El mercado primero se sobresaltó y luego quedó a la expectativa, a la espera del acuerdo con el Fondo

El dólar, que había arrancado con fuerte alza, la recortó a menos de la mitad; bonos y acciones transformaron pérdidas en ganancias
El dólar, que había arrancado con fuerte alza, la recortó a menos de la mitad; bonos y acciones transformaron pérdidas en ganancias Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Javier Blanco
(0)
26 de septiembre de 2018  

Otra devaluación del peso, aunque inferior a la que amagó al comienzo de la jornada, y un final con mayoría de rebotes para los activos argentinos más negociados en el exterior fue el saldo de la jornada de negocios en la que se conoció la renuncia de Luis Caputo a la presidencia del Banco Central (BCRA) y su reemplazo por el hasta ahora viceministro de Hacienda Guido Sandleris.

Al saldo casi inocuo, en términos de mercado, se llegó porque los inversores expuestos al riesgo argentino superaron con el correr del día los temores que les generó el sorpresivo recambio y dejaron a la vista con sus apuestas de negocios que quedaron a la expectativa.

Análisis: cómo reaccionaron los mercados y el gobierno tras la renuncia de Caputo

1:50
Video

Tal vez lo hicieron porque Sandleris es un interlocutor de buena sintonía con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) . "Después de todo, era público ya que Toto [como aluden a Caputo en el mercado] estaba a los codazos con el FMI, así que esto bien puede interpretarse como que el acuerdo superó el último escollo para ser firmado", explicó un operador bancario, al opinar sobre el cambio de clima intradiario.

Pero la coincidencia es que ese cambio se produjo más especialmente porque desde la comitiva gubernamental instalada en Nueva York y el propio organismo se dejó trascender que hoy se confirmará el nuevo acuerdo entre la Argentina y el FMI en términos que se describieron como beneficiosos para que la administración Macri pueda completar sin sobresaltos su mandato.

Aun así, lo concreto es que la rueda de negocios, especialmente en lo cambiario, no fue sencilla.

Con la renuncia de Caputo oficializada minutos antes del comienzo de las operaciones, el dólar no tardó en entrar en ebullición y en colocarse, otra vez, por encima de los $40 para la venta al público, avanzando poco más de $2 (+4%) en el día.

Solo en la última parte de la rueda comenzó a desandar parte de ese camino, ayudado en alguna medida por las señales que el BCRA dio al mercado interviniendo en futuros.

Fidanza: "En los hechos, la política económica de aquí en adelante viene del FMI"

3:41
Video

Así cerraría el día con un aumento promedio de 70 centavos (subió de $38,18 a 38,88 en promedio, según el relevamiento oficial), lo que supone otra devaluación del 1,73% para el castigado peso argentino.

"Con Caputo se fue el defensor de la intervención cambiaria, pero a la vez parece facilitada la firma del acuerdo con el FMI", interpretó el economista Hernán Hirsch, de FyEConsult. "Esto deja una alta probabilidad de ir hacia un acuerdo clásico con el FMI, que sumará como metas los agregados monetarios y piso de reservas", agregó.

"Hubo intensa actividad oficial en los mercados de futuros, tal vez por las limitaciones que la plaza de contado tenía por el paro. Eso fue lo que hizo que el dólar mayorista vendedor, que había tocado máximos de $39,30 por unidad, cayera hasta los $38,10 de cierre", describió Gustavo Quintana, de PR Cambios.

"El paro general influyó en la operatoria, ya que muchas oficinas operativas de comercio exterior no funcionaron. Por eso buena parte de la actividad se volcó a los contratos de futuros, que negociaron el equivalente a US$777 millones, contra los US$245 millones operados en contado", explicó por su parte Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

El brote de nerviosismo que se dejó ver en la plaza cambiaria, pese a su acotada actividad, tuvo su correlato con una ola de ventas que afectó en la primera parte del día a las acciones y los bonos de la deuda argentina más operados en el exterior.

Así, el mercado pasó de mostrar retrocesos generalizados del 1% promedio entre los bonos a cerrar con avances del 1% promedio en las cotizaciones. Cuenta de ello dio el camino que siguió en la jornada la tasa de riesgo país, que tras haber llegado a escalar hasta los 621 puntos antes del mediodía quedó al final del día en 596 puntos, con un retroceso del 2,8% respecto de su cierre previo.

"Lo que muestran estas idas y venidas es que el mercado reaccionó mal ante la salida intempestiva de Caputo, pero fue retomando cierto optimismo a lo largo del día", evaluó el analista Alejandro Henke, director de Proficio Investment. "Ahora quedará ver cómo se toman los anuncios de mañana [por hoy], aunque la expectativa ahora pasó del monto del refuerzo al acuerdo a las definiciones sobre política monetaria que firmará y deberá ejecutar Sandleris", prosiguió.

"Con la noticia del final de Caputo, seguramente por el timing del anuncio, el mercado reaccionó de forma muy pesimista: se corrieron los vendedores mayoristas del dólar y los ADR argentinos -en especial los de bancos- tuvieron una caída del 9% en promedio, con lo que todo parecía encaminarse a un ajuste repentino después del ya conocido rally de la semana pasada. Con el pasar de las horas, y al conocerse quién estaría al frente del BCRA y su alineación con el programa monetario que se está negociando en Nueva York, los bonos se estabilizaron, el tipo de cambio desaceleró y las acciones pasaron a terreno positivo", describió Emiliano Cabrera, operador de acciones de Balanz Capital.

El vuelco en el clima fue más evidente en el comportamiento de los papeles de los bancos locales en Wall Street, que tras llegar a hundirse hasta 9% cerraron el día con avances del 5 al 6% en los casos del Francés, el Galicia y el Supervielle.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.