Suscriptor digital

Quincy: el retrato definitivo de una leyenda viva

Marcelo Stiletano
(0)
28 de septiembre de 2018  

Muy buena (EE.UU./2018) / Guion y dirección: Alan Hicks y Rashida Jones / Fotografía: Rory Marx Anderson / Edición: Andrew McAllister y Will Znidaric / Música: Quincy Jones / Duración: 124 minutos / Disponible en: Netflix.

Rashida Jones tenía 13 años en 1989, cuando su padre, Quincy Jones, produjo y editó uno de los álbumes más decisivos y esenciales de su extraordinaria carrera, Back on the Block. Ese lanzamiento coincidió en el tiempo con Listen Up, The Times of Quincy Jones, el primero de los dos grandes documentales consagrados a esta figura clave de la música popular estadounidense del siglo XX, todavía influyente a sus 85 años.

Tanto, que Rashida y el documentalista australiano Alan Hicks decidieron hacer un documental para Netflix que seguramente quedará como el retrato humano y artístico definitivo de la única figura en la que confluyen y se expresan de manera virtuosa todas las manifestaciones de la música negra a lo largo de la historia: jazz, soul, góspel, funk, pop, rap, hip hop.

Nadie hizo más que Quincy Jones para que todas estas expresiones se encontraran y experimentaran de manera recurrente algún tipo de encuentro, síntesis o fusión. Quincy funciona a la vez como reverso y continuación de Listen Up. Lo complementa. El título completo de Listen Up es "The Lives of Quincy Jones". Ese plural tiene connotaciones musicales. Es una suerte de manifiesto polifónico sobre los múltiples viajes de Jones al mundo de la música negra, a su historia y a su futuro. Quincy, en cambio, es un nombre propio. Cuenta una sola vida y todo lo que su protagonista hizo con ella.

El momento más conmovedor de Quincy es el rescate de las imágenes de archivo de la ceremonia de 2001 en la que Jones recibe el Premio Kennedy y Ray Charles le dedica al piano una versión conmovedora de "My Buddy". Es imposible no emocionarse a la par del destinatario del maravilloso homenaje. En verdad, este documental de 2018 retoma y reconfigura el camino abierto por su par de 1989 y lo enriquece con el acercamiento humano y personal a su figura central, mirada desde los conmovidos y admirados ojos de una de sus hijas.

De toda la prole de Jones, Rashida es la que supo desarrollar la carrera más visible y destacada en Hollywood como actriz, directora, cantante y escritora. Como bien sabrán los seguidores de ficciones como The Office, Parks & Recreation y Angie Tribeca, Rashida Jones es ante todo una gran comediante, y esa perspectiva resulta indispensable para entender algunas de sus arriesgadas decisiones, que en otras manos hubiesen sido vistas como golpes bajos difíciles de explicar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?