Suscriptor digital

Analizaron la evolución del glifosato y su metabolito principal en el suelo con diversas labranzas

El estudio del INTA fue con otras instituciones
El estudio del INTA fue con otras instituciones Crédito: INTA Cuenca del Salado
(0)
25 de septiembre de 2018  • 02:30

Investigadores del INTA Cuenca del Salado y de otras instituciones analizaron la evolución de los niveles de glifosato y su metabolito principal, AMPA, en el suelo durante el ciclo de cultivo bajo diferentes sistemas de labranza y la dependencia con las propiedades físicas, químicas e hidráulicas de los suelos.

Según los técnicos, "el estudio conjunto de la dinámica del glifosato y su metabolito principal, y la variación temporal de las propiedades físicas, químicas e hidráulicas del suelo, permitiría comprender mejor la influencia de los sistemas de labranza en su transporte, como también el riesgo de contaminación".

En este contexto, un equipo de investigadores junto a sus pares de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales (UNLP), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de la Facultad de Ciencias Exactas (UNLP) realizó un experimento para "determinar la dinámica del glifosato en un suelo bajo labranza convencional y siembra directa durante un ciclo de cultivo de soja".

La experiencia se hizo en la Chacra Experimental Integrada Chascomús (INTA-Maiba) en un ciclo de cultivo de soja RR. Durante el período estudiado se realizaron tres aplicaciones de glifosato Roundup Ultra Max (1.6kg ha-1 activo) en septiembre (antes del laboreo de la labranza convencional), en noviembre y en diciembre del mismo año. La preparación del suelo bajo labranza convencional se llevó a cabo en septiembre y la siembra de soja dos meses después.

Se tomaron muestras de la capa superficial del suelo a cuatro profundidades diferentes, determinándose textura, pH, carbono orgánico y capacidad de intercambio catiónico. Para conocer las propiedades físicas del suelo los investigadores midieron conductividad hidráulica a diferentes tensiones y la tasa de infiltración, mientras que para determinar los contenidos de glifosato y su metabolito principal, se muestrearon los primeros 40 cm de suelo y se dividieron en cuatro capas.

De acuerdo al reporte del INTA, sobre la "variación temporal de los niveles de glifosato y AMPA en el suelo y su relación con las propiedades del suelo" los resultados mostraron que el "glifosato y AMPA se retienen fuertemente en las capas superficiales del suelo".

No obstante, los técnicos del INTA alertaron que "se observó su transporte vertical, dependiendo de diferentes factores tales como los eventos de precipitación cerca de la aplicación y las propiedades físicas del suelo".

"Los análisis estadísticos indican que valores más altos de conductividad hidráulica suturada pueden llevar a una menor retención de glifosato y del AMPA en las capas superficiales del suelo, favoreciendo el transporte vertical a capas de suelo más profundas durante el ciclo de cultivo. En el experimento se notó que, en general, el transporte vertical fue más pronunciado bajo labranza convencional en comparación con siembra directa", detalló.

Según el informe, el contenido de AMPA aumentó para ambos tratamientos en las capas 1 y 2, mostrando un mayor incremento bajo siembra directa en los primeros 10 centímetros", lo que según los técnicos coincide con otros autores que mencionaron una mayor persistencia de plaguicidas en suelos con alto contenido de carbono orgánico".

Además, se ha demostrado que, "después de la absorción de herbicidas, se produce la translocación a todas las partes de las plantas de soja y el ácido aminometil fosfónico es el producto principal del metabolismo de glifosato en las hojas".

Tras la cosecha, "se evidenció la disminución de glifosato bajo el límite de cuantificación para todas las profundidades bajo labranza convencional". Esto, según los profesionales del INTA, "puede atribuirse al proceso de degradación después de la cosecha de soja, reflejado en mayores contenidos de ácido aminometil fosfónico en comparación con la fecha de muestreo anterior".

"Algunos autores mencionaron que la degradación de glifosato es significativamente más alta en labranza convencional que en sistemas conservacionistas", indicó el informe.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?