Suscriptor digital

Construyeron un proyecto atravesado por una autopista

El edificio, que se inauguró en mayo en Copenhague, es parte de la iniciativa de lograr ciudades más amigables con los peatones
El edificio, que se inauguró en mayo en Copenhague, es parte de la iniciativa de lograr ciudades más amigables con los peatones
Katharine Schwab
(0)
29 de septiembre de 2018  

La mayoría de las ciudades están construidas alrededor de los autos. Y si no puedes deshacerte de los autos, debes construir directamente a través de ellos. Eso es lo que hizo la arquitecta Ellen van Loon del estudio holandés Office for Metropolitan Architecture -OMA-para un nuevo edificio de uso mixto en Copenhague. La estructura, llamada "Blox", tendrá apartamentos, un espacio de coworking, un café, un espacio comercial y un museo llamado Danish Architecture Center, todos funcionarán mientras que una de las autopistas más transitadas de la ciudad atraviesa su centro. El edificio, que se inauguró en mayo, es parte de un impulso global para hacer que las ciudades sean más amigables con los peatones. Oslo y Madrid planean prohibir todos los automóviles en sus centros de las ciudades en 2019 y 2020, respectivamente. El alcalde de Copenhague anunció un plan para prohibir los autos diesel para 2019. Otros están invirtiendo en líneas para bicicletas más robustas. Pero no siempre se puede eliminar de inmediato el diseño de ciudades centrado en el automóvil, donde reinan las carreteras. Por eso, esta es una solución inteligente.

La parcela de tierra, una de las últimas piezas no desarrolladas a lo largo del litoral de Copenhague, constaba de dos partes, una a cada lado de la carretera, que no eran lo suficientemente grandes para la escala de un edificio que OMA necesitaba desarrollar. "Lo único que tenía sentido era hacer una gran ciudad que atravesara el camino", dice van Loon. Una de las características importantes del edificio es una estructura subterránea de estacionamiento automático que puede acomodar hasta a 325 automóviles.

En linea con esa iniciativa, Copenhague se está moviendo hacia una zona libre de automóviles en su centro histórico, y el estacionamiento le dará a las personas un lugar para almacenar sus autos antes de entrar al casco antiguo, a cinco minutos a pie. El edificio también tendrá un pasillo peatonal entre la parte antigua de Copenhague y el paseo marítimo. Cualquier turista que busque atravesar la distancia caminará a través de Blox. Para ello, los arquitectos construyeron hasta el paseo marítimo, que generalmente está prohibido para garantizar el espacio del parque y las pasarelas peatonales. Pero pudieron convencer al gobierno local de que el edificio tenía sus méritos como espacio público y recibió una exención. Debido a su papel como un edificio público, van Loon piensa en Blox como una ciudad en miniatura. Además de tener tantas funciones diferentes, el interior fue diseñado para que todos los diferentes inquilinos estén conectados visualmente, a través del vidrio. Los apartamentos, que están en la parte superior del edificio, miran hacia abajo a través de un techo de vidrio en el núcleo del edificio. En esencia, eso significa que las personas que trabajan y viven en Blox no se cerrarán entre sí. En cambio, se espera que el flujo del edificio los acerque más y posiblemente incluso proporcione un lugar para que los estudiosos del Danish Architecture Centre estudien la vida urbana de cerca. Esa es la razón por la que el edificio se ve como cajas de vidrio brillante apiladas en un marco alrededor de la carretera: la forma busca facilitar estas conexiones. "Queríamos mostrar todo lo que sucedía en el edificio como cuando caminas por la calle y ves como funciona una ciudad. Hicimos una olla a presión fuera de ella, mientras mantuvimos los autos a una distancia segura", concluye van Loon.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?