De Ushuaia a Vélez: recorrieron 3098 kilómetros para ver los Pumas-All Blacks

Entrenamiento de Los Pumas, en el Amalfitani. Hubo presencia de público, antes del partido del sábado ante All Blacks
Entrenamiento de Los Pumas, en el Amalfitani. Hubo presencia de público, antes del partido del sábado ante All Blacks Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Agustín Monguillot
(0)
28 de septiembre de 2018  • 18:09

"La semana más linda" está por alcanzar su climax. Bajo un clima descontracturado, Los Pumas cumplieron con el tradicional Captain's Run previo al duelo que sostendrán con los All Blacks por el Rugby Championship, este sábado a partir de las 19.40, en el estadio de Vélez.

Fue una jornada de entrenamiento relajada, configurada para evitar el riesgo de lesiones y cumplir con las exigencias de los medios. También para que los dirigidos por Mario Ledesma recibieran las últimas muestras de cariño de su gente, en este caso de centenares de chicos que se sentaron en las plateas para darles su aliento antes del partido más importante del año.

Entrenamiento de Los Pumas, en Vélez
Entrenamiento de Los Pumas, en Vélez Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Son esos momentos es donde surgen algunas historias particulares, que otorgan color a la jornada. La de ese día fue la de un grupo de chicos de Las Águilas de Tierra del Fuego, que completaron los 3.098 kilómetros que separan la puerta de su club, en Usuahia, del José Amalfitani, en Liniers. Tanto los jugadores como el staff técnico (todos con pasado Puma) se mostraron cálidos con el público y accedieron a sacarse fotos y firmar autógrafos.

"Es la semana más linda del año. Se disfruta de una manera especial porque cada vez que se juega la cancha está llena, queda mucha gente afuera y estamos con nuestra familia y amigos. Jugamos contra los mejores, entonces se tiene que disfrutar. Lo hablábamos con Mario, se tiene que disfrutar de la mejor manera, haciendo nuestro trabajo sacrificándonos", afirmó el capitán de los Pumas, Agustín Creevy.

Entrenamiento de Los Pumas, en Vélez: Mario Ledesma, ante el partido ante All Blacks
Entrenamiento de Los Pumas, en Vélez: Mario Ledesma, ante el partido ante All Blacks Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Los Pumas llegan al duelo con los bicampeones del mundo en su mejor momento desde que empezaron a participar del torneo que reúne a las potencias del Hemisferio Sur. Las victorias ante Sudáfrica y Australia empiezan a confirmar que se replica el efecto Ledesma, que desembarcó en el seleccionado después de consumar una gran temporada con Jaguares en el Super Rugby. El ex Puma no cree que haya una fórmula especial: "Ni idea. No me pongo a pensar en qué le traje o no. Lo que teníamos claro con el staff era adónde queríamos ir y cómo queríamos ir, cómo queríamos que vieran al equipo y que los chicos tuvieran claros sus roles. Pasaba más por ahí".

Los All Blacks llegan a Vélez con el orgullo herido, después de la inesperada derrota como local ante los Springboks por 36 a 34 que significó la primera en los últimos tres años del Rugby Championship. El head coach argentino no lo toma como medida: "Rescato poquitas cosas porque fue un partido atípico. Sudáfrica jugó a matar o morir en defensa. Les hicieron seis tries, pero lo que pasó fue que interceptaron dos pelotas y se fueron abajo de los palos. No se puede entrenar eso".

Mientras tanto, los Hombres de Negro siguieron con su apretada agenda de compromisos comerciales y sociales. Algunos participaron durante la mañana de un encuentro con un grupo de niños de la comunidad Qom, de Formosa, organizado por Unicef y la ONG Rugby Sin Fronteras. No se acercaron a Vélez para hacer el Captain's Run, sino que optaron refugiarse en el San Isidro Club.

Los All Blacks, en el entrenamiento en la cancha de SIC.
Los All Blacks, en el entrenamiento en la cancha de SIC. Crédito: twitter APR

Por supuesto, no faltó la referencia a que hace siete años que los All Blacks no pierden dos partidos seguidos. "No pienso en eso. Son estadísticas. Nosotros pensamos en cómo ganarles", respondió Creevy, con el semblante serio. Sentado al lado suyo, Ledesma sonrió entre divertido y agotado. "La estaba esperando. Lo preguntaron toda la semana", acotó con su particular forma de expresarse, que desató algunas carcajadas en la sala. El capitán de los Pumas cerró el diálogo con un deseo: "Va a ser un excelente partido, para disfrutar".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.