Eugenia Suárez posa al natural y habla de su boda con Benjamín Vicuña

A siete meses del nacimiento de su segunda hija, Magnolia, la China voló a Mykonos para protagonizar la nueva campaña de su marca de ropa
A siete meses del nacimiento de su segunda hija, Magnolia, la China voló a Mykonos para protagonizar la nueva campaña de su marca de ropa Fuente: HOLA
Sebastián Fernández Zini
(0)
24 de septiembre de 2018  • 20:15

Atrás quedaron aquellos agitados meses de armar (y desarmar) valijas, aviones y aeropuertos a ambos lados del Atlántico para acompañar a su novio Benjamín Vicuña (estuvo filmando en Madrid la cuarta temporada de la serie Vis a Vis). Ahora, nuevamente instalada en Buenos Aires, Eugenia Suárez (26) pone foco en lo que viene, que incluye su casamiento con el actor chileno. Aunque suena con fuerza que la celebración será en marzo de 2019, ella asegura que la fecha no está definida. Mamá de Rufina (5) y Magnolia (de 7 meses), la China también está a pleno con el lanzamiento de la nueva colección de su marca de ropa -China by Antolín- y los pasos que dará en televisión el año que viene. Incansable, dueña de una energía arrolladora, se anima a revelar el secreto de su éxito. "Siempre hay que buscar lo que uno quiere. Nunca fui una persona que se quede en su casa esperando que le lleguen las cosas. Me gusta ir, hacer, gestionar, hablar, proponer. Las oportunidades están y hay que salir a ver qué pasa", afirma.

-Cuando te imaginabas de grande, ¿te veías en este presente?

-Con respecto a la familia, sí. Mis amigas me dicen: "Si yo tuviera tu vida, me moriría". [Se ríe]. Ellas están en otra, recién algunas se están poniendo de novias y yo ya estoy con dos hijas, bañando a una, preparando la comida de la otra. O viajando con las dos, cargadísima en el aeropuerto, haciendo trámites. Con Benja no paramos, nos organizamos para que ninguno de los dos resigne nada a nivel laboral. Todo ese estrés me encanta. Estoy en mi mejor momento. Mi vida no fue siempre así, tuve etapas horribles, pero siempre quise tener esta paz.

-¿Aprovechaste la estadía de Benjamín en España para tu lanzamiento internacional como actriz?

-Sí, fiché para la agencia Kuranda [también representa a Héctor Alterio, Penélope Cruz y Jordi Mollá, entre otros] y en el último viaje hice un par de audiciones. Veremos qué pasa. Si pudiera elegir, Almódovar sería mi máximo sueño y trabajar con Penélope ni te digo.

En Mykonos, protagonizó la campaña primavera-verano de su marca, China by Antolín. "Antígonas", el nombre de la nueva colección, una sugerencia de Benjamín.
En Mykonos, protagonizó la campaña primavera-verano de su marca, China by Antolín. "Antígonas", el nombre de la nueva colección, una sugerencia de Benjamín. Fuente: HOLA

"AHORA ESTOY MÁS ESTABLE"

-¿Qué diferencias sentís como mamá entre Rufina y Magnolia?

-Con Magnolia me agarraron más miedos. Con Rufi estaba más relajada, quizás porque era más chica, no tenía tanta información y era como tocar de oído, todo era intuición. Ahora que Magnolia empezó a comer, estoy más pendiente de que no se ahogue, el puré, la galletita. Además, con mi primera hija me separé a los tres meses de su nacimiento y fue como criarla sola, más allá de que su papá [Nicolás Cabré] estuviera presente. Éramos sólo Rufi y yo. Ahora tengo otra estructura, estoy más estable. Son dos maternidades completamente diferentes.

-¿Qué tal es Rufina como hermana mayor?

-¡La mejor! Está más demandante, por supuesto, pero ama a su hermana. Me pide que la vaya a buscar al colegio con Magnolia porque se la quiere mostrar a sus compañeritos. Le hace upa, le da de comer.

-¿Y los hijos de Benjamín?

-También están fascinados. La aman. Además, al ser varones no sienten la competencia que puede sentir Rufi.

-¿Seguís pensando en tener más hijos?

-Sí, uno o dos más me encantaría.

-¿Alguna vez pensaste en adoptar?

-¡Es casi imposible en este país! No se puede entender la cantidad de trabas que hay. Debería ser el próximo tema a tratar seriamente. No puede ser que haya tantos chicos esperando ser adoptados. Además, sigue estando esa cosa retrógrada que es mejor dárselos a una pareja hombre-mujer. Todo obsoleto.

-Con la llegada de Magnolia, ¿redescubriste a Benjamín como padre?

-Benja es un padrazo full time, le encanta jugar con ellos, sus hijos lo aman y eso es una de las cosas que más me enamoran de él.

