El mensaje del Papa al foro interreglioso del G-20: "Enfrentamos situaciones que amenazan el futuro de la humanidad"

Francisco llamó a dialogar para encontrar soluciones a los problemas actuales
Francisco llamó a dialogar para encontrar soluciones a los problemas actuales Fuente: AFP - Crédito: Tiziana Fabi
Elisabetta Piqué
(0)
26 de septiembre de 2018  • 09:18

ROMA.- El papa Francisco envió hoy un mensaje a los participantes del Forum Interreligioso G20 que comienza en Buenos Aires , en el que recordó que "cualquier intento de buscar un auténtico desarrollo económico, social o tecnológico ha de tener en cuenta la dignidad del ser humano, la importancia de mirar a cada persona a los ojos y no como un número más de una fría estadística" e invitó a las diversas religiones un "diálogo constructivo para encontrar, entre todos, las mejores soluciones a los problemas que nos afectan a todos".

En el mensaje, difundido por la Sala de Prensa del Vaticano, el Papa recordó que el encuentro, que dura hasta el viernes, se da en el marco de las reuniones de la Cumbre del G-20 y aspira a ofrecer a la comunidad internacional la aportación de las distintas tradiciones y experiencias religiosas y filosóficas para iluminar aquellas cuestiones sociales que preocupan hoy de modo especial. "En estos días de intercambio y reflexiones, se proponen profundizar en el papel de las religiones y su aportación específica en la construcción de un consenso, para un desarrollo justo y sostenible que asegure un futuro digno para todos", recordó.

"Ciertamente, los desafíos que tiene que afrontar el mundo en estos momentos son muchos y muy complejos. Nos enfrentamos actualmente a situaciones difíciles que no solo afectan a tantos hermanos nuestros desamparados y olvidados, sino que amenazan el futuro de la humanidad entera", destacó, en un mensaje en el que no hubo referencias específicas a la situación de la Argentina.

"Y los hombres de fe no podemos quedar indiferentes ante estas amenazas. Pensando en las religiones, creo que más allá de las diferencias y puntos de vista distintos, un primer aporte fundamental al mundo de hoy es el de ser capaces de mostrar la fecundidad del diálogo constructivo para encontrar, entre todos, las mejores soluciones a los problemas que nos afectan a todos", agregó.

Francisco llamó a dialogar para encontrar soluciones a los problemas actuales
Francisco llamó a dialogar para encontrar soluciones a los problemas actuales Fuente: AFP

Como hizo en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium -el documento programático de su pontificado- Francisco recordó que el diálogo que no significa renunciar a la propia identidad, sino estar dispuestos a salir al encuentro del otro, a comprender sus razones, a ser capaces de tejer relaciones humanas respetuosas, con el convencimiento claro y firme de que escuchar al que piensa de modo diferente es ante todo una ocasión de enriquecimiento mutuo y de crecimiento en la fraternidad. "Porque no es posible construir una casa común dejando de lado a las personas que piensan distinto", afirmó.

El Papa subrayó que, en un mundo "en el que se afirma y se consolida un paradigma de desarrollo de tipo tecnocrático, con su lógica de dominio y control de la realidad en favor de intereses económicos y de beneficio", las religiones tienen un gran papel que desempeñar, "sobre todo gracias a esa 'mirada' nueva sobre el ser humano, que viene de la fe en Dios creador del hombre y del universo". "Cualquier intento de buscar un auténtico desarrollo económico, social o tecnológico, ha de tener en cuenta la dignidad del ser humano; la importancia de mirar a cada persona a los ojos y no como un número más de una fría estadística", recordó.

El exarzobispo de Buenos Aires llamó asimismo a "proteger nuestra casa común mediante la preocupación por toda la familia humana" y a un "a un nuevo diálogo sobre cómo estamos construyendo nuestra sociedad, en la búsqueda de un desarrollo sostenible y convencidos de que las cosas pueden cambiar". "Permítanme terminar recordando una vez más que todos somos necesarios en esta labor, y que podemos colaborar todos juntos como instrumentos de Dios para proteger y cuidar la creación, aportando cada uno su cultura y su experiencia, sus talentos y su fe", añadió. "Y, por favor, les pido que recen por mí", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.