Otro golpe para Elon Musk: lo acusan de fraude en la bolsa de EE.UU.

El magnate Elon Musk
El magnate Elon Musk Fuente: Reuters
(0)
27 de septiembre de 2018  • 18:13

NUEVA YORK.- En un nuevo episodio de su annus horribilis, el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, recibió hoy una demanda por fraude de la Comisión de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos por haber escrito el mes pasado una serie de mensajes "falsos y engañosos" en Twitter sobre la posibilidad de sacar a la firma de vehículos eléctricos de la bolsa.

En la demanda presentada en una corte federal de Manhattan, la SEC sostuvo que Musk "sabía o fue imprudente al no saber" que estaba engañando a los inversores el 7 de agosto al decir a sus más de 22 millones de seguidores en Twitter que podría sacar a Tesla de la bolsa a un precio de 420 dólares por acción, y que el "financiamiento estaba asegurado".

La demanda también incluye tuits posteriores en los que Musk dijo que "el apoyo de los inversores está confirmado" y que podría crearse un "fondo para propósitos especiales" para los inversores que mantuvieran su participación en la compañía con sede en Palo Alto, California.

Ningún representante de Tesla hizo comentarios sobre la demanda por ahora. Pero las acciones de la empresa se hundieron un 5,7% en las operaciones posteriores al cierre de la sesión regular del mercado.

La demanda de la SEC convierte a Musk en uno de los ejecutivos de más alto perfil que es acusado de fraude de valores por el regulador estadounidense. También busca impedirle dirigir compañías que cotizan en la bolsa, lo que incluiría a Tesla, así como una multa civil.

La SEC no tiene poder para aplicar sanciones penales.

Musk, nacido en Sudáfrica y nacionalizado norteamericano, es uno de los empresarios más creativos de Silicon Valley y tiene una fortuna estimada en 17.000 millones de dólares . Pero semanas atrás reconoció que está viviendo "el año más difícil y doloroso" de su carrera, y que muchos amigos están "realmente preocupados" por la salud mental del magnate.

Obsesionado por los resultados económicos de su empresa, según contó hay semanas que el magnate pasa tres o cuatro días adentro de la planta de Tesla, sin regresar a su casa, y reconoció que necesita pastillas para poder conciliar el sueño.

Más recientemente protagonizó otro escándalo cuando grabó un programa de TV y se lo vio fumando marihuana y bebiendo whisk en vivo.

Agencia Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.