Suscriptor digital

No encuentra el equipo: Guillermo Barros Schelotto usó 22 futbolistas y 4 esquemas diferentes en los 11 partidos de Boca del semestre

Guillermo Barros Schelotto
Guillermo Barros Schelotto
Franco Tossi
(0)
25 de septiembre de 2018  • 13:04

No es novedad decir que el Boca de Guillermo Barros Schelotto no se destaca por el buen juego. Hace tiempo que no consigue plasmar una idea o una identidad en el campo. Igual, no deja de sorprender. Sobre todo en los últimos meses, en los que la billetera boquense se utilizó para tener a disposición a un plantel con nombres importantes en cada puesto. Sin embargo, la abundancia no significa nada: hay que saber trabajarla. Y esa montaña de recursos es la que parece abrumar al Mellizo, que tiene tantas figuras como rendimientos que van de discreto para abajo. El DT puede ser el mayor responsable de ese flojo nivel, aunque de todas formas, muchas veces le alcanza para que su equipo gane.

Una de las grandes razones puede estar en la manera de pensar del entrenador. Está a la vista que quiere que todos sus futbolistas tengan un lugar. Así, los cambios de un partido a otro son constantes. A tal punto que a lo largo de los once encuentros oficiales del semestre incluyó en la cancha a diez equipos diferentes, que variaron tanto en nombres como en esquemas. Y dentro de esa dinámica, el xeneize no logra consolidarse como equipo. Pagó el precio máximo el último domingo ante River, en la Bombonera.

Guillermo pareció haber tomado el pulso a esta coyuntura en un principio. En su debut post-Mundial ante Alvarado, por la Copa Argentina, y en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Libertad de Paraguay, una semana después, se repitieron los mismos diez jugadores de campo, que acaso eran considerados por los hinchas como los apellidos ideales: Jara, Goltz, Magallán y Mas conformaron la última línea; la dupla de contención se conformó con Barrios y Pablo Pérez; Pavón, Zárate y Cardona integraron el trío de volantes ofensivos, mientras que Ramón Ábila apareció como el único punta.

La importante excepción fue Carlos Izquierdoz, un pilar actual de la zaga, a quien le dieron protagonismo más adelante debido a una suspensión que debía purgar en la competencia internacional. Mal no le fue: goleada 6-0 al equipo marplatense y un sólido 2-0 ante los paraguayos.

Se trató de un momento dulce, pero ante Talleres (1-0), en el estreno de la Superliga, el DT prefirió mover piezas. Al ingreso del Cali y el cambio de esquema al 4-3-1-2, se sumaron los de Nández y Tevez en lugar de Cardona y Ábila, respectivamente, que salieron por decisión del DT. Y ocho días después, tras el viaje a Barcelona para disputar la amistosa Copa Joan Gamper, en la que decidió no seguir aceitando aquella formación inicial, ante Estudiantes (0-2) optó por un importante movimiento en la ofensiva para utilizar su esquema predilecto, el 4-3-3: el colombiano volvió a la titularidad por Carlitos y, por ende, Zárate pasó a ser el centrodelantero, un lugar en el que no se activó tampoco ante Huracán (0-0), al fin de semana siguiente.

En aquella visita al Globo se cuidaron a seis futbolistas pensando en la revancha con los paraguayos: Jara, Goltz, Mas, Pérez, Nández y Cardona. No obstante, en Asunción (victoria 4-2), los últimos dos no aparecieron. Fernando Gago, que había jugado en Parque Patricios, se mantuvo en el equipo y Darío Benedetto le ganó la pulseada al N°10 para ocupar el vacío que dejaba Sebastián Villa. Aunque, en efecto, Guillermo volvió a parar diferente a su conjunto, haciendo que el exVélez volviera a su posición de media punta/enganche. Un equipo sin dudas diferente.

