Los libros de Sandleris predestinaron su llegada al Banco Central

José Del Rio
José Del Rio LA NACION

Editorial José del Rio

16:02
Video
(0)
25 de septiembre de 2018  • 23:50

Escuchá la columna en formato podcast

A continuación, sus principales conceptos:

  • Imaginate que un presidente viaja a otro país para seducir inversores y que mientras lo intenta, en las noticias se dice que hay un paro general en su país, donde en los últimos cinco meses hubo interlocutores que son los que negocian y que han ido cambiando. Primero, el extitular del Banco Central Federico Sturzenegger , que rubrica la firma; luego, Luis Caputo , que se va tres meses después de ausmir. ¿Qué dijo el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne? Que no fue el Central el que negoció, sino que lo hizo el ministerio que él maneja. El propio FMI , según palabras cercanas a la cartera de Dujovne, era el que pedía otra política para el Banco Central
  • En esa mesa chica en la que faltaban mujeres -según supo marcar la propia Christine Lagarde - estuvo siempre Guido Sandleris , la cara que vas a tener que empezar a conocer. Un hombre de bajo perfil, exprofesor de la Universidad Torcuato Di Tella , que actuaba como sucesor del vicejefe de Gabinete Sebastián Galeani, quien regresó a las huestes académicas
  • Sandleris tiene una particularidad que nunca estuvo mejor para los tiempos que corren: los tres títulos de los libros que escribió -que están pensados para chicos- poseen un paralelismo con lo que sucedió hoy. Uno de ellos se llama Por la camiseta: hoy Macri dijo que lo que hizo Caputo fue un gesto patriótico, es decir, que lo hizo "por la camiseta"
  • El segundo de sus libros se titula Por los puntos, nunca mejor puesto: lo que hace el Gobierno actualmente es pelear los puntos de la tasa que hoy hacen inviables a las pequeñas y medianas empresas; los puntos del dólar , que hoy tiene una cotización que carece de previsibilidad para la mayoría de las pymes; y se pelean los puntos de los encajes del Central y de la Argentina, que negocia un acuerdo con el Fondo
  • El tercero de sus libros se llama Al mundial. La relevancia, en este caso, se da porque el mundo ve a la Argentina mejor que como la vemos nosotros: por una cuestión política, al mundo no le viene bien un fracaso de la economía argentina porque ven el riesgo del regreso del populismo; y el mundo, también con el acuerdo que se va a anunciar hoy, trata de revalidar la confianza en un país que varias veces ya no honró esa confianza
  • A Sandleris lo apodan "el perro". En la UBA militó en TNT, una agrupación política llamada Tontos pero No Tanto; con esa agrupación se hizo famoso el exministro de Economía del kirchnerismo Axel Kicillof , ellos se conocieron allí. Es fanático de Boca y hace un tiempo, irónicamente, dijo que su sueño era tener a Diego Maradona en el billete de 10 pesos. Hoy le decían: "Convertite en héroe, porque ahora podes hacerlo"
  • Sandleris es de extrema confianza de Dujovne. Se conocen hace más de 20 años y coinciden en la forma en la cual tiene que ser la política monetaria del país. Lo que el ahora titular del Central del organismo debería hacer es: primero, dar mayor previsibilidad; segundo, dar un marco al dólar que no sea el de ahora, donde no se sabe a cuánto, cómo, ni dónde va a estar; tercero, poner límite a la inflación, pero no con una meta inviable, sino con la realidad de una política monetaria que muchos olvidan
  • Por último, Sandleris debería sellar el acuerdo con el Fondo de la manera que puede ser políticamente cumplible, porque ayer, Mauricio Macri dio una entrevista donde dijo estar dispuesto a candidatearse nuevamente. Hoy parece que las encuestas no están tan a favor de una reelección, y ese es el desafío del Gobierno actual; la economía está paralizada
  • El desafío más grande que tiene el actual gabinete económico pasa por la confianza, y lo que ocurrió ayer la mina. No era así como querían anunciarlo, en pleno día de paro. ¿Y porqué sucedió? La decisión la tomó Caputo y dijo que se iba hoy, a pesar del paro. Dujovne, le dijo: "Si te queres ir hoy, andá". Los mercados y el dólar arrancaron nerviosos. El dólar comenzó a subir y luego se estabilizó
  • Hace 15 días que el Presidente ya sabía que Luis Caputo iba a renunciar al Banco Central. El ahora exfuncionario le había advertido a Mauricio Macri que la decisión estaba completamente tomada, que él había decidido dar un paso al costado. Lo que no está tan claro es el porqué
  • En una entrevista realizada hace tres semanas en el Congreso del IAEF -que fue la última entrevista que dio Caputo-, le pregunté si era cierto el rumor que circulaba sobre una supuesta pelea entre él y Nicolás Dujovne. El ahora extitular del Central la negó
  • En esa charla, Caputo también habló de la herencia recibida, pero no la de los K, sino la de Federico Sturzenegger, que le dejó firmado con el FMI un acuerdo que no le permitía al titular del BCRA intervenir para comprar y vender dólares como quería hacerlo
  • Después empezaron las conversaciones con el Fondo que le permitieron a Caputo jugar de otra manera. Esas jugadas, más al estilo trader -como dicen sus "enemigos" dentro del ministerio de Hacienda- no le gustaban a Dujovne, que decía que lo que necesitaba el país era mayor previsibilidad
  • Después empezaron varios choques que tenían que ver con el anuncio que se va a formalizar mañana del FMI, ¿cuánta es la plata que se va a anunciar? ¿Va a ser el anticipo de lo acordado o va a ser una cifra de 20 mil millones de dólares como se filtraba desde las huestes del Banco Central?

LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.