Suscriptor digital

Etiquetas de los alimentos: qué significa cada ítem y a qué prestarle atención

Fuente: Archivo - Crédito: Enrique Villegas
José María Costa
(0)
25 de septiembre de 2018  • 18:06

Mientras se discute la implementación del etiquetado frontal de los alimentos, la gran mayoría de las personas no sabe cómo leer e interpretar la información que viene en los envases.

"Tengamos en cuenta que las etiquetas sirven para tomar mejores decisiones que pueden afectar la salud a largo plazo", dijo a LA NACION Analia Moreiro, licenciada en Nutrición. Su colega, Marisa Canda agregó: "Toda la información es importante. Si hablamos de una alimentación saludable todo lo es. Podemos hacer foco, depende del tipo de producto, en algo. Por ejemplo, en las grasas, que están determinadas en tres tipos de puntos: totales, saturadas y las trans. En ese caso, hay que tratar que tenga la menor cantidad de grasas trans".

Ambas profesionales explicaron a LA NACION qué significa cada ítem y cómo se debe leer la etiqueta de un alimento:

Tamaño de la porción: siempre se indica a cuánto equivale una porción y la cantidad total de porciones por envase. La información nutricional de la etiqueta se da por porción y, en algunos casos, también se da por cada 100 gramos.

Lo que se utiliza es una nomenclatura, donde las porciones pueden ser varias por alimentos y basarse en unidades o gramos. También puede ser una "medición casera" como una tasa, o una cuchara. Esa es la referencia para el consumidor.

Valor energético: se refiere a la cantidad de calorías que aporta una porción. Viene expresado en kilocalorías (Kcal) ó kilojoules (KJ).

Contenido de macronutrientes: se refiere a los carbohidratos, proteínas y grasas. Estos nutrientes aparecen en las etiquetas de mayor a menor, es decir que en primer lugar se menciona al que se encuentra en mayor proporción dentro del alimento.

En el caso de las grasas, pueden aparecer como grasas totales y también se especifica qué tipo de grasas contiene el alimento (saturadas, insaturadas, trans). Hay que aclarar que las grasas saturadas y las trans son grasas cuyo consumo en exceso es perjudicial para la salud. Se las conoce también como aceites parcialmente hidrogenados.

Con respecto a los carbohidratos, también se pueden especificar de manera total y si contiene almidón, fructosa, maltodextrina o azúcares agregados. Si se busca limitar el consumo de grasas o azúcares, es importante leer la etiqueta y comparar con alimentos similares que los contengan en menor proporción.

Contenido de micronutrientes: se detalla la cantidad de vitaminas y minerales que contiene el alimento. Dentro de los minerales es importante ver la cantidad de sodio, ya que su consumo en exceso es perjudicial para la salud. El mismo debe aparecer en todas las etiquetas.

Hay mucha diferencia de un mismo alimento en el sodio, por eso es importante la comparación de un mismo producto de diferentes marcas.

Fibra alimentaria: se puede definir como la parte comestible de los vegetales que resisten la digestión y posterior absorción en el intestino. Consumir fibra es beneficioso para mantener el ritmo intestinal, reducir el colesterol o mantener los niveles de glucemia.

Colesterol: suele aparecer detallado aparte de las grasas. Es bueno comparar alimentos para elegir aquellos que contengan menos.

Porcentaje de Valor Diario Recomendado: este valor aparece como una columna paralela y sirve para determinar qué porcentaje de nutriente tiene una porción de alimento en relación a su dieta total diaria. Puede ayudar a determinar si un alimento es alto o bajo en determinado nutriente. Si tiene menos de 5% es bajo y si tiene de 20% en adelante es alto. Esto será bueno o malo según si conviene consumir el nutriente en mayor o menor cantidad.

Son valores de referencia de una dieta de 2000 calorías. Pueden ser mayores o menores a las necesidades energéticas de una persona. También está el valor diario recomendado para una dieta de referencia. Ese porcentaje es para mantener una alimentación saludable y equilibrada.

Ligth no significa dietético

Ante la consulta de si light o dietético es lo mismo, Canda diferenció: "Hay confusión en los consumidores respecto a estas palabras que se pusieron de moda. Se relacionan términos dietéticos con un producto, pero cada palabra tiene un objetivo distinto".

"Un alimento dietético es aquel que fue modificado en su composición original para que sea más saludable o esté reducido en alguno de sus componentes. Dietético no significa que sea reducido en su valor calórico", dijo la profesional y agregó: "Light, bajo, reducido, liviano, puede estar aplicado a diferentes componentes. Es 'bajo' en algo. Bajo en algún componente. Por ejemplo, puede ser bajo en carbohidratos, en azúcares, en grasas totales, en colesterol o sodio. Esto es diferentes a dietético".

Por su parte, Moreiro añadió: "Si buscamos mejorar la calidad de nuestra alimentación, no se debe pasar por alto la información nutricional. Hay casos en donde los envases anuncian en letra grande textos como '0% colesterol' ó 'sin azúcar agregado', esto puede generar confusión dado que un alimento puede ser 0% colesterol pero no reducido en grasas, por lo tanto puede confundir por ejemplo a alguien que busca un alimento para bajar de peso. Lo mismo sucede con el ejemplo de sin azúcar agregado, lo cual quiere decir que no agregaron más azúcares de los propios que contiene el alimento, pero puede seguir siendo un producto con alto contenido de carbohidratos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?