Qué es el vértigo y en qué se diferencia del mareo común

El "vértigo posicional paroxístico benigno", un cuadro que se prolonga por hasta 60 segundos, durante los cuales la persona siente que gira o que gira todo lo que tiene a su alrededor
El "vértigo posicional paroxístico benigno", un cuadro que se prolonga por hasta 60 segundos, durante los cuales la persona siente que gira o que gira todo lo que tiene a su alrededor Fuente: Archivo
Nora Bär
(0)
26 de septiembre de 2018  • 09:37

Hace 60 años (en 1958) se estrenaba la película de Alfred Hitchcock Vértigo, una de las más analizadas de todos los tiempos. El film tiene una trama detectivesca teñida de locura, pero para miles de pacientes que están muy lejos de las obsesiones del maestro del suspenso y el thriller psicológico, el vértigo es una molesta sensación que se presenta en su vida diaria al agacharse o girar la cabeza.

"Este tipo de vértigo es el más común en la población adulta, especialmente en las mujeres", -explica la doctora Gabriela Ferretti, neuróloga y vicepresidenta de la Asociación de Peritos de la Salud de la Ciudad de Buenos Aires (Aperca)-. Hay que distinguirlo del mareo, que es una sensación de inestabilidad y puede producirse por una contractura vertical. A diferencia de este último, el vértigo benigno no tiene relación con el estrés".

Este tipo de vértigo es el más común en la población adulta, especialmente en las mujeres
Gabriela Ferretti (Neuróloga)

Se estima que este cuadro es el segundo motivo por su frecuencia en la consulta neurológica. Lo padecen entre un 6 y un 10% de los adultos mayores de 60 años. "Puede ser de causa central o periférica -detalla Nora Fernández Liguori, neuróloga del Hospital Tornú-. El de causa periférica (benigno) se produce porque se tapan los conductos del oído por micropartículas".

El "vértigo posicional paroxístico benigno", un cuadro que se prolonga por hasta 60 segundos, durante los cuales la persona siente que gira o que gira todo lo que tiene a su alrededor
El "vértigo posicional paroxístico benigno", un cuadro que se prolonga por hasta 60 segundos, durante los cuales la persona siente que gira o que gira todo lo que tiene a su alrededor Fuente: Archivo

Es generado tras un movimiento repentino de la cabeza, como inclinarla hacia arriba o hacia abajo, al acostarse o levantarse, al girar la cabeza bruscamente, al flexionarla para colocarse los zapatos o al extender el cuello para buscar algo en algún lugar elevado.

Además de causas mecánicas, pueden desencadenarlo infecciones de oído y traumatismos de cráneo, afirma Ferretti, y en ocasiones está acompañado de náuseas o vómitos

El diagnóstico es clínico y por lo general no requiere tratamiento farmacológico con sedantes vestibulares, sino que puede corregirse con lo que se conoce como "maniobra de Epley", una técnica de reposicionamiento que consiste en realizar determinados movimientos con la cabeza para "acomodar" esas partículas en el oído

El diagnóstico es clínico y por lo general no requiere tratamiento farmacológico con sedantes vestibulares, sino que puede corregirse con lo que se conoce como "maniobra de Epley", una técnica de reposicionamiento que consiste en realizar determinados movimientos con la cabeza para "acomodar" esas partículas en el oído. "Estos ejercicios pueden aliviar hasta el 80% de los casos de vértigo benigno -destaca Ferretti -. Pero aunque se trata de un tratamiento simple, debe ser realizado por un médico, fisioterapeuta o personal de la salud especialmente entrenado".

Otras causas de vértigo son la neuronitis vestibular (inflamación del nervio que transmite la información del laberinto al cerebro), la enfermedad de Ménière (ataques recurrentes de hasta 24 horas asociados con disminución de la audición), insuficiencia vertebrobasilar (trastorno circulatorio del territorio posterior de la cabeza) y el asociado con la migraña.

Por: Nora Bär

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.