Guido Sandleris, a los banqueros: "El Tesoro nos ayudará a equilibrar la plaza cambiaria"

El jefe del BCRA promete hacer rendir los dólares del FMI; admitió que el nuevo esquema de bandas de flotación genera dudas, pero confía en su éxito
El jefe del BCRA promete hacer rendir los dólares del FMI; admitió que el nuevo esquema de bandas de flotación genera dudas, pero confía en su éxito Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
28 de septiembre de 2018  

El jefe del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris , dedicó su segundo día en el cargo a explicarles a los banqueros que el mercado está subestimando las herramientas con las que el organismo cuenta para llevar a buen puerto el plan de estabilización cambiaria presentado anteayer y, más aún, los valiosos refuerzos que puede recibir en esa tarea del Tesoro nacional.

El flamante titular del ente monetario había convocado anoche a las tres cámaras que reúnen la representación de los bancos con actuación en la plaza local (Abappra -públicos y cooperativos-; ABA -extranjeros- y Adeba -privados nacionales-) para explicarles el nuevo esquema de política monetaria y cambiaria, y responder consultas de quienes serán interlocutores privilegiados en su gestión. Y cumplió con ese ritual durante toda la mañana y en el orden antes citado.

"Fue una buena reunión y sirvió para aclarar dudas", evaluó Gabriel Martino, del HSBC, uno de los asistentes. Más tarde la cámara que lo representa (ABA) manifestó en un comunicado su respaldo a las medidas por considerar que "apuntalan un modelo sustentable".

El foco de exposición de Sandleris, y de muchas de las consultas de sus visitantes, pasó por la situación de la plaza cambiaria, habida cuenta de las señales de desconfianza con las que el mercado pareció recibir el sistema de bandas por su amplitud y ante el regreso de un sistema de subastas que, hasta aquí, no sirvió para calmar el dólar.

Según pudo reconstruir LA NACION por medio de consultas varias, Sandleris admitió que al cambio de esquema le tocará sortear una zona de dudas, pero confía en su éxito final. "Que hayamos definido una zona de no intervención con reservas no quiere decir que no podamos intervenir por la vía de los futuros", les aclaró, algo que, por caso, ya hizo en las dos ruedas que lleva en el cargo.

Bravo Aguilar, González Fraga, Ortiz Batalla, Curutchet, Sandleris y Szewach, ayer, durante el encuentro
Bravo Aguilar, González Fraga, Ortiz Batalla, Curutchet, Sandleris y Szewach, ayer, durante el encuentro Fuente: LA NACION

Luego les aclaró a los que tenían dudas sobre la efectividad del mecanismo de subastas (al tener además montos explícitos prefijados) que, en los próximos meses, es muy probable que el mercado cuente con otro activo oferente de divisas: "Al Tesoro, con los refuerzos del FMI, le van a sobrar dólares y faltar pesos de acá a fin de año. No se extrañen si ven al Nación vendiendo más aún si el mercado le da posibilidad de maximizar sus pesos", les advirtió. Vale recordar que si algo conoce Sandleris son esos números: hasta hace apenas 72 horas era el jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda.

Según los cálculos realizados por algunos de los asistentes, tomando en cuenta las necesidades del Tesoro y su liquidez actual (depósitos oficiales en pesos), la munición extra podría rondar los US$3500 millones en el último trimestre del año. "Eso si no se tientan con vender más, para prefinanciar la primera parte de 2019, ya que el excedente en pesos aparecerá recién desde abril, con la cosecha gruesa", explicó un banquero de Adeba.

Las dudas de los banqueros nacionales se extendieron a las consecuencias que podría tener el esquema de aumento cero de la base monetaria. En especial, porque temen ser el pato de la boda cuando continúe el desarme de Lebac . "Hoy ya no tenemos de esos títulos en cartera. Y si para evitar expansión tienen pensado subir encajes, como trascendió, nos estarían quitando disponibilidad de liquidez por pesos, que -en realidad- se llevan otros", plantearon. Sandleris, que estuvo acompañado por el nuevo gerente general del BCRA, Nicolás Gadano, y por el director Enrique Szewach, se comprometió a estudiar el punto y pidió que le planteen alternativas.

La maratón de reuniones arrancó con Javier González Fraga (Nación), Javier Ortiz Batalla (Ciudad), Juan Curutchet (Bapro) y Demetrio Bravo Aguilar, por Abappra; siguió con Claudio Cesario (ABA), Enrique Cristofani (Santander Río), Martín Zarich (BBVA Francés), Gabriel Martino (HSBC), Joao Nobrega Pecego (Patagonia), Marcelo Mut (Itaú), Tullio Lanari (BNP Paribas), Facundo Gómez Minujín (JP Morgan), Alejandro Ledesma (ICBC) y Julio Figueroa (Citi) y se completó con Javier Bolzico (Adeba), Sergio Grinenco (Galicia), Ezequiel Carballo (Macro) y Patricio Supervielle (Supervielle).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.