¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Cuentos para jugar con las nubes

Interior de Con la cabeza en las nubes
Interior de Con la cabeza en las nubes Crédito: Antonia Kon
Natalia Blanc
(0)
29 de septiembre de 2018  • 00:10

Hoy presentamos seis libros para chicos con poemas para compartir en días nublados, además de dibujos, collages y fotos de cielos para jugar a encontrar formas divertidas en las nubes. Además, para celebrar la primavera, nada mejor que la música de Las cuatro estaciones, de Vivaldi, en un álbum ilustrado para leer y escuchar.

Con la cabeza en las nubes
Con la cabeza en las nubes

Con la cabeza en las nubes, de Diego Bianki y colaboradores (Pequeño Editor). Con textos de Raquel Franco y Ruth Kaufman, este álbum ilustrado invita a los lectores a dibujar nubes e inventarles formas extrañas y divertidas. Como hacemos todos cuando miramos el cielo, Isol, Maitena, Gusti y Cristian Turdera, entre otros autores integrales, descubren animales y personajes en las nubes. El libro trae también fotografías intervenidas con dibujos y datos que explican algunas cuestiones fundamentales: de qué están hechas las nubes, cómo se sostienen en el aire. Ganador de los premios White Ravens 2011, Alija-IBBY 2011 y Korea Educational Brand Award 2013, Con la cabeza en las nubes nació hace ocho años como un juego colectivo en un blog, donde Bianki y compañía compartieron más de 500 fotos de nubes e invitaron a ilustradoras e ilustradores de varios países a intervenir las imágenes.

Nube con forma de conejo
Nube con forma de conejo Crédito: Bianki

Cuenta Bianki: "Así comenzó este juego que en 2010 se transformó en libro. Tiempo después de que el libro se reeditara varias veces en la Argentina, también se vendieron los derechos a otros países: Corea, Francia, Alemania, México, España, Bélgica y Brasil. El mes pasado, la Secretaría de Educación Pública de México adquirió los derechos y editó 97 mil ejemplares para donar a escuelas y bibliotecas. Como ahora los blogs se usan mucho menos, se nos ocurrió plantear este juego en Facebook formando un grupo (www.facebook.com/groups/conlacabezaenlasnubes), que invita a docentes con sus alumnos, dibujantes, escritores y entusiastas de este fenómeno metereológico que pasa cada día por encima de nuestras cabezas, a jugar buscando formas diversas. También, como en el libro, en el grupo de Facebook compartimos información científica: cuánto pesa una nube, como se forman, por qué tienen diferentes colores".

Les recomiendo dar una vuelta por el muro de Facebook de este grupo original y creativo. Las fotos que comparten son cautivantes. Aquí les muestro un video de YouTube con algunos bellos ejemplos y breves instrucciones para sumarse. Y una primicia, que revela Bianki: "Este año el canal Pakapaka, por intermedio de su directora Fernanda Rotondaro, nos propuso la gran idea de realizar 12 microprogramas para, en los que ya estamos trabajando".

Instrucciones para participar del grupo Con la cabeza en las nubes

1:30
Video

Nube con forma de nube, de Cecilia Pisos (Kalandraka). Otro libro ilustrado por Bianki que tiene que ver con las nubes. En este caso, se trata de un poemario de la autora argentina publicado por el sello español. Reúne bellísimos poemas sobre las nubes, la lluvia y el cielo en un libro para coleccionar dirigido a todas las edades. "Nadie sabe/ lo que una nube oculta/ hasta que llueve". Atención fans de Bianki: el autor e ilustrador presenta mañana, a las 16, en el Museo Roca (Vicente López 2220), su último libro, Cuentos Cansados, con textos inéditos de Mario Levrero escritos para su hijo Nicolás, cuando tenía 8 años. Ya crecido, Nicolás Varlotta leerá los cuentos mientras Bianki dibuja en vivo.

Cazador de nubes, de Fernando de Vedia (Planeta). De la serie Azul de Planeta Lector, una novela de suspenso ilustrada por Dolores Pardo, para lectores de 8 años en adelante. Está protagonizado por Pedro, un chico de 11 años, que vive una aventura emocionante para evitar que se concrete un proyecto de destrucción. Ideal para lectores que se enganchan con las historias con intrigas y desafíos.

Interior Nubes de colores
Interior Nubes de colores

Nubes de colores, de Rafael Alberti (Ediciones Treintayseis). "Vendo nubes de colores/ las redondas, coloradas/ para endulzar los calores", dice el primer verso del poema "Pregón", de Alberti, que integra esta excelente antología ilustrada por Estrellita Caracol. Pensado para los más chicos, es un libro imprescindible para descubrir la obra del poeta español.

Para cuando llueve, de Canela (Sudamericana). "En días grises/ el cielo está enredado/ de pájaros de viento/ malhumorados", escribe Canela en este libro precioso de la colección Los caminadores, con ilustraciones de Claudia Legnazzi. Poemas con animales, con estrellas, con nubes y gotas de lluvia. Poemas para leer al aire libre y también para disfrutar los días grises. Los versos de Canela abren puertas para jugar con las rimas y las sensaciones alrededor de un universo conocido por los chicos: los piojos y las mochilas, el frío del invierno, los paraguas y la lluvia, las palabras y los garabatos, las bicicletas y el monopatín. Para compartir en voz alta y soñar despiertos.

Nube con forma de pato
Nube con forma de pato Crédito: A Murphy

Ovejas en el balcón y otros poemas para soñar, de Graciela Repún y Enrique Melantoni (Atlántida). "El aire empuja a las nubes/ entra en las casas/ no se detiene/ viaja sin pausa". Así comienza "Olor a ti", uno de los poemas de este libro ilustrado por Rocío Alejandro. Todos tienen en común el gran sentido del humor y la complicidad que establecen con los chicos. "Olor a ti", por ejemplo, está dedicado a un perro. Hay también versos para reírse de las órdenes que suelen dar las mamás y los papás ("Soy obediente"); poemas que forman caligramas; y otros que juegan con el sentido, como "Pensar al revés", que termina así: "El piso está en las nubes/ y el cielo a nuestros pies/ todo lo confunden/ ¿piensan al revés?".

Las cuatro estaciones en un día
Las cuatro estaciones en un día

Las cuatro estaciones en un día, de Katie Cotton y Jessica Courtney-Tickle (El Ateneo). Un álbum de formato grande y tapa dura para leer, tocar y escuchar. En cada página hay un círculo, señalado con un color y una nota. Al apretar ese "botón", comienza a sonar un movimiento de Las cuatro estaciones, de Vivaldi. La música acompaña la historia de Isabel, la protagonista, que recorre las cuatro estaciones del año en un solo día. Al final del libro, hay una biografía breve del compositor, un glosario de términos musicales y referencias a los movimientos elegidos para musicalizar el cuento. Para disfrutar una y mil veces. "Las nubes tiemblan con furia; un relámpago fugaz atraviesa el cielo. Segundos más tarde, cae una intensa lluvia", escribe Courtney-Tickle, que también es autora de una versión ilustrada de El Cascanueces, el cuento clásico que inspiró el famoso ballet de Marius Petipa y Lev Ivanov y música de Tchaikovski. También trae fragmentos de la música original.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.