Paulo Dybala le da fuerzas a un nene que espera una prótesis

(0)
28 de septiembre de 2018  • 19:14

CORDOBA. "Mandarte muchísimas fuerza; espero poder verte dentro de poco, charlar un rato con vos, que me cuentes algunas cosas. Un abrazo fuerte. No aflojes, metele con todo. Mucha fuerza campeón". Paulo Dybala el cordobés que triunfa en la Juventus y ahora hace sociedad con Cristiano Ronaldo envió un video a Gaspar Buteler, de 10 años, quien nació sin la tibia derecha y hace medio año espera por una nueva operación y prótesis.

Gaspar tiene 10 años, es de Córdoba , y ya se sometió a cinco operaciones reconstructivas; las tres primeras antes de los dos años. Nació con agenesia de tibia, una malformación congénita. Usa una proto órtesis ya que una parte -la que se adhiere al muslo- está moldeada especialmente puesto que su pierna derecha es algo más corta que la izquierda y con atrofia. La parte del pie es un componente estándar.

El papá de Gaspar es Francisco "Pancho" Buteler, director técnico de Dybala en las inferiores de Instituto . "Siempre me dijo que tenía que tener los pies en la tierra. Ese camino me trajo hasta acá, con humildad, con trabajo", lo recuerda siempre "la Joya".

Gaspar es el menor de siete hermanos y, con su prótesis, hace vida normal. "Juega al fútbol, nada. En la última operación hubo complicaciones, una infección y después tuvimos problemas con la obra social que no quería reconocer la prótesis en la ortopedia de siempre. Ya está cansado, quiere volver a su rutina", cuenta a LA NACION Alejandra, su mamá.

Para que Gaspar pueda mantener el tipo de aparato ortopédico que le funciona la familia hizo una campaña de venta de pizzas, alfajores de maicena y masa para fajitas. Ya juntaron el dinero y ahora esperan que llegue la prótesis.

"Paulo ya le mandó otros saludos de cumpleaños; siempre está en contacto -dice Alejandra-. Como cuando viene a Córdoba se maneja con bajo perfil no pudimos coordinar para que Gaspar lo vea. Ya lo conocerá".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.