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Entre otras variantes, el encuentro ante Vélez (3-0) marcó dos pautas idénticas en el ataque. Porque Benedetto y Ramón Ábila empezaron a alternar la titularidad, aunque aquello duró poco a partir del desgarro del cordobés. Entre la pequeña levantada de Tevez, tras no haber sido convocado ante Huracán, y el decaimiento futbolístico de Zárate, la competencia se emparejó e hizo lo propio con los dos: el Apache jugó ante el Fortín, Argentinos (1-0) y River; Mauro fue titular con San Martín de Tucumán (2-0) y Cruzeiro (2-0). Claro, todos esos reajustes retrataron parte de una marea de modificaciones.

Lo que se vea el jueves 4 de octubre, por la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores ante Cruzeiro, quizás tenga mucho de lo que será el mejor once; un dibujo con el que se manejará de ahora en adelante. Siempre y cuando Guillermo no mantenga esta tendencia a cambiar constantemente: muchos mostraron un buen nivel y el DT sorprendió al no mantener a varios para enfrentar al Millonario, como fueron los casos de Pérez y Zárate. Hay que hacer la salvedad de que Boca sufrió en ese partido la baja de su hombre más consolidado: el arquero Esteban Andrada era una fija en cada partido y cuyo puesto no admitía alternancias. El exLanús llegó a atajar nueve partidos consecutivos y en seis de ellos mantuvo su valla invicta, pero su actividad se truncó imprevistamente por la doble fractura de mandíbula ante Cruzeiro.

El superclásico expuso lo lógico: por más jerarquía que Boca ostente, con tanto alboroto en el equipo será difícil que el xeneize muestre otra cara. Si no se asienta con sus mejores hombres, tendrá motivos para preocuparse pensando en que en el tramo final de la Libertadores y la Copa Argentina. Puede chocar contra equipos -como River-, que no lo perdonarán.

Los cambios de nombres y de formaciones del Boca de Guillermo en el semestre

(1/8) Vs Alvarado (4-2-3-1): Andrada; Jara, Goltz, Magallán, Mas; P. Pérez, Barrios; Pavón, Zárate, Cardona; Ábila.

(8/8) Vs Libertad (4-2-3-1): Andrada; Jara, Goltz, Magallán, Mas; P. Pérez, Barrios; Pavón, Zárate, Cardona; Ábila.

(12/8) Vs Talleres (4-3-1-2): Andrada; Jara, Izquierdoz, Magallán, Mas; Nández, Barrios, P.Pérez; Zárate; Pavón y Tevez.

(20/8) Vs Estudiantes (4-3-3): Andrada; Jara, Izquierdoz, Magallán, Mas; Nández, Barrios, P.Pérez; Pavón, Zárate y Cardona.

(26/8) Vs Huracán (4-3-3): Andrada; Buffarini, Balerdi, Magallán, Olaza; Gago, Barrios, Almendra; Villa, Zárate y Pavón.

(30/8) Vs Libertad (4-3-1-2): Andrada; Jara, Goltz, Magallán, Mas; Gago, Barrios, P.Pérez; Zárate; Pavón y Benedetto

(2/9) Vs Vélez (4-2-3-1): Andrada; Jara, Goltz, Magallán, Olaza; Nández, Barrios; Pavón, Tevez, Cardona; Ábila.

(7/9) San Martín de Tucumán (4-3-1-2): Andrada; Jara, Goltz, Magallán, Olaza; P.Pérez, Gago, Almendra; Zárate; Cardona y Benedetto. Convocados a sus respectivas selecciones: Pavón (Argentina), Nández (Uruguay), Barrios y Villa (Colombia).

(15/9) Vs Argentinos (4-4-2) : Andrada; Buffarini, Izquierdoz, Goltz, Mas; Villa, P.Pérez, Almendra, Cardona; Tevez y Benedetto.

(19/9) Vs Cruzeiro (4-4-2): Andrada; Jara, Izquierdoz, Magallán, Olaza; Nández, Pérez, Barrios, Pavón; Zárate y Benedetto.

(23/9) Vs River (4-2-3-1): Rossi; Jara, Izquierdoz, Magallán, Mas; Barrios, Almendra; Nández, Tevez, Pavón; Benedetto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?