Ocho décadas y 61 presidentes del Banco Central: un sillón caliente atado a la política y las crisis

Fuente: Archivo - Crédito: Maria Amasanti
Esteban Lafuente
(0)
26 de septiembre de 2018  • 13:30

En 83 años de historia, el Banco Central (BCRA) ya suma 61 presidentes distintos. Guido Sandleris , nombrado tras la gestión de poco más de tres meses de Luis Caputo , es el último nombre de los elegidos para ocupar un sillón inestable y marcado desde hace décadas por la inestabilidad política y los vaivenes de la economía local.

Si bien la Carta Orgánica del organismo establece que el mandato del presidente es de seis años -el plazo supera al del Presidente de la Nación, en una disposición orientada a dotar de estabilidad el cargo-, desde su creación, en 1935, los presidentes del BCRA apenas superan en promedio un año en su puesto.

"La dinámica histórica de la Argentina ha demostrado que toda crisis cambiaria o crisis financiera trae también la renuncia del presidente del BCRA. Esa historia muestra la inestabilidad económica y financiera del país y en algunos casos el poco respeto por las instituciones", dijo a LA NACION Martín Redrado, quien encabezó el organismo entre 2004 y 2010 y fue uno de los que más duró en esa silla. Se fue luego de una disputa con la expresidenta Cristina Kirchner, que quería usar reservas para pagar deuda.

Martín Redrado fue presidente del Banco Central entre 2004 y 2010
Martín Redrado fue presidente del Banco Central entre 2004 y 2010 Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez

El período de hiperinflación, entre fines del gobierno de Raúl Alfonsín y el inicio de la gestión de Carlos Menem, fue un caso paradigmático. Entre 1989 y 1991, estuvieron al frente del Banco Central seis presidentes.

Según Julio Piekarz, exgerente general del BCRA durante la década del '80, otro factor de inestabilidad para los titulares del organismo es la débil "independencia" del organismo y su estrecha dependencia de la política.

"Un primer condicionante es la enorme inestabilidad monetaria y financiera de la economía argentina y una segunda es que nunca ha habido independencia del BCRA", afirma el economista.

"Incluso en la época de la Convertibilidad (Pedro) Pou se tuvo que ir, y ahora, cuando Cambiemos declaró que el BCRA iba a ser independiente, el 28 de diciembre -con la recalibración de metas de inflación- la Jefatura de Gabinete le marcó la cancha a (Federico) Sturzenegger . Así hay muchos ejemplos más", añade.

Guido Sandleris es el 61° presidente en la historia del Banco Central
Guido Sandleris es el 61° presidente en la historia del Banco Central Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia

Quien más días estuvo al frente del organismo fue, paradójicamente, su primer titular. Se trata de Ernesto Bosch, quien asumió el 31 de mayo de 1935 y permaneció hasta el 18 de septiembre de 1945. Fueron 3764 días durante las gestiones de los presidentes de facto Agustín Justo, Roberto Ortiz, Ramón Castillo, Pedro Ramírez y Edelmiro Farrell.

Los otros casos de mayor permanencia en el despacho principal de Reconquista 266 son más recientes. Roque Fernández encabezó el organismo durante 2007 días entre 1991 y 1995, con Carlos Menem en la Casa Rosada, y Martín Redrado se mantuvo al frente 1947 días entre 2004 y 2010, durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

El responsable de nombrar al presidente del BCRA es el Poder Ejecutivo, que designa al candidato para el cargo. Sin embargo, solo obtiene su confirmación formal luego de su aprobación por parte del Senado de la Nación.

No obstante, la Carta Orgánica del organismo permite que el Presidente de la Nación nombre al titular del organismo "en comisión" hasta que se logre la aprobación del Senado. Ese fue el caso, por ejemplo, de Luis Caputo.

"Si se mira desde un punto de vista institucional, la independencia del BCRA debe ser de instrumentos, como los agregados monetarios, la tasa de interés o las reservas. En países emergentes como la Argentina, la función de un Banco Central es proveer dos bienes públicos que son la estabilidad monetaria y financiera: que los bancos van a ser solventes, que no se va a emitir más de la cuenta, que habrá una política monetaria previsible", afirma Redrado.

"También es importante que a nivel institucional se reporten al Congreso y se expliciten las metas del BCRA. Son definiciones que debe hacer la presidencia del organismo con sus equipos económicos en una visión de conjunto del equilibrio general de la economía, el crecimiento y el empleo", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.