Suscriptor digital

El ocaso de una promesa que ilusionó al mundo

Claudio Jacquelin
(0)
29 de septiembre de 2018  

El trecho que va de las promesas a los éxitos o a los fracasos suele estar sembrado de imponderables. Pero cuando el resultado dista de lo soñado no son atenuantes las causas exógenas del fracaso.

En los últimos días, la atención se posó en un gobernante llegado al poder con un proyecto que la prensa mundial celebraba: proponía modernizar el país, salía al mundo en busca de inversiones y rompía la cultura cortoplacista con la preparación de un plan estratégico para 2030.

Antes de lo esperado, llegaron tropiezos económicos, agravados por la persecución de empresarios por corrupción. Además, se desataron conflictos al habilitarse reformas sociales rechazadas por la jerarquía religiosa. Ahora, muchos califican su gestión de improvisada, su popularidad se agrieta rápidamente y se teme que los adversarios vuelvan al poder.

La gestión del príncipe heredero de Arabia Saudita mucho está dando que hablar. Tranquiliza que se trate de una realidad tan ajena. ¿Y tan lejana?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?