Suscriptor digital

Carlos Feoli: un impulsor del crecimiento de la cadena del girasol

Fuente: Archivo
(0)
29 de septiembre de 2018  

El fallecimiento de Carlos Feoli, ayer, provocó un gran pesar en la comunidad agropecuaria. Como ingeniero agrónomo e investigador del INTA, Feoli se especializó en el cultivo de girasol. En ese carácter fue fundador y director ejecutivo de la Asociación Argentina de Griasol (Asagir) y ocupó el cargo de presidente de la Asociación Internacional de Girasol (ISA, en sus siglas en inglés), entre 2008 y 2012.

De gran calidad humana y sólido conocimientos técnicos, Feoli se graduó en la Universidad de La Plata y obtuvo su título de posgrado de la Universidad Estatal de Dakota del Norte, Fargo, Estados Unidos, en pleno corazón girasolero de ese país,

En el INTA fue responsable del desarrollo de sistemas de producción de cultivos y agente de extensión en el oeste de la provincia de Buenos Aires. En 1989 se unió al grupo de investigación de la Estación Experimental Pergamino para trabajar en la producción de girasol.

Docente, consultor y hombre inquieto, en 1998 se sumó al equipo que por entonces promovía el concepto de cadena de valor alimentaria y trabajó en el desarrollo de la cadena de valor de girasol.

Como director ejecutivo de Asagir, Feoli se destacó por su trabajo en pos de aumentar la eficiencia de la producción y la calidad del girasol, además de profundizar la idea de cadena de valor alimenticio. Su esposa Liliana, su hija Regina, su familia, sus amigos y allegados lo despidieron ayer con dolor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?