Eva de Dominici: "Un director me ofreció droga cuando era menor de edad"

-
- Fuente: HOLA - Crédito: Juan Ignacio Roncoroni
Sofía Kotler
(0)
26 de septiembre de 2018  • 16:30

Desde que tengo memoria quiero ser actriz, veía la tele y sentía que tenía que estar ahí", recuerda Eva de Dominici (23). Y con el paso del tiempo su sueño se hizo realidad. Formó parte de Chiquitas y Patito Feo, entre otros clásicos infantiles, siguieron algunas novelas y el año pasado protagonizó el unitario La fragilidad de los cuerpos. Sin embargo, en el último tiempo su carrera saltó a la pantalla grande, lo que le permitió dividir su tiempo entre Estados Unidos -donde estudia teatro- y Argentina. A días de estrenarse Sangre blanca, el film dirigido por Bárbara Sarasola-Day, la actriz habló con ¡Hola! Argentina.

-¿Nunca pensaste en estudiar otra carrera?

-Sí, y lo hice sólo para cumplir con el deseo de mi mamá. A los 18, empecé el Ciclo Básico Común en la UBA para el Traductorado Público, pero al mismo tiempo estaba grabando la serie Somos familia, y no pude con todo. Me sirvió para decirle "lo intenté", pero no era para mí. Mientras escuchaba al profesor, por dentro estaba pensando en el guión. Lo único que sigo estudiando actualmente es idiomas porque me encantan y me abren puertas.

-Tu carrera te hace viajar mucho, ¿te imaginás viviendo en otro país?

-En este momento soy una hormiguita viajera, vivo un tiempo con una amiga en Los Ángeles y cuando vuelvo estoy en lo de mis papás. No sé si viviría ciento por ciento en otro país, pero no lo descarto. La actuación me dio la posibilidad de viajar, cosa que nunca antes había hecho y me encanta.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

-Lo que más me gusta es cómo me siento cuando estoy actuando. Es uno de los momentos en que me siento más viva, me da una adrenalina hermosa estar frente a una cámara. Me encanta poder vivir de lo que me gusta, sé que soy una afortunada. Es una oportunidad para dar un mensaje, y en este último tiempo, me di cuenta de que es una gran responsabilidad y me gusta hacerme cargo de eso. Lo que más me cuesta son las entrevistas, soy muy insegura de lo que digo, después siempre me arrepiento.

Sigo hablando con Joaquín (Furriel), es un divino conmigo. No tengo motivos para dejar de hacerlo
Eva de Dominici

-Cuando estuviste de novia con Joaquín Furriel, ¿te sentiste muy expuesta?

-Sí, pero sabía que iba a ser así. Mi vida privada pasó a interesarle a la gente y eso me sorprendía. Es raro tener un fotógrafo saltándote en el auto y que cualquiera sepa de tu vida privada. Cuando nos separamos, me preguntaron y tuve que decir que ya no estábamos juntos. Además, está todo más que bien entre nosotros, Joaquín es un genio.

-¿Siguen en contacto?

-Sí, hablamos. Es un divino conmigo.

-¿Cómo te llevás con la soltería?

-Muy bien, estoy muy tranquila. Mis amigas no son muy salidoras, nuestros planes es juntarnos a tomar mate y charlar.

-Sos parte del grupo de actrices feministas militantes, ¿por qué tomaste esa decisión?

-Nunca me gustó llevar un cartel de algo porque sentía que no era mi responsabilidad. Yo quería actuar, no opinar de todo. Pero con el movimiento feminista y con el proyecto de legalización del aborto me interioricé en el tema, empecé a notar que con mi profesión tengo una oportunidad de sumar mi granito de arena y me sirvió para cambiar el chip. Me di cuenta de que me crié en una familia italiana muy machista, donde me enseñaron valores hermosos y otros no tanto. Yo no quiero eso para mis hijos. La maternidad es lo que sueño y deseo con todo mi corazón, pero es algo muy fuerte y tiene que ser elegido por cada una, no exigido por ley. Me sumé porque yo también quería cambiar como mujer. Tuve que reconocer mis conceptos machistas, para reeducarme a mí, a mis papás y a todos los que pueda.

-¿Fue a partir de eso que le pediste perdón a Calu (Rivero) y la apoyaste en su denuncia contra Juan Darthés?

-No. Fue otra cosa, pero no puedo hablar.

-¿Te pasó algo con él?

-A mí no, pero vi algunas situaciones que me hicieron cambiar de opinión, pero no soy yo la que tenga que hablar.

-¿Alguna vez sufriste un abuso?

-Otro tipo de abuso. Un director me ofreció droga cuando era menor de edad. Fue una situación muy fea, fue abuso de poder. En ese momento no dije nada, pero tuve que bajarme de una película. Recién lo pude hablar más de grande con mi familia. Hoy me doy cuenta de que fue más grave de lo que en ese momento pensé.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.