Raúl Copetti: el hombre que controlaba los fondos del FPV

Fuente: LA NACION
Mariela Arias
(0)
28 de septiembre de 2018  

RÍO GALLEGOS.- Raúl Horacio Copetti nació en Córdoba, en los años 80 llegó a Río Gallegos y pasó por varios cargos públicos menores hasta recalar en el puesto que le dio poder: tesorero del Frente para la Victoria (FPV) en Santa Cruz. Controlaba el codiciado fondo de aportes partidarios que Néstor Kirchner consolidó en la provincia, a partir de un aporte voluntario por descuento bancarizado a empleados públicos.

Su único cargo político de relevancia lo ocupó en la Subsecretaría de Interior en la provincia. Pero, en los hechos, era quien manejaba los fondos del partido con orden estricta de Kirchner. "Si vos querías abrir una unidad básica en un pueblo, le decías a Lupín (el apodo local de Kirchner). Si él estaba de acuerdo, te decía: ?Andá a hablar con Copetti'", recordaba ayer una fuente del peronismo.

Así era trasladado Copetti desde Drogas Peligrosas hacia Comodoro Py

0:20
Video

Intentó abrir una línea interna dentro del FPV, se unió con otros funcionarios oriundos de Córdoba y creó "la COP". La rebeldía duró el tiempo que le llevó a Kirchner enterarse y desbaratarla. Copetti volvió al FPV y ya no se fue. Con la partida de Kirchner a la presidencia, él se mantuvo en la provincia y el último cargo público que ocupó fue en el directorio del privatizado Banco Santa Cruz, del cual se fue dando un ruidoso portazo que incluyó una solicitada en los medios locales en 2009.

En poco tiempo edificó un imperio: construyó en El Calafate el imponente Hotel Imago, hoy administrado por la empresa ETP, domiciliada en Córdoba y creada en 2005 junto a su hijo Pablo, piloto en el Rally Dakar.

Estuvo casado con Silvia Esteban, titular del Consejo Provincial de Educación en dos oportunidades y diputada nacional. El hobby de la pesca en los lagos patagónicos lo profesionalizó con emprendimientos de turismo y pesca en la Patagonia. En 2009 partió a San Martín de los Andes, Neuquén, y solo volvía a Santa Cruz de pesca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.