Suscriptor digital

Buenos Aires 2018: se terminaron las obras y analizan detalles de la restricción vehicular en la ciudad

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Fernando J. de Aróstegui
(0)
27 de septiembre de 2018  • 23:59

Cuando restan solo ocho días para que se inauguren en Buenos Aires los Juegos Olímpicos de la Juventud, la organización del evento corre confiada la recta final de su carrera contra el tiempo. Y con las obras de infraestructura ya concluidas, todavía trabaja en la ultimación de detalles: el montaje de estructuras temporales, el parquizado de algunos espacios públicos y la colocación de accesorios, como las boyas del Lago de Regatas, en Palermo, entre otros.

Mientras tanto, el gobierno porteño ya estableció para la ceremonia de inauguración en el Obelisco, el sábado 6 de octubre, una restricción vehicular en la zona, cortes de calles e interrupciones de los servicios de subte y metrobús.

El lugar donde competirán los participantes de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018

01:17
Video

Desde la organización calificaron a la inauguración de estos Juegos como "la más ambiciosa desde 1896" [cuando se celebró la primera edición de la era moderna] debido a su calidad y novedad. Aunque explicaron que el público no debe preocuparse por quedar ubicado en la primera fila. "El espectáculo está diseñado para que todos los asistentes disfruten de la misma experiencia", dijeron. Recomendaron llegar a las 18 y precisaron que el acceso será por una entrada única ubicada en Avenida de Mayo y 9 de Julio. La ceremonia comenzará a las 20.

El operativo de seguridad para el día de la inauguración incluirá a casi 1200 efectivos de distintas fuerzas porteñas y federales, además de personal de seguridad privada. Luego, durante el desarrollo de los Juegos, se sumará la Policía de la Provincia de Buenos Aires, ya que algunos escenarios están ubicados en ese distrito. "Se diseñaron corredores seguros, vigilados con fuerzas de seguridad y cámaras, para que circulen los ómnibus de los atletas", explicaron en el Ministerio de Seguridad porteño.

Cada día, 3000 efectivos se distribuirán entre los 29 escenarios de la competencia, como el Club Hurlingham, Tecnópolis, el Paseo de la Costa de Vicente López, el Club Atlético San Isidro, en Club Náutico San Isidro, el Parque Urbano de Puerto Madero, el Club Hípico Argentino, el Buenos Aires Lawn Tennis, el Cenard y los Bosques de Palermo, además del Parque Olímpico, que fue visitado ayer por el presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Así se ve desde un drone el predio donde vivirán los competidores de los JJOO de la Juventud 2018

00:00
Video

En el Parque Olímpico, donde las obras ya están terminadas, se construyeron cinco pabellones para practicar distintas disciplinas, un natatorio, un campo de hockey, un campo de atletismo, un pentatlón moderno y un cross country. Se estima que asistan allí unos 40.000 espectadores diarios. La misma cifra se espera cada día para el Parque Verde, en Palermo. En total, ya se entregaron unos 600.000 pases.

Aunque los trabajos de infraestructura en la Villa Olímpica, en Villa Soldati, ya concluyeron, los 1050 departamentos distribuidos en los 31 edificios que fueron construidos allí aún no cuentan con cocinas. Por un requerimiento del Comité Olímpico Internacional, los 2300 residentes de la Villa deberán comer todos juntos en un comedor común montado con carpas. Sin embargo, desde Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño explicaron que, una vez finalizados los Juegos, se colocarán las cocinas en los departamentos, que luego serán destinados como viviendas familiares.

También quedaron concluidas las obras de suministro de servicios de la Villa. "Se trabajó en mejorar la presión del agua del barrio mediante la ejecución de una red primaria de agua potable", explicaron desde Aysa, y calcularon que unos 18.000 vecinos de la zona verán mejorado el servicio. Además, unos 23.500 se incorporaron a la nueva red cloacal ejecutada con el fin de evacuar los afluentes provenientes de la Villa.

Solo justo antes de la inauguración se procederá a decorar los distintos escenarios con la identidad visual de los Juegos, lo que en la jerga olímpica se conoce como el "look and feel": logos, banderines, pictogramas, cartelería y otras piezas gráficas. "Esta tarea se deja para el final para que las piezas no se deterioran por la acción de la intemperie", explicaron fuentes de la organización del certamen, que se extenderá desde el 6 al 18 de octubre, con la participación de 3998 atletas (de 206 países) para 32 deportes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?