Suscriptor digital

La esencia All Black: secretos de cómo se forman los cracks

Jorge Búsico
Jorge Búsico PARA LA NACION
Los All Blacks y el tradicional Haka
Los All Blacks y el tradicional Haka Fuente: AP
(0)
25 de septiembre de 2018  • 23:59

"Ningún equipo ha ganado tanto; ningún equipo tiene tanto por perder", realza el documental All or Nothing estrenado recientemente por Amazon Prime y que se mete en las vísceras del seleccionado que fue el primero en obtener el premio Príncipe Asturias y el único que repite en la lista de los 16 equipos más grandes en la historia del deporte elaborada por el periodista estadounidense Sam Walker en su libro Capitanes. Son los All Blacks. Los All Rugby. Y están aquí nuevamente.

"¿Cómo me manejo en público. Es fácil: exactamente como soy en privado". El que responde es Richie McCaw, el ex capitán y el único en esa condición que levantó dos Copas del Mundo. El testimonio está en el libro Legado, de James Kerr. "Líderes crean nuevos líderes", agrega el escritor, quien reproduce un concepto de Gilbert Enoka, coach de aptitudes mentales del seleccionado neozelandés, clave para entender cómo se muestran los jugadores de los ABs cada vez que salen de gira: "Si llegas a los All Blacks y sucumbes a la presión de los pares, si haces las cosas porque otros quieren que las hagas, si no tienes una buena base.quedas expuesto. Si el único bloque que tienes es el rugby, colapsarás".

Así entrenan los All Blacks en la previa del partido contra Los Pumas

00:47
Video

Los All Blacks son atracción en esta semana por las calles y los rincones de Buenos Aires, la ciudad que los recibió por duodécima vez. Nunca fueron a otra sede en los 14 test-maches que jugaron hasta ahora con los Pumas, pasando por los estadios de Ferro Carril Oeste, Vélez Sarsfield, River Plate y el Único de la Plata. Siempre con entradas agotadas varios días antes. Incluso aquel octubre de 1976, en Caballito, cuando en el país poco y nada se sabía del rugby neozelandés, pero sí había euforia por ver a un seleccionado argentino que venía de estar a un minuto de vencer al famoso Gales de los 70, considerado el mejor equipo de la historia junto a estos All Blacks de la última década.

Varias son las vitaminas que forman el combo para que los All Blacks cautiven a cada lugar que vayan. Ya no es solo el Haka, la danza maorí que apela a los ancestros, que amplía los partidos a algo más de 80 minutos y que fue revitalizada en la década de 1980 por Buck Shelford, tan magistral capitán y tercera línea como McCaw y ahora Kieran Read. Los Hombres de Negro han hecho del juego un arte. No hay otro seleccionado que lo refleje del modo tan simple, vistoso y contundente como el neozelandés.

¿Y cómo además atraviesan los All Blacks la historia de los Pumas? Es la única materia pendiente. En 31 test-matches, solo una vez no pudieron ganar los bicampeones del mundo: el de 2 de noviembre de 1985, cuando en Ferro empataron en 21. Fue aquella tarde en que la primera línea del pack (Diego Cash, Alejandro Cubelli y Fernando Morel) entró al ingoal y cuando estaba por asestar un try scrum, a Ernesto Ure se le cayó la pelota. Hubo otra vez en la que se estuvo a un minuto del triunfo (la noche del Corralito en 2001, en el Monumental) y una, no tan recordada, en Vélez, en junio de 2006 (19-25).

Después hubo un paréntesis hasta los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2011. Y un continuado a partir del año siguiente, con el ingreso de los Pumas en el Rugby Championship. En ese lapso se registraron nada menos que 14 tests entre ambos.

A 42 primaveras de aquella primera vez, los All Blacks están de nuevo en la Argentina y se renueva el sueño de poder ganarles. El seleccionado argentino viene entonado mentalmente y en el juego, pero debería hacer un partido perfecto y encontrar al rival en el modo errático y hasta displicente que mostró en la derrota de hace una semana y media con los Springboks, en su propia casa. Y es muy difícil que los ABs tengan dos partidos seguidos así. No ha ocurrido desde que empezó el camino de la reconstrucción tras el fracaso en Francia 2007. Están aquí y es un lujo. Es como tener a la Fórmula 1, a la NBA o a Tiger Woods. No hay ningún equipo igual.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?