Tras el conflicto por los despidos, renunció el interventor de fabricaciones militares

El ajuste golpea al sector hace meses
El ajuste golpea al sector hace meses Fuente: Archivo
(0)
27 de septiembre de 2018  • 23:26

BUENOS AIRES (NA).- El presidente Mauricio Macri le aceptó hoy la renuncia a Luis Riva como interventor de Fabricaciones Militares, en medio del conflicto laboral por los despidos y la desinversión en la empresa estatal.

Así lo hizo a través de un decreto que también firmó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y por el cual se designó en su reemplazo a Ricardo Casal, también de profesión ingeniero, al frente del organismo.

Durante la gestión de Riva, de poco más de un año, hubo unos 500 despidos, una de las plantas más importantes del país fue cerrada (Fanazul, en la ciudad de Azul) y se registraron conflictos en otras, como en las cordobesas de Villa María y Río Tercero, y en Fray Luis Beltrán en Santa Fe.

La semana pasada, Riva había asegurado que en Fabricaciones Militares funcionaba "un centro de militancia política" de La Cámpora, que tenía empleados "con contratos absurdos" y que al asumir el cargo de interventor en agosto de 2017 se propuso "conseguir el equilibrio fiscal" y "reducir los aportes del Tesoro".

Incluso, sostuvo que para "optimizar la productividad" se puso en marcha un proceso de reestructuración porque si no "hubiese significado el cierre definitivo" de las plantas de Fabricaciones Militares.

"Recibimos empresas con 4600 empleados, con muy baja producción, con falta de mantenimiento e inversión, con proyectos y contratos absurdos y con importantes aportes del Tesoro para pagar los sueldos", detalló.

A través de su decreto, publicado en el Boletín Oficial , el Presidente también aceptó la renuncia como subinterventor de la Dirección General de fabricaciones Militares a Cristian Andrés Fernández y nombró en su reemplazo a Fernando Hugo Speranza.

Riva, en tanto, fue designado por Aguad días atrás como secretario de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, donde tiene el control del astillero Tandanor y de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), entre otras áreas.

La Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) fue creado en octubre de 1941 y tiene como propósito principal el de abastecer de material bélico y logístico a las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad y producir líneas de insumos para su comercialización.

Actualmente su actividad productiva se concentra en tres fábricas: la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán, ubicada en la provincia de Santa Fe, que cuenta con capacidad para la producción de armamento y municiones; la Fábrica Militar Río Tercero, ubicada en Córdoba, que posee plantas dedicadas a la industria metalmecánica y a la industria química; la Fábrica Militar Villa María, también ubicada en Córdoba, que se especializa en pólvoras y explosivos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.