Suscriptor digital

Ganadería: presentan una certificación para el bienestar animal

El bienestar animal ayuda a la productividad
El bienestar animal ayuda a la productividad
(0)
27 de septiembre de 2018  • 20:06

El mayor costo que enfrenta hoy el productor ganadero es la pérdida de productividad por animales enfermos. Así lo destacó Ignacio Lucero Torres, Head de la Unidad Negocios de Rumiantes en la Argentina de Boehringer Ingelheim Animal Health (BIAH) durante el encuentro en el que se presentó la Certificación en Bienestar Animal.

Para el especialista, en la Argentina el 20% de las pérdidas en términos de servicio, preñez y destete se podrían evitar porque son pérdidas por sanidad y representan un total de 4.400.000 terneros no nacidos. "El mayor costo para el productor es la pérdida de productividad de los animales enfermos o que no han sido criados en un entorno de bienestar", señaló.

La certificación presentada, de carácter privado y voluntario, se basa de un proceso de mejora continua en el que BIAH cumple el rol de acompañar a los productores en la adaptación de sus procesos, instalaciones y manejo de animales a los protocolos desarrollados por el laboratorio.

"La propuesta de certificación que hacemos se enmarca en una tendencia global, en la que la Argentina es pionera, que busca que los productores amplíen sus mercados. Nuestra intención es que lleguen con productos de mayor calidad, tanto al mercado interno como al de exportación, sumando a la cadena de valor, donde la sostenibilidad del modelo ganadero exportador va de la mano del Bienestar Animal", destacó Torres.

En este sentido, Stella Maris Huertas, directora del Centro Colaborador de OIE en Bienestar Animal y Producción Pecuaria de la Facultad de Veterinaria de la Universidad del Uruguay, detalló que el concepto de bienestar animal "llegó al mundo como una demanda de los consumidores por productos de origen animal, especialmente en el sector cárnico".

Para la experta, el deterioro en la condición corporal de los vacunos redunda en patologías podales (rengueras), mayores costos de atención veterinaria y medicamentos, una disminución de la eficiencia reproductiva y de producción y calidad de leche, que representa entre un 30% y un 60% de pérdidas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?