Uno y el universo

Víctor Hugo Ghitta
Edición fotográfica Julián Bongiovanni
Edición fotográfica Julián Bongiovanni Fuente: AFP - Crédito: ANTHONY WALLACE/
(0)
27 de septiembre de 2018  

Hong Kong, China .- Gran maestro de la "abstracción lírica", Zao Wou-Ki unió las grandes tradiciones chinas con el arte modernista de mediados de siglo pasado. La obra que tenemos enfrente se titula Juin-octobre 1985, fecha que refiere, como es en él costumbre, al período en que el artista la concluyó. Esa alusión a un lapso de tiempo transcurrido guarda otro sentido: el tiempo está en el devenir del universo, y la contemplación del universo está siempre en las fulgurantes obras de Zao Wou-Ki. El juego de contemplaciones de esas luminiscencias es singular: un hombre mira el modo en que otro hombre observa el cosmos. A mi vez, mientras miro ambas cosas, se me antoja evocar un pasaje temprano de Uno y el universo: "Uno -escribe Sabato en ese librito de 1945- se embarca hacia tierras lejanas, o busca el conocimiento de hombres, o indaga la naturaleza, o busca a Dios; después, se advierte que el fantasma que se perseguía era Uno mismo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.