Suscriptor digital

Cayó el "cartel de las barras": narcos vendían droga al menudeo en las canchas

El ministro Cristian Ritondo, junto al titular de la Aprevide y el jefe de la policía bonaerense, Juan Manuel Lugones y Fabián Perroni, respectivamente
El ministro Cristian Ritondo, junto al titular de la Aprevide y el jefe de la policía bonaerense, Juan Manuel Lugones y Fabián Perroni, respectivamente Crédito: Ministerio de Seguridad bonaerense
Gabriel Di Nicola
(0)
26 de septiembre de 2018  • 18:45

Se movían con naturalidad en las filas de las barras bravas de Deportivo Laferrere y de Argentinos Juniors. Su negocio era la venta de cocaína, que presuntamente traían de Colombia, al menudeo en las tribunas y las inmediaciones de los estadios. En las últimas horas, la organización, conocida como "el cartel de los barras" sufrió un duro golpe cuando la policía bonaerense detuvo a nueve sospechosos.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales. Entre los detenidos hay un ciudadano colombiano que sería el eslabón superior de la banda y quien se habría encargado de ingresar la droga en la Argentina. También fue apresado en la villa La Carbonilla, en Paternal, un barrabrava identificado por los voceros consultado como Gustavo Vallejos, más conocido como "El Gordo".

Los sospechosos detenidos serán indagados mañana por el juez federal de Morón Néstor Barral, magistrado a cargo de la causa, y el secretario penal Leonardo Cano.

"Esta organización tenía un contacto que viajaba a Colombia, Perú y Ecuador, donde conseguía droga en consignación, algo raro porque los estupefacientes se pagan antes, pero gracias al vínculo a través del fútbol, lograron esto. La droga se vendía en distintos barrios de La Matanza a través de punteros porque la barra había pasado a ser una banda que cometía ilícitos", sostuvo esta tarde el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, en una conferencia de prensa en la que presentó los detalles de la pesquisa.

Ritondo estuvo acompañado por el secretario ejecutivo de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Juan Manuel Lugones, y el jefe de la policía bonaerense, comisario general Fabián Perroni.

"Los barras detenidos fueron controlados por la Aprevide cuando viajaron al Mundial de Rusia, ya que eran parte de esta investigación desde hace tiempo. Durante la Copa del Mundo se encontraron con hinchas colombianos", agregó Ritondo.

Según fuentes judiciales, además de los nueve detenidos imputados por comercio de estupefacientes, fueron apresados dos sospechosos por tenencia ilegal de armas.

"Haber podido detener al colombiano Sebastián Jaramillo fue un bonus track. Como viajaba seguido pensábamos que ya no estaba en el país", afirmó un detective judicial.

La sospecha de los investigadores es que la droga era ingresada en el país por medio de un tráfico "hormiga".

Según las fuentes consultadas, Jaramillo fue detenido en la casa de Sergio "Pelado" Vallejos, hijo del Gordo, en La Matanza.

El "Pelado" Vallejos logró escapar por los techos cuando llegó el grupo táctico Halcón. Jaramillo, en cambio, no pudo huir.

"Vendían al menudeo en todo momento. Aprovechaban tanto los partidos del Ascenso como los de la Superliga", agregó un informante.

Hubo 28 allanamientos en los que se secuestraron 1400 dosis de paco, 1100 de cocaína, más de un kilo y medio de marihuana, nueve armas de fuego de distintos calibres, municiones varias y unos 100.000 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?