Lanzamientos

Franco Varise
Mauro Apicella
Sebastián Ramos
(0)
28 de septiembre de 2018  

In Corp Sanctis

  • Eres diferente: "Todo lo que intento", "Eres diferente", "Las cuestiones que nos tienen preocupados", "Templos", "Otra dimensión", "Que no digan nada", "Somnus Aeterman"

Hay un estilo cada vez más extendido en la Argentina que podría definirse como free sheeping rock: bandas que adoptan rápidamente el sonido de grupos contemporáneos americanos o ingleses y lo replican. Ya no es necesario esperar años o meses para lograr algo similar de lo que ocurre afuera, porque la tecnología permite el puerto a puerto instantáneo y ahí está la clave. En su nuevo disco Eres diferente, In Corp Sanctis concibe canciones que navegan entre el pop de sintetizadores y el pulso del rock con una lírica liviana casi de adorno. Desde el inicio con "Todo lo que intento" hasta "Soumnus Aeterman", el concepto del disco remite a una linda terraza de Buenos Aires o Nueva York. Placer despreocupado y nada de falso dolor culposo tan típico en el rock: en eso el álbum resulta sincero. Los pasajes más interesantes son aquellos donde el grupo intenta combinar lo analógico (guitarras distorsionadas) y lo digital, sobre todo, en el procesamiento de las bases como ocurre en "Que no digan nada". En línea con bandas como Bándalos Chinos, lo nuevo de In Corp Sanctis marca una nueva época que ya va quedando vieja.

Franco Varise

Martín Sued

  • Iralidad: "Nardos", "Hiedra al sol", "Peregrine &Beignet", "Sanyo", "Reloj", "Hormiga", "UR", "Mi jujeñita", "Sanar", "Chiche", "O que a Helena sonhou ontem à noite" (Edición Independiente)

El bandoneón está asociado de manera indisoluble al tango. Pero como la frase anterior es una regla, toda regla tiene su excepción. Hay bandoneonistas de zambas carperas que nunca tocaron tango; también los hay chamameceros, en el norte argentino. Y están los que decidieron ampliar mucho más su registro estético. Hace dos décadas, Fernando Samalea lo puso más cerca de Tánger que del arrabal porteño.

Martín Sued es un músico que no se siente muy identificado con el tango (aunque integró la típica Fernández Fierro). Es de una generación rockera. Quizá por eso su formación es autodidacta y su visión es amplia y bastante desprejuiciada; quizá por eso los lenguajes no son limitación para él y puede hacer un disco tan bello como este, de bandoneón solo más invitados (Yamandú Costa, Silvia Iriondo, Liliana Herrero, Mono Fontana), de temas propios o de Spinetta y poemas de Borges, de un intento de abstraerse del mundo sin dejar de hacer música popular. (Incluso de abstraerse del diccionario para titular al disco Iralidad.)

Mauro Apicella

Mauro Conforti & La Vida Marciana

  • La bestia de la energía: "Tiempo de recreo", "Sinfín", "Nuestro hogar", "Nada de lo que vendrá (prueba y error)", "El rumbo del amor", "Lejos esta vez", "Vuelve ya" y otros (Sector Sur), "Lluvia", "Nudos", "La ruta del viento", "Este canto paga todo", entre otros

El tercer álbum de estudio de Mauro Conforti junto a La Vida Marciana es una burbuja pop que sobrevuela los años 80, pero desde la perspectiva de estos tiempos urgentes, de amores en redes sociales e hipersaturada de música en plataformas de streaming. Once canciones pulidas con precisión, por lo general con una base que marca el ritmo sintético de la obra y una selección de invitados que juegan el mismo juego de la banda: Fito Páez ("Nada de lo que vendrá-prueba y error"), Juliana Gattas ("Nuestro hogar"), Ariel Rot ("Vuelve ya") y María Barracuda, la cantante mexicana al frente del grupo Jotdog ("Lejos esta vez"). La bestia de la energía es también un compendio de referencias a la cultura pop de los últimos 40 años, como el título mismo del álbum, extraído de la serie animada He-Man. Además de los featurings, sobresalen canciones como "El héroe", "Tiempo de recreo" y el cierre con "Te quiero así". Melodías pop con espíritu de rock, pero como dice la canción, "de rock nacional".

Sebastián Ramos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.