante Nueva Zelanda en Nelson, Sánchez se convirtió en el máximo anotador en la historia de los Pumas, dejando atrás a Felipe Contepomi. Con los 12 puntos que le marcó a Australia en la última fecha además quedó como goleador del certamen con 54, superando los 47 de Beauden Barrett, a quien tendrá enfrente el fin de semana. Además, llegó al in-goal rival en cada uno de los cuatro partidos de este Rugby Championship.

"Trato de no mirar los números. La parte numérica no me influye en nada", dice el tucumano sin falsa modestia. Así se comportó durante toda su carrera. "Únicamente hay que estar metido en qué mejorar para el partido siguiente. Este torneo no te da respiro, y si perdés un poco el foco después lo terminás pagando. Lo más importante es pensar qué tenemos que mejorar del partido pasado para el del sábado así se ve la mejor cara de nuestro equipo en Vélez."

Así entrenan los All Blacks en la previa del partido contra Los Pumas

00:47
Video

Más allá de la frialdad de las matemáticas, Sánchez recuperó el rol protagónico que supo tener en 2015 y había perdido levemente los últimos dos años. En paralelo con la llegada de Mario Ledesma, elevó su juego a otra dimensión. A su capacidad de atacar la defensa, su puntería y su solidez en el tackle, este año le agregó una cuota de conducción, visión y generación de juego que lo ponen a la altura de los mejores del mundo en su posición.

Para Nico, la llegada del nuevo head coach fue fundamental en esta metamorfosis: "Desde principio de año tener un sistema de juego tan claro nos ayudó muchísimo a los conductores, porque cada uno sabe lo que tiene que hacer. Entonces para nosotros es mucho más fácil. El momento del equipo también ayuda un montón. El ánimo de todos los jugadores, del staff, la verdad que es muy bueno y eso realmente contagia".

¿Cuál es el activo que aportó la llegada de Ledesma? "Trajo muy buenas ideas, pero sobre todo puso algunos pilares clave en el equipo, como el trabajo, como el sacrificio, como la entrega desde el principio de año", responde Nico. "Lo que nos marcaron los entrenadores es que quieren un equipo que no tenga excusas y que únicamente trabaje. Eso se vivió desde el primer día y hoy por hoy nos sirve muchísimo".

La autoexigencia es una de las marcas de Mario Ledesma desde que asumió, algo que los jugadores tomaron de buena manera. Los resultados están a la vista. Luego del histórico triunfo en Gold Coast (hacía 35 años que los Pumas no ganaban en Australia), Sánchez fue elegido Man of the Match, pero cuando se lo consultó por ese honor negó merecerlo. De cara al partido del sábado, también puso el foco en los aspectos que deben corregir: "Uno de los puntos en que no veníamos andando bien era la defensa y en el partido pasado se mejoró. Los forwards jugaron un gran partido. Pero por ahí el juego con el pie y la salida de nuestro campo se nos hizo un poco difícil y complicado, así que ese es uno de los puntos que tenemos que mejorar, sin duda."

La clasificación a los playoffs en el Super Rugby y estas dos victorias en el Rugby Championship son dos hitos de esta gestión. El sábado, a las 19.40, irán por uno más: vencer por primera vez a los All Blacks, algo que los Pumas no consiguieron en los 27 enfrentamientos previos. Para Sánchez, una tarea posible: "Tenemos que pensar en ir pelota a pelota. Jugar cada pelota como si fuera la última, y no pensar más allá. Tratar de estar tranquilos", aclaró, al tiempo que reveló la fórmula para conseguirlo: "Tenemos que jugarles bastante parecido a como lo hicimos en Nueva Zelanda. Jugar con el pie e incomodarlos en ese punto. Y la defensa tenemos que mejorarla 100% si realmente queremos hacer un buen partido."

Los Pumas están en su mejor momento. Nicolás Sánchez, también. Ahora van por más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?