Suscriptor digital

En Rosario, la semana dejó un alza del 14,1% para el precio de la soja

La demanda elevó ayer su oferta de 10.000 a 10.5000 pesos por tonelada y la ubicó lejos de los $9200 del viernes anterior; la devaluación del peso resultó clave para la suba
La demanda elevó ayer su oferta de 10.000 a 10.5000 pesos por tonelada y la ubicó lejos de los $9200 del viernes anterior; la devaluación del peso resultó clave para la suba
Dante Rofi
(0)
29 de septiembre de 2018  

El valor nominal de la soja argentina trepó un 14,1% durante la semana en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), tras crecer las ofertas de los compradores de 9200 a 10.500 pesos por tonelada. Los fundamentos centrales de la tónica alcista resultaron la fuerte devaluación del peso frente al dólar (fue del 12,3% durante el segmento comercial, al pasar la paridad de 36,95 a 41,50) y la competencia entre la exportación y las fábricas por la poca mercadería que va quedando de la cosecha 2017/2018.

Los 10.500 pesos pagados ayer para las terminales del Gran Rosario implicaron un alza de 500 pesos frente al valor vigente el jueves. Fuentes del sector indicaron que por negocios para entregas diferidas hacia el mes que viene, la demanda exportadora de poroto de soja convalidó hasta 10.600 pesos.

"Lejos de lo que podría imaginarse quien ve este nivel de precios, la jornada transitó con mucha calma en el mercado, producto de la cautela que impone la inestabilidad del mercado cambiario", contó a LA NACION una fuente del sector comercial. Añadió que durante la rueda las ventas de soja a remitir rondaron "las 50.000 toneladas y se les puso precio a unas 150.000 toneladas que habían sido entregadas a fijar".

El aumento del valor de la soja también se replicó en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde los exportadores elevaron sus ofertas de 10.200 a 10.500 pesos por tonelada.

Vale destacar que los valores pagados ayer por los compradores de soja quedaron por encima del FAS teórico calculado por BCR para la industria aceitera, de 9543 pesos por tonelada, y de la capacidad de pago ponderada por la Secretaría de Agricultura de la Nación, de 9517 pesos. Para pasado mañana el organismo fijó este indicador en 9870 pesos por tonelada.

Por la soja de la próxima cosecha, para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario, los interesados ofrecieron ayer 245 dólares por tonelada, sin cambios.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), el saldo fue bajista para la soja, en línea con las pérdidas externas. Las pizarras reflejaron quitas de US$0,70 y de 1 sobre los contratos noviembre y mayo, cuyos ajustes fueron de 265,80 y de 251,80 dólares por tonelada.

Luego de tres ruedas alcistas, la soja de los Estados Unidos se cotizó en baja ayer en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones noviembre y enero resignaron US$3,49 y 3,50 al terminar la jornada con ajustes de 310,67 y de 315,81 dólares por tonelada. El principal fundamento bajista fue el informe trimestral de existencias estadounidenses al 1º de septiembre, en el que el USDA relevó un stock de 11,92 millones de toneladas, contra una expectativa de los operadores de 10,91 millones (como se amplía por separado).

Maíz y trigo

El impacto de la devaluación del peso frente al dólar, que mejora la capacidad de pago de los exportadores, también favoreció al maíz. Ayer la demanda pagó 5600 pesos por tonelada del grano grueso para el Gran Rosario y 5700 pesos para Bahía Blanca, 300 pesos más que anteayer. Para Necochea la mejora fue de 200 pesos y la transición de las propuestas, de 5200 a 5400 pesos por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 5150 y 5500 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

El maíz de la próxima cosecha se mantuvo estable, dado que los interesados ofrecieron 142 dólares por tonelada de cereal con entrega sobre el Gran Rosario entre febrero y marzo, y 140 dólares para las descargas de abril a mayo.

En el Matba, la posición diciembre del maíz bajó US$1,80 y cerró con un ajuste de 147,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato abril sumó US$0,20 al terminar la jornada con un precio de 146 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer bajas de US$3,34 y de 3,35 sobre los contratos diciembre y marzo del maíz, cuyos ajustes resultaron de 140,25 y de 144,87 dólares por tonelada. La agencia Reuters informó que durante la rueda los fondos de inversión especuladores se desprendieron de 22.000 contratos, equivalentes a poco más de 2,79 millones de toneladas del cereal.

Respecto del trigo, ayer la exportación pagó 8500 pesos por tonelada disponible para las terminales del Gran Rosario, $200 más que el jueves. Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas se mantuvieron estables, en 195 y en 190 dólares, respectivamente.

La BCBA informó que los molinos propusieron entre 8300 y 10.900 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago. El valor más alto del rango fue ofrecido por grano con 30% de gluten y con pago a los 30 días.

En cuanto al trigo de la nueva cosecha, las propuestas de los exportadores se mantuvieron sin cambios, en 185 dólares para las entregas sobre el Gran Rosario entre noviembre y diciembre; en 190 dólares para enero; en 195 dólares para febrero, y en 200 dólares para marzo.

La posición diciembre del trigo en el Matba se mantuvo estable, en 189 dólares por tonelada, en tanto que el contrato enero sumó US$0,50 al cerrar con un ajuste de 195 dólares.

El trigo de los Estados Unidos se negoció en baja ayer por cuarta rueda consecutiva. La posición diciembre del cereal en la Bolsa de Chicago y de Kansas resignó US$1,47 y 2,21, en tanto que su ajuste resultó de 187,03 y de 187,85 dólares por tonelada, respectivamente.

Fundamentos para el análisis

En medio de la "guerra", el mercado ya mira hacia el sur

Abajo de los US$300

En una conferencia sobre perspectivas desarrollada anteayer en Bombay, Thomas Mielke, editor de la publicación Oil World, advirtió que el precio de la soja "podría caer en los próximos meses a menos de 294 dólares por tonelada en la Bolsa de Chicago por primera vez en una década, como consecuencia de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China". Agregó que de persistir el conflicto bilateral la caída será inexorable a menos "que tengamos problemas climáticos en América del Sur".

Récord en Brasil

Lejos de la expectativa del especialista de Oil World, la consultora brasileña Safras &Mercado proyectó ayer la cosecha brasileña de soja 2018/2019 en 121,10 millones de toneladas, por encima de los 119,80 millones de la campaña precedente. "Los productores están demostrando mayor seguridad en este momento, por eso hemos elevado nuestras estimaciones de intención de siembra en varios estados. La buena cosecha del ciclo anterior y los altos precios son los principales incentivos para el agricultor", dijo Luiz Fernando Roque, analista de la firma. AgRural indicó que la siembra ya cubre el 4,6% del área, contra el 1,5% vigente un año atrás.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?