Suscriptor digital

Enzo Pérez: la charla con Cardona después de la agresión y la cámara que lo siguió todo el superclásico

Enzo Pérez y Cardona hablan después de un fuerte cruce
Enzo Pérez y Cardona hablan después de un fuerte cruce Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
25 de septiembre de 2018  • 20:33

El 22 de febrero de 1986 nació el primer hijo del mendocino Carlos Pérez, quien por aquel entonces tenía 29 años y trabajaba como albañil, pese a que alguna vez fue un talentoso volante de Deportivo Maipú y soñó con ganarse la vida siendo jugador de fútbol. A la hora de elegir un nombre para su hijo, no dudó: Enzo, como su ídolo Francescoli. Hoy, Enzo Nicolás Pérez cumple el gran anhelo de su padre y disfruta como nadie el día a día como futbolista de River , club del que es hincha él y toda su familia. Claro, hoy quizás más que otros: el regreso a los entrenamientos tras la victoria 2-0 ante Boca del domingo por la Superliga .

"Estoy contento por el triunfo y por todo lo que vivimos en el clásico. Acá el entrenador manda un mensaje muy claro hacia abajo y nosotros tratamos de captarlo. A partir de ahí, queremos seguir logrando cosas importantes como fue el clásico. Pero queda ahí, como hubiera pasado si nos tocaba perder. Son tres puntos importantes porque fortalecen al equipo. Ahora hay que dejarlo atrás y pensar en lo que viene: primero la Superliga y después la Copa", destacó Enzo en una jugosa rueda de prensa tras un superclásico especial para él: visitó por primera vez la Bombonera con la camiseta millonaria y fue protagonista excluyente por la agresión que sufrió de parte de Edwin Cardona y por una polémica frase tras el encuentro que generó un fuerte rebote.

Había una cámara que me seguía en el festejo para todos lados. Era impresionante. Yo le decía: dejá de seguirme que no voy a mandarme ninguna, eh, voy a festejar solamente
Enzo Pérez

A los 42 minutos del primer tiempo, Pérez fue a marcar desde atrás a Cardona, quien había recién había ingresado. Pero el colombiano no dejó que la acción siguiera: le pegó un fuerte codazo en el rostro, que el árbitro Mauro Vigliano solo sancionó con tarjeta amarilla. ¿Qué se dijeron los jugadores? En la transmisión televisiva se pudo apreciar cómo el mediocampista de River le repetía a los gritos al de Boca la frase "¡¿Me pegaste o no me pegaste!?". Hoy quedó todo aclarado.

"Hablamos un poco, fue muy buena onda después del manotazo. Me dijo que me venía a pedir disculpas pero yo en ese momento no lo escuché. Fueron 10 segundos y quedó todo ahí. El árbitro cometió errores para los dos equipos y no tuvo nada de influencia en el resultado", aclaró el mendocino y luego rememoró lo situación vivida en el clásico del año pasado en el Monumental, cuando simuló un golpe y Cardona se fue expulsado: "Las dos fueron errores. La anterior no era para roja y en esta se tuvo que ir expulsado".

Tras todo lo que se había generado en la semana previa por la declaración de Lucas Pratto sobre que River tenía más carácter que Boca, el volante millonario separó las cosas y manifestó que más allá de esa situación fue un clásico con calma: "El clásico fue tranquilo, salvo lo que pasó en el último momento, pero se separaron y quedó todo ahí. Nosotros nos quedamos festejando, ellos saludaron a su gente y se fueron tranquilamente. A veces se quieren inventar cosas que no tienen nada que ver a lo que fue el partido. Yo trato de sacarme el cassette y transmitir lo que uno siente".

Conocido por su fuerte temperamento, que muchas veces le juega una mala pasada -tal como sucedió en la pequeña pelea con Ricardo Centurión en el duelo con Racing de la Copa Libertadores que le costó dos fechas de suspensión-, Enzo sabía que las luces iban a estar posadas en él. Y se dio cuenta: una cámara lo siguió exclusivamente durante los festejos.

"Había una cámara que me seguía en el festejo para todos lados. Era impresionante. Yo le decía: dejá de seguirme que no voy a mandarme ninguna, eh, voy a festejar solamente (risas). Me seguía porque seguramente le habían dicho y estaban esperando algo", comentó, entre risas, y luego también dejó en claro su sentimiento por River tras una extraña y fallida frase que dejó mucha tela para cortar en las redes sociales -"acá se vive diferente a nuestra cancha, gritan, alientan", dijo-.

"Los que me conocen saben perfectamente lo que es para mí el club y lo que siento. La pregunta estaba referida a lo diferencia entre Europa y acá. Lo aclaré después del partido para que no se haga una ola más extensa. Por más que diga o deje de decir... las redes sociales han tomado una fuerza en la sociedad... van a editar, sacar memes, cualquier cosa", contó, soltando nuevamente una carcajada y desdramatizando la situación. "Es un tema terminado, el hincha de River sabe lo que es este club para mí y para mi familia. El que no me quiera creer es su problema. En todo este tiempo he hecho saber el cariño que me tiene a mí al gente desde el primer momento que pisé el club. Estoy totalmente agradecido".

Además, destacó el apoyo que recibió por parte de los hinchas millonarios ante el revuelo que tomó su declaración: "Ustedes se pueden imaginar la cantidad de mensajes que me han llegado de gente de River que no tenía que aclarar nada. Yo en ese momento me paré nuevamente a hablar y no me había dado cuenta. Cuando llegué a mi casa, mi hermano me preguntó qué había pasado... y para desactivar la bomba fue lo que posteé en Instagram. Ya está, seguir hablando de algo que no tiene sentido no vale la pena".

Sin poder estar el próximo martes ante Independiente por la sanción recibida, Enzo vivirá una vez más la serie desde afuera: "Se sufre muchísimo más. Lo sufrí en la ida como a todos los que nos tocó quedar afuera y acompañar al equipo. Pero a la vez tengo tranquilidad por lo que demostraron en los primeros 90 minutos. Hicieron un muy buen partido, casi a la perfección. Nos faltó el gol, fue muy dinámico de las dos partes. Y como dijeron los dos técnicos: para el que lo vio por tele fue un partidazo, de ida y vuelta, muy cambiante. Ojalá que en la revancha podamos sacar esa ventaja que hemos sacado siempre en el Monumental para pasar de ronda"

El posible equipo para visitar a Lanús y la recuperación de Pity y Nacho Fernández

En la práctica, el técnico Marcelo Gallardo dispuso a nueve jugadores en un trabajo técnico-táctico en espacios reducidos contra la reserva. Allí, los elegidos fueron: Germán Lux; Jorge Moreira, Luciano Lollo, Lucas Martínez Quarta; Camilo Mayada, Bruno Zuculini, Nicolás De La Cruz; Rodrigo Mora e Ignacio Scocco.

Mientras tanto, aquellos que fueron titulares el domingo ante Boca y ayer tuvieron día libre realizaron tareas regenerativas y cerraron la práctica con trabajos de fuerza en el gimnasio. Alejado del resto estuvo Gonzalo "Pity" Martínez, luego de salir lesionado en la Bombonera por una molestia muscular en el isquiotibial izquierdo: trotó aparte y luego pasó a kinesiología.

Algo similar ocurrió con Ignacio Fernández, quien se repone de la misma molestia que su compañero y no pudo estar ante Independiente y Boca: realizó actividades con menor carga física y el cuerpo médico del plantel trabaja para que su regreso se produzca el martes que viene frente al Rojo por la Copa Libertadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?