Celosa de la intimidad de sus hijas, la China recién en agosto de este año mostró la cara de sus hijas en las redes sociales. Primero fue el turno de Magnolia y después el de Rufina, tras haberlo consultado con Nicolás Cabré, el papá de su heredera de 5 años.
Celosa de la intimidad de sus hijas, la China recién en agosto de este año mostró la cara de sus hijas en las redes sociales. Primero fue el turno de Magnolia y después el de Rufina, tras haberlo consultado con Nicolás Cabré, el papá de su heredera de 5 años. Fuente: HOLA

Voy a diseñar mi propio traje de novia y, conociéndome, seguramente use cinco cambios
Eugenia Suárez

"Con mi primera hija me separé a los tres meses de su nacimiento y fue como criarla sola, más allá de que su papá [Nicolás Cabré] estuviera presente. Ahora tengo otra estructura, estoy más estable", afirma.
"Con mi primera hija me separé a los tres meses de su nacimiento y fue como criarla sola, más allá de que su papá [Nicolás Cabré] estuviera presente. Ahora tengo otra estructura, estoy más estable", afirma. Fuente: HOLA

LA BODA, UN MISTERIO

-Hablando de amor, ¿qué pasó con el casamiento? ¿Se suspendió?

-No, no suspendimos nada. No habíamos puesto fecha. Yo le dije a Benja: "El casamiento no es sólo ponerse de rodillas y ofrecer el anillo". Después hay que poner la fecha, organizar, pero con los viajes y este año medio enloquecido, quedó en stand-by. Sabemos que es algo que va a llegar.

-Alguien me contó que sería en marzo próximo.

-Ay, yo no estaba al tanto. ¡Ojalá! Sería una buena fecha, Magnolia tendría un año. Igual no creo que me cambie mucho el casamiento, va a ser más un festejo del amor, una unión, un ensamble, pero no es algo que yo necesite como mujer para sentirme más comprometida.

-Siempre se dijo que la boda iba a ser por estos días e iban a hacer dos fiestas, una en Chile y otra en Argentina.

-Mis amigas me presionan y me piden que sea en Argentina, pero también sería divertido hacer un viaje para casarnos. Benja tiene a todos en Chile. No sé, imaginate que se me complica organizar una fiesta, no quiero ni pensar lo que serían dos. Igualmente, como somos nosotros, es muy probable que terminemos armando todo en dos semanas.

-¿El vestido?

-Voy a diseñar mi propio traje de novia. Tengo miles de referencias buscadas y sé que no va a ser uno solo. Conociéndome, seguramente use cinco cambios [Se ríe].

-¿En qué se parecen y en qué no con Benjamín?

-Nos parecemos mucho más de lo que yo creía. Tenemos el mismo humor, nos reímos de las mismas cosas, nos miramos y nos entendemos. Nunca me había pasado con ninguna pareja tener tanta complicidad como con él. Benja tiene una personalidad que me hace bien, sabe ceder. Yo soy más dura y no quiero que nadie me cambie. ¿En qué no tenemos nada que ver? Él es mucho más diplomático que yo, llega a un lugar y habla con todos, se hace amigo enseguida, es mucho más dado que yo.

Siempre quise tener esta paz. Con Benjamín logré una complicidad que no tuve con ningún otro hombre
Eugenia Suárez

"En mi último viaje a España hice un par de audiciones. Veremos qué pasa. Si pudiera elegir, Almódovar sería mi máximo sueño y trabajar con Penélope ni te digo", confiesa.
"En mi último viaje a España hice un par de audiciones. Veremos qué pasa. Si pudiera elegir, Almódovar sería mi máximo sueño y trabajar con Penélope ni te digo", confiesa. Fuente: HOLA

SE DICE DE MÍ

-Hace poco subiste a tu Instagram unas fotos en traje de baño y muchos salieron a criticar tu cuerpo.

-Me dijeron "Adelaida, la de las lolas caidas", que no tengo cintura y no sé cuántas cosas más. Antes sufría porque no podía entender tanta maldad, ahora ya lo tengo asumido, pero no dejan de ser muy peligrosos esos comentarios. Tengo 26 años y me gusta mi cuerpo tal como es, no tengo la intención de operarme, no quiero retoques. No quiero tener la cola perfecta, ni las lolas en el cuello, pero si esa maldad la recibe una chica de 15 años, le reventás la cabeza. Yo respondo las críticas porque creo que es mi manera de poner blanco sobre negro y así relativizar todo.

-¿Qué pasó que cambiaste de parecer y mostraste a tus hijas en las redes sociales?

-Cuando viajé con Marley para su programa, hablamos mucho del tema. Él me decía que le encantaba mostrar a Mirko, que estaba orgulloso de su hijo. "China, tu mejor faceta es la de madre, tus hijas son divinas, no puede ser que no las muestres", me dijo. Yo tenía sentimientos encontrados con el tema: un día me despertaba diciendo "qué divina esta foto, la voy a subir" y después "no, me dan miedo las redes sociales". Un día estábamos con Benja y le dije: "Ya fue, voy a subir esta foto de Magnolia". "¡Qué bueno, huevón! Sí, súbela, no lo pienses!", me respondió al toque. Primero fue Magnolia y después le avisé al papá da Rufina. "Mirá, tengo dos hijas, Rufi ya tiene 5 años". Además, ella misma me pide, no hay nada que le gusten más que las fotos y las cámaras. Y así fue.

