Del tenis a la tinta: Tito Vázquez, excapitán de Copa Davis, presentó su primera novela

"El ombligo del pulpo" es la primera novela del excapitán de Copa Davis, Tito Vázquez
"El ombligo del pulpo" es la primera novela del excapitán de Copa Davis, Tito Vázquez
José Luis Domínguez
(0)
26 de septiembre de 2018  • 17:45

Modesto " Tito" Vázquez , excapitán argentino de la Copa Davis, presentó este miércoles su primera novela, "El ombligo del pulpo", un trabajo de carácter autobiográfico, lanzado por la editorial Nuevohacer, del Grupo Editor Latinoamericano.

Presentada en el club house del Buenos Aires Lawn Tennis Club, la obra se enfoca en el período en el que Tito Vázquez viajó a los Estados Unidos por una beca en la Universidad de California (UCLA) y presenció -y se involucró- en la revolución cultural de los años 60, un descubrimiento que le permitió abrirse a nuevos universos más allá del tenis.

La apertura hacia un ámbito más bohemio le permitió a Vázquez llegar hasta la literatura. En la soledad del exilio, aquel joven tenista encontró en los libros un sendero nuevo, por el cual comenzó a escribir poesías, con tres libros publicados: Yo a tu edad (1999), El otro es uno (2003) y El fin es aún (2005). Con el tiempo influyó también en los caminos filosóficos de un joven Guillermo Vilas, con el que compartió giras y momentos en los Estados Unidos.

La poesía y la música fueron otro vehículo para la conexión entre Vázquez y Luis Alberto Spinetta, al que conoció en Nueva York y con el que tuvo una fuerte amistad, a tal punto que Tito, ya convertido en coach del paraguayo Víctor Pecci, produjo el disco "Madre en años luz", de Spinetta Jade (1984); años más tarde, escribiría la letra de la canción "2 de enero" para Spinetta y los Socios del Desierto. Spinetta, artista con una sensibilidad inconmensurable, contribuyó después con el prólogo para "El fin es aún". De aquel espíritu revolucionario de los 60, Vázquez admite como influencias mayores a Bob Dylan y a The Doors.

Una perla del archivo: Vázquez, sobre el césped de Wimbledon, en 1974
Una perla del archivo: Vázquez, sobre el césped de Wimbledon, en 1974 Fuente: Archivo

Cuenta Vázquez que, desde un principio, "El ombligo del pulpo" era el título de su novela. El ombligo esa referencia a la vida, a su origen, y el pulpo es un elemento emblemático de Galicia, la tierra natal de Tito, nacido en Rabal, una aldea de Orense, en 1948. Desembarcó junto con sus padres, Celso Vázquez Sousa y Maria Feijóo del Río, en Buenos Aires en el año nuevo de 1952; integrante de una humilde familia de inmigrantes, el destino lo llevó al Olivos Tenis Club, un espacio en el que se encontró por primera vez con una raqueta en las manos. Poco después, Celso, su padre, comenzó a trabajar en el Tenis Club Argentino, en Palermo, y se destacó como un eximio encordador de aquellas raquetas de madera, mientras el joven Tito jugaba en las canchas del exclusivo club palermitano.

Sus notables actuaciones en el ámbito junior le dieron a Tito la oportunidad de continuar su carrera en otro país, en una nueva cultura. Convertido en una promesa, recibió una beca para concurrir a la UCLA, y en Los Ángeles comenzó a entrenarse con leyendas del tenis de origen latino como Pancho Segura y Pancho Gonzales. En California empieza también el relato de "El ombligo del pulpo", un relato en el que Tito Vázquez, un personaje siempre frontal, visceral a veces, desnuda vivencias, sensaciones y momentos de una etapa singular del mundo, y claro está, de su persona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.