Suscriptor digital

Soja: entre la razón y la estrategia, el equilibrio es la clave

Atentos al movimiento del mercado
Atentos al movimiento del mercado
Pablo Adreani
(0)
29 de septiembre de 2018  • 04:10

El productor ha tenido la precaución de vender a futuro en forma anticipada buena parte del saldo exportable de trigo, algo menos en el caso del maíz y casi nada en el caso de la soja.

En cuanto al trigo, las ventas de los productores al 19 del actual llegaban a un acumulado de 5,8 millones de toneladas a precio hecho, de un saldo exportable esperado de 15 millones. En este caso el productor ha vendido el 40% del saldo total.

La estrategia de los exportadores será comprar en cosecha, en el periodo noviembre/diciembre/enero, por lo menos otros 5 millones de toneladas y ahí deberán competir con los molinos, que hasta el momento han comprado solamente 147.000 toneladas. La caída en el consumo de alimentos básicos, como lo es la harina y sus derivados, y la incertidumbre del comportamiento del consumidor, han paralizado el accionar de los molinos, y veremos mayor actividad compradora en pleno momento de la cosecha.

En el caso del maíz, los productores llevan vendidas en forma anticipada para entrega en abril, un total de 2,6 millones de toneladas, de un saldo exportable proyectado en 27 mill./t, el cálculo indica que las compras de la exportación no llegan al 10% de las exportaciones totales. Este puede ser un factor alcista para el mercado, pues habrá firme demanda por maíz físico en plena cosecha.

Por algún motivo la soja, el cultivo con la mayor producción esperada y con el mayor potencial de baja del mercado, no sido tomado en cuenta por el productor a la hora de privilegiar la venta anticipada de una parte de su cosecha. Aclaramos que tampoco se trata de vender el 100% de algo que todavía no se ha sembrado sino de tener la mínima precaución de cubrir los costo de producción o los compromisos a cosecha.

El comportamiento del productor en lo referente a coberturas y venta anticipada futura de su cosecha obedece a pensar: "si todavía no lo sembré ¿como lo voy a vender?". Esta racionalidad es en parte cierta desde el punto de vista operativo, pero desde el punto de vista del negocio y de poder visualizar y anticipar la venta a buenos precios genera un riesgo que en circunstancias como las actuales pueden definir la ganancia o la perdida.

Veamos, el contrato de soja mayo en el Matba a comienzos de agosto se cotizaba a US$280 por tonelada. Hoy lo hace a US$252. El productor ha vendido en forma anticipada solo 1 millones de toneladas de soja, de una cosecha esperada en 60 millones. El saldo sin vender, de 59 millones, ha perdido valor en US$1650 millones, por la caída del mercado, de 28 dólares.

El productor se debe estar preguntando si le conviene vender parte de su cosecha al precio futuro de US$252 para mayo o si espera a que se recupere el mercado. Respuesta muy difícil de dar desde el punto de vista del análisis, pues la fuerte baja del mercado ya se produjo y la misma fue anticipada y advertida varios meses atrás. Ahora hay que trabajar con el margen bruto y ver cuál es el resultado del negocio con una soja a US$252, que es el valor real del mercado.

Ejemplo, tengo un rinde probable de soja de 4000 kg/ha, si vendo a US$252 el margen bruto me deja un ingreso bruto de US$1000 por hectárea. Descuento costo de produccion, comercialización y cosecha y llego a un ingreso neto teórico de US$500 por hectárea. Y ahí viene la pregunta final que el productor debe plantearse, ¿me conformo con esta ganancia o quiero más? La respuesta se enfrenta a dos dilemas, uno real, que es el valor actual al que puede vender hoy, y otro virtual, que es el precio al cual le gustaría vender. Para finalizar, un viejo proverbio sefaradí: "Nadie se fundió por ganar poco".

El autor es socio fundador de Guru Market

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?