-¿Cuál fue la reacción de Nicolás?

-Todo bien. Los dos decidimos sobre nuestra hija y seguramente habrá un montón de cosas en las que él no esté de acuerdo conmigo con respecto a su educación -como yo tampoco puedo estarlo con él-, pero la idea es respetarnos mutuamente.

-¿Rufina quiere ser actriz?

-¡Sí! Cuando me acompaña a hacer las campañas, quiere posar y pone cara seria y las manos en la cintura. Yo le digo que es chica para posar así. "Mamá, no entendés, yo te copio en todo a vos. Vos posás así", me respondió. Quiere cantar, bailar. Cris [Morena] estuvo un fin de semana en Carmelo con nosotros y ya me la pidió para una tira.

-¿Dejarías que ella trabaje de tan chica como vos?

-¡Obvio! Yo tuve la mejor infancia y no cambio por nada la vida que tuve trabajando. Si a Rufi le gusta y tiene ganas, yo la apoyaría en todo.

-¿Ella se da cuenta de que tiene una madre famosa?

-Lo tiene clarísimo. No le molesta nada cuando alguien me pide una foto. Cuando era más chica, quizás sentía que le sacaban tiempo de su mamá, pero ahora lo tiene naturalizado. La noche del show homenaje a Romina Yan, me vio por primera vez sobre un escenario. ¡Le encantó! El otro día me dijo que se había traído a casa un papelito de los que tiraron al final como recuerdo. Y ayer me preguntó cuándo voy a volver a cantar.

Como dos gotas de agua. Una postal de Eugenia y su beba con la que Benjamín celebró la llegada de la primavera en su Instagram.
Como dos gotas de agua. Una postal de Eugenia y su beba con la que Benjamín celebró la llegada de la primavera en su Instagram. Fuente: HOLA

-¿Qué te gustaría que tus hijas aprendan de vos?

-La fuerza, la independencia, que nadie les diga lo que tienen que hacer, ni que nadie las pase por encima. A medida que crezcan lo van a aprender con el ejemplo.

-¿Cómo te definirías?

-Todavía me estoy conociendo. Creo que soy una mujer familiera, buena madre, trabajadora, perseverante, responsable, algo intolerante y con mucho carácter. Esto último puedo entrar en lo bueno o en lo malo de mí. [Se ríe].

-Alguna vez también dijiste que ante una discusión o cuando estás de mal humor preferís agarrar la cartera y "huir".

-Es que necesito mis espacios y reconozco que cuando estoy rayada y no me la quiero agarrar con quien no me la tengo que agarrar, me voy al supermercado, por ejemplo. [Se ríe]. Me fascina, ahí pongo la mente en blanco, no estoy pendiente del teléfono. También me encanta cocinar y hacerles a los chicos lo que les gusta a cada uno. Ahora, no me pidas que haga la cama: detesto esa tarea.

-Necesitás tus espacios, pero también te gusta eso de la gran familia y que sean muchos en la casa.

-Es la otra cara de la misma moneda.Así soy.

-Trabajar, ocuparse de la casa, la maternidad, estar atractiva. ¿se puede todo junto?

-Se puede cuando tenés alguien a tu lado que no te exige. Y Benja es así. Está atento todo el tiempo, me dice lo buena madre que soy, lo linda que estoy, nada me lo plantea como una obligación. Es un placer.

-¿Alguna vez lograremos una sociedad igualitaria entre hombres y mujeres?

-Creo que sí. Las nuevas generaciones no conciben otra forma que la igualdad. Juro que me emociona que se animen a romper con los mandatos sociales y familiares. Claramente hay gente adulta con mentes retrógradas, pero el foco hay que ponerlo en los que vienen.

-Si no fueras actriz, ¿qué serías?

-Psicóloga. Es un pendiente y en algún momento me gustaría estudiar.

-¿Te psicoanalizás?

-Voy a retomar, creo que todo el mundo debe pasar por el psicólogo en algún momento.

-¿Qué fue lo más audaz que hiciste en la vida?

-Tomar la decisión de separarme con una beba de tres meses. Mi familia siempre me apoyó, pero era algo que tenía que hacer por mi felicidad, mi salud mental y emocional. Si yo estaba feliz, mi hija también iba a estarlo.

-¿Te arrepentís de algo?

-Hay cosas que las tendría que haber dicho de otra manera. De chica era muy polvorita, pero por suerte la edad y la maternidad me están enseñando a calmarme.

La tapa de ¡Hola! Argentina de esta semana
La tapa de ¡Hola! Argentina de esta semana Fuente: HOLA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.