Suscriptor digital
srcset

Luz verde: una casa con centro abierto para aprovechar la naturaleza al máximo

Bárbara Orlando
Josefina Serial De La Torre
(0)
27 de septiembre de 2018  

Los fines de semana, Eugenia y Juan tomaban mate en su terreno (vacío) de Escobar después de hacer kitesurf, y jugaban a imaginarse cómo sería su casa. A dos parcelas de distancia, una trazada por el estudio BAM! Arquitectura les llamó la atención: "Algo así tenemos que tener nosotros". La pareja se acercó al estudio de los socios Gonzalo Bardach y Matías Mosquera con una única consigna: "Queremos una casa bien social". Lo demás, lo dejaron en sus manos.

Ellos respondieron a semejante acto de confianza con un proyecto que captaba el espíritu fresco de sus dueños: una construcción con materiales nobles de fácil mantenimiento y una distribución en dos plantas con un patio central que suplía la angostura del terreno (y garantizaba no tener que encender jamás una lámpara de día ni resignar vista al verde desde ninguna ventana). Además, lo acompañaron con una propuesta de interiorismo que realizó Gonzalo junto con la arquitecta Josefina Dibar, miembro también del Estudio. El resto de la historia es puro idilio estudio-cliente, y termina -alerta spoiler- con una casa en la que nunca faltan las visitas de amigos.

La escalera en voladizo se construyó con listones de acero Corten empotrados en el muro de hormigón.
La escalera en voladizo se construyó con listones de acero Corten empotrados en el muro de hormigón. Crédito: Javier Picerno

Usamos la luz natural como material arquitectónico: una terraza en la planta alta, lindante con el vacío donde se ubicó la escalera, lleva claridad a toda la casa desde su centro
Arq. Gonzalo Bardach, BAM! Arquitectura

Los muros son de hormigón a la vista con terminación fenólica. Como complemento cromático, y de bajo mantenimiento, se eligió revestir los pisos de las áreas sociales en la planta baja con porcelanato gris oscuro (Ilva).

Una obra del artista Felipe Giménez, elegida entre los dueños de casa y los arquitectos de BAM!, ocupa un rol central en el espacio.
Una obra del artista Felipe Giménez, elegida entre los dueños de casa y los arquitectos de BAM!, ocupa un rol central en el espacio. Crédito: Javier Picerno

"El interiorismo apunta a destacar la arquitectura y la relevancia del entorno verde. Elegimos muebles simples y delicados a los que dotamos de calidez con géneros o detalles de madera".

El mobiliario del living es diseño integral del Estudio y se basa en la mezcla de texturas.
El mobiliario del living es diseño integral del Estudio y se basa en la mezcla de texturas. Crédito: Javier Picerno

El ambiente cuenta con mesas auxiliares en chapa blanca, sillones tapizados con género aterciopelado gris topo (Casa Almacén), a tono con las cortinas (Jengibre Home & Kids), y un sofá blanco, con almohadones de terciopelo en tono mostaza (Rapsodia Home). En el centro, alfombra de lana a rayas (Elementos Argentinos).

La mesa central del sector del living es de madera de paraíso.
La mesa central del sector del living es de madera de paraíso. Crédito: Javier Picerno

En la cocina, una mesada reitera el tono del hormigón, mientras que la otra se eligió en Silestone 'Gris Marengo'.
En la cocina, una mesada reitera el tono del hormigón, mientras que la otra se eligió en Silestone 'Gris Marengo'. Crédito: Javier Picerno

En este sector se dispusieron alacenas y muebles bajo mesada con frente blanco laqueado, combinados con artefactos y bacha en acero inoxidable. Sobre la barra de cemento alisado, centro de mesa en hoja de palma, jarra cerámica blanca y ensaladera de bambú (todo de Falabella). En la mesada opuesta, repasador a cuadros (Rapsodia Home), pie de torta de mármol y jarra 'Bistró' (todo de Falabella).

La planta baja se planteó como un único ambiente que integra orgánicamente todas las áreas sociales con la galería y el jardín. Así, los metros realmente rinden: en términos prácticos y visualmente.

Al margen de iluminar los ambientes, la abertura en el techo permite el libre paso del agua de lluvia al estanque. Peces y plantas, chochos. Sobre la mesa, mantel con raya central (Jengibre Home Kids), bowls y ensaladeras de cerámica (Salmón Tienda).
Al margen de iluminar los ambientes, la abertura en el techo permite el libre paso del agua de lluvia al estanque. Peces y plantas, chochos. Sobre la mesa, mantel con raya central (Jengibre Home Kids), bowls y ensaladeras de cerámica (Salmón Tienda). Crédito: Javier Picerno

La mesa con tapa de vidrio que los dueños trajeron de su casa anterior se complementó con un juego de sillas de madera (Las Marinas). Además, se sumó a la escena una dupla de lámparas de chapa negro mate. Un estanque con plantas acuáticas y carpas -una pasión del dueño de casa- separa el living del comedor. Ese sector se dejó sin techar, para dar paso libre a la luz hacia ambos ambientes.

Una obra de Felipe Giménez da la bienvenida al primer piso. Hacia la derecha, el acceso a la terraza.
Una obra de Felipe Giménez da la bienvenida al primer piso. Hacia la derecha, el acceso a la terraza. Crédito: Javier Picerno

Siguiendo la premisa de desdibujar el límite entre interior y exterior, todos los ambientes de la planta alta dan a una terraza verde, que sirve a su vez de aislación al techo de la galería.

Los muebles de madera diseñados por el Estudio se complementaron con ropa de cama en cálidos géneros (Casa Almacén) y una alfombra de lana color crudo de 0,8x2m (Elementos Argentinos).
Los muebles de madera diseñados por el Estudio se complementaron con ropa de cama en cálidos géneros (Casa Almacén) y una alfombra de lana color crudo de 0,8x2m (Elementos Argentinos). Crédito: Javier Picerno

En una esquina del dormitorio, un rincón de lectura con sillón 'Gervasoni' y mesa de hierro blanca. Práctico, el piso es de porcelanato símil madera (Ilva).
En una esquina del dormitorio, un rincón de lectura con sillón 'Gervasoni' y mesa de hierro blanca. Práctico, el piso es de porcelanato símil madera (Ilva). Crédito: Javier Picerno

En el toilette, el sol que se filtra por la claraboya ilumina las fotografías de la dueña de casa ubicadas sobre la bacha de cemento.

En la galería, un juego de comedor de madera traído de una casa anterior.
En la galería, un juego de comedor de madera traído de una casa anterior. Crédito: Javier Picerno

El diseño de la terraza y el jardín, con plantas nativas y naturalizadas, estuvo a cargo del Estudio Bulla. "Me enganchó tanto el tema que terminé anotándome para estudiar paisajismo", comparte la dueña de casa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?