En julio, las ventas cayeron 3,8% en shoppings y 3,7% en supermercados, según el Indec

La pérdida del poder adquisitivo se notó en la retracción del consumo masivo
La pérdida del poder adquisitivo se notó en la retracción del consumo masivo Fuente: Archivo
(0)
24 de septiembre de 2018  • 16:48

Con la devaluación y la aceleración de la inflación, uno de los sectores que más se vio afectado este año es el consumo masivo. El impacto de un menor poder adquisitivo se notó en las ventas de shoppings y supermercadosm que cayeron en julio 3,8% y 3,7%, respectivamente, en comparación con el mismo mes del año pasado, según el Indec .

Las ventas en los centros de compras, relevadas en la encuesta oficial, alcanzaron un total de $7192,5 millones, lo que representa un aumento nominal de 21,3% respecto a 2017, una cifra varios puntos por debajo de la inflación estimada para el mismo periodo de 31,2%.

En los shoppings, los únicos dos rubros que tuvieron un crecimiento en el valor de sus ventas mayor a la variación de precios fueron juguetería (41,4%) y ropa y accesorios deportivos (40,1%).

En tanto, el resto de los rubros tuvo un alza por debajo del alza de los precios: perfumería y farmacia (29,7%); indumentaria, calzado y marroquinería (23,8%); patio de comidas, alimentos y kioscos (21,3%); librería y papelería (20,2%); amoblamientos, decoración y textiles para el hogar (13,9%); electrónicos, electrodomésticos y computación (3,5%), y diversión y esparcimiento (3,3%).

En los supermercados, por otro lado, las ventas a precios corrientes relevadas en la encuesta sumaron un total de $37.443 millones, lo que representa un aumento nominal del 25,9% con respecto al mismo mes del año anterior. De ese total, $29.930,5 millones (79,9%) corresponden a las grandes cadenas y $7512,5 millones (20,1%), a las medianas. Las ventas de las cadenas grandes y medianas registraron incrementos interanuales de 26% y 25,4%, respectivamente.

Los grupos de artículos con los aumentos más significativos en el valor de ventas respecto al mismo mes de 2017 son: indumentaria, calzado y textiles para el hogar (32,5%); panadería (31,9%); verdulería y frutería (30,2%), y almacén (29,9%).

En tanto, los que menos variación tuvieron fueron: electrónicos y artículos para el hogar (16,1%); alimentos preparados y rotisería (16,8%); artículos de limpieza y perfumería (19,9%); lácteos (20,8%); bebidas (27,6%), y carnes (28,8%).

Con respecto al personal ocupado en los supermercados, en julio ascendió a 91.108 asalariados, de los cuales 10.837 poseen cargos jerárquicos, lo que representa el 11,9% del total de ocupados; el 88,1% restante se compone de cajeros, administrativos y repositores, que suman un total de 80.271 ocupados.

Asimismo, los salarios brutos en el caso de los asalariados de mayor jerarquía hubo una variación porcentual de 31,2%; mientras que los "cajeros, administrativos, repositores y otros" alcanzaron una variación porcentual de 22,7% con respecto al año pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.