Suscriptor digital

Preocupación por otro incendio en menos de dos semanas en una escuela bonaerense

Incendio en una escuela de Moreno, se investiga si fue intencional
Incendio en una escuela de Moreno, se investiga si fue intencional Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
María José Lucesole
(0)
27 de septiembre de 2018  • 12:42

LA PLATA.- Aulas quemadas. La biblioteca y la sala de música destruidas. Boletines incinerados. Trabajos escolares destrozados por las llamas. La Escuela Secundaria N°36, de Moreno, situada en las calles Roma y Vicente López y Planes, amaneció ayer prendida fuego en un hecho, prima facie, intencional, que reavivó la escalada violenta en las escuelas de ese territorio.

Es la segunda institución incendiada en el Gran Buenos Aires en menos de dos semanas: otro siniestro se registró en un colegio de Berazategui, el 15 de septiembre pasado, que también se cree intencional. Por el hecho, cientos de alumnos de la Escuela primaria N°1, situada en 24 entre 149 y 150, quedaron sin aulas donde estudiar. Los ataques a los edificios escolares se conocen en el marco de las denuncias sindicales por el estado edilicio de los colegios en la provincia.

"Más que preocuparnos estamos ocupados en resolver los temas. Pero este hecho [el incendio en Moreno] excede lo meramente educativo. Como pidió la gobernadora [María Eugenia Vidal] está trabajando la policía y el ministro [de Seguridad] Cristian Ritondo. Desde Educación estamos acompañando. Es un tema de la Justicia", señaló a LA NACION el el director general de Cultura y Educación de la provincia, Gabriel Sánchez Zinny.

Desde hace dos meses, en Moreno se suspendieron las clases, luego de la explosión de la Escuela N°49 Nicolás Avellaneda, a causa de un escape de gas. En el hecho, murieron la vicedirectora, Sandra Calamano, y el portero, Rubén Rodríguez.

Ayer, a partir de las 4, la comunidad educativa de Moreno volvió a conmoverse cuando se detectó el incendio (ver aparte). Personal de bomberos constataron que, al menos, dos aulas, la sala de música y la biblioteca fueron destruidas.

Peritos de la Policía observaron que los sectores correspondientes a archivos, bibliotecas, gabinete de educación física fueron alcanzados por las llamas. Allí se guardaban boletines y trabajos de los alumnos que se redujeron a cenizas. Los peritos detectaron que el fuego había comenzado de manera intencional en un pasillo. La denuncia fue radicada en la Comisaría 8a de Moreno. Interviene la fiscal Graciela Delviso, titular de la UFI 5 de ese distrito.

El nuevo episodio se registró cuando aún 270 de establecimientos educativos de esa comunidad permanecen cerrados por problemas edilicios. Este es un motivo de atención para el gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Anteayer, Sánchez Zinny explicó en una reunión de gabinete las intervenciones que está realizando para regularizar las falencias de infraestructura que se registran en Moreno y en gran parte de las 12.000 escuelas públicas de la provincia.

En tanto en el Senado bonaerense, se debate un proyecto de ley para declarar en emergencia edilicia a todos los establecimientos educativos del territorio. El proyecto, ya aprobado en Diputados, está ahora en comisión a la espera del visto bueno del vicegobernador Daniel Salvador. Declarar la emergencia edilicia implica reconocer las fallas en gran parte de los 12.000 establecimientos públicos, pero podría facilitar también la burocracia para reparar esas escuelas.

Según cifras extraoficiales, unas 2000 escuelas necesitan reparaciones. Esto supone una inversión de, al menos, 30 millones de pesos, según informó a LA NACION un ministro de Vidal.

Solo en Moreno, unas 270 escuelas están cerradas en forma preventiva, según informó la delegación local del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba).

"Desde que dejamos las escuelas en agosto, estamos sin continuidad dentro de las aulas porque el 90% de las escuelas no estaba en condiciones de dictar clases" dijo a LA NACION Ary Piovaroni, docente de Moreno. "Por ahora nos reunimos en la puerta de la escuela, para tener continuidad pedagógica. Y allí hacemos ollas populares", dijo Piovaroni, que es miembro de la CTA.

Desde agosto pasado, cuando se cerraron los colegios, en Moreno, hubo un principio de incendio en uno situado en el Cruce Castelar y tres robos en otro de San Jorge donde entraron y se llevaron muebles.

Además la docente Corina de Bonis denunció que fue secuestrada, amenazada y golpeada por desconocidos que le habrían grabado la inscripción "ollas no" en el abdomen. Al menos, otras tres docentes del Centro Educativo N° 801 también denunciaron amenazas.

"Moreno viene complicado hace mucho tiempo. Ahora reventó. Acá hay amenazas continuamente. Hay una intención. No sabemos cuál es aún", dijo ayer Adriana, una docente de la Escuela N°36 de Moreno. Y agregó: "Nos enteramos del incendio a las 4. Se inició en la preceptoría y llegó a la biblioteca: se quemaron los boletines y los trabajos de los chicos. No quedó nada. Ni el techo", agregó.

"Tenemos el 40% de las escuelas de la provincia con distintas deficiencias edilicias", indicó a LA NACION Roberto Baradel de Suteba. "Unas 300 directamente hoy están cerradas por que no están garantizadas las condiciones mínimas de seguridad", agregó el sindicalista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?