Sumo: la breve historia de una banda eterna, en el Movistar FRI Music

El manager Timmy MacKern, Lalo Mir y Germán Daffunchio
El manager Timmy MacKern, Lalo Mir y Germán Daffunchio Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Mauro Apicella
(0)
28 de septiembre de 2018  • 12:03

El conductor Lalo Mir dice que cuando se pierde el hilo se pierde el camino. "Y todos sabemos lo que significó Sumo en su corta pasada por la cultura popular argentina". Esa es la manera que Lalo encuentra para presentar un nuevo homenaje a Sumo (el hilo y el camino proyectado) que estará reflejado en un disco de las bandas del sello Geiser y por un concierto dentro del Festival Movistar FRI Music , el 27 de octubre, en un escenario montado en Figueroa Alcorta y Dorrego.

Allí tocarán Las Pelotas (banda encabezada por Germán Daffuchio, una de las ramas que surgió tras el final de Sumo luego de la muerte de Luca Prodan) Massacre, El Kuelgue, Cállate Mark y Francisca & los Exploradores, entre otras que se irán sumando.

En esta noche de presentación oficial del homenaje, mientras Lalo Mir habla desde el escenario de un local de San Telmo, Walas, cantante de Massacre, sentado a una de las mesas, me dice que esta mañana vio en LA NACION un anticipo del festival,, que se publicó con una foto suya y que el epígrafe decía: Walas, una de las voces más calificadas para rendirle homenaje a Sumo. "Me encantó, lo digo sin falsa modestia y me honró. Sumo es la banda que más versionamos. Participamos en el disco doble de homenaje Fuck You y recuerdo que un día, en un festival, subí tres veces al escenario para homenajear a Luca, primero con Massacre, después con Catupecu y más tarde con Divididos".

Walas: "Sumo es la banda que más versionamos"
Walas: "Sumo es la banda que más versionamos" Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Le pregunto si ya hay un plan para el tributo del 27 de octubre. Me cuenta que Massacre participó en el homenaje a Soda que se hizo hace unos años, para este mismo festival, y que si bien se trató de que las bandas no repitieran temas, finalmente la consigna no se respetó demasiado y supone que en este caso sucederá lo mismo: "Creo que se pueden repetir versiones, lo cual está buenísimo para que cada uno toque lo que sienta. El cover es como un traje, a veces te queda incómodo, otras te queda perfecto. De eso te das cuenta cuando dejás de tocar un tema o cuando lo seguís teniendo en tu repertorio por veinte años. Sumo es una de nuestras máximas influencias. Podríamos hacer un show completo de Sumo, tocamos los temas con los ojos cerrados. Nos asumimos discípulos de Sumo."

Sobre el escenario, ahora el grupo Francisca & los Exploradores hace una especie de popurrí sólo con frases de las canciones de Prodan. Además de participar en el festival, esta banda es una de las que participa en No tan distintos, el disco de homenaje del indie local que está por lanzar el sello Geiser. Allí también figuran Diosque, Tomás Justo, Callate Mark, Rey Hindú, Violeta Castillo, Viva Elástico, Ibiza Pareo, UN, Placer, Vanthra y Simón Mackern junto a Lautaro Bartoli.

Lalo Mir invita al escenario a Germán Daffunchio y Timmy MacKern, manager de Sumo y Las Pelotas y el amigo de Luca que abrió las puertas de su casa de Córdoba y propició la fundación de Sumo.

El manager Timmy MacKer y Germán Daffunchio
El manager Timmy MacKer y Germán Daffunchio Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

Daffunchio dice que Luca era la punta de la flecha. Mackern recuerda que a Luca le encantaba cantar "Five Years", de Bowie, y dice que la vida de la banda duró ese tiempo. Me quedo pensando en ese legado construido en apenas un lustro y tiro del hilo para no perder el camino. En los subsuelos de lo que en un tiempo fue el mítico boliche tanguero Michelangelo hay un camarín con un gran mesa y, sobre ella, una botella de vino recién abierta. Charlo con Timmy y Germán; les pregunto si los homenajes a Sumo los atan al pasado; también pregunto qué se siente que uno de los hijos de Timmy, Simón Mackern, toque en este homenaje. Me dice que lo toma como algo natural porque ellos se criaron escuchando todo esto. "En cierta manera, sobre todo en la primera etapa de Sumo, era casi una familia. Nuestros hijos desde que nacieron vivieron esto".

Daffunchio, por su lado, asegura que no tiene ningún tipo de conflicto al volver sobre su historia y la de Sumo. Todo lo contrario. "Con Las Pelotas hemos tocado muchas veces temas de Sumo. Por eso no vivo esto como algo nostálgico. Muy especial fue lo vivido y está dentro nuestro. Y la celebración es interna, de cada uno. Y es divertido cuando hay una cantidad de bandas que participan también. Si a alguien se le ocurrió celebrarlo, vamos a celebrarlo. En el último tiempo de Sumo éramos conscientes de que él estaba muy deteriorado. Y un día me dijo: "Vos tenés que tocar, vos tenés que seguir". Y, muerto él, quedándonos solos, ese recuerdo fue determinante para volver. Este tipo de homenajes son un agradecimiento a él. La vida de Sumo fue muy corta; con Las Pelotas hemos tocado para miles de personas más que con Sumo, pero en el fondo, en mi raíz, sigo siendo aquello que fui. Seguimos haciendo lo mismo que hicimos cuando empezamos, en Córdoba".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.