Suscriptor digital

Detrás del invicto de 30 partidos, River sabe que la revancha con Independiente marcará su futuro

Gallardo, un constante motivador: con De la Cruz, durante la goleada a Lanús
Gallardo, un constante motivador: con De la Cruz, durante la goleada a Lanús Crédito: @CARPoficial
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
29 de septiembre de 2018  • 21:18

"El equipo sabe cómo asumir este tipo de compromisos y hay tranquilidad y confianza". Las palabras de Marcelo Gallardo , en la previa del reciente Superclásico en la Bombonera, fueron un espaldarazo absoluto para el plantel de River . No hay nadie que crea en sus jugadores tanto como él: es el primero en demostrar y decir que todos están preparados para asimilar y afrontar compromisos de alto vuelo. El martes, ante Independiente en el Monumental, volverán a tener una prueba de fuego en búsqueda del boleto a las semifinales de la Libertadores.

El equipo de Núñez llega en alza e invicto: tras el 5-1 ante Lanús del viernes, acumula 30 juegos sin perder, con 19 triunfos y 11 empates (54 goles a favor y 10 en contra). Un número que está cerca de ser una marca histórica: si no pierde ante el Rojo, alcanzará los 31, el récord absoluto en la historia del club, que fue logrado dos veces. La primera se dio entre junio de 1922 y abril de 1923, en el Campeonato 1922 de la Asociación Amateurs de Football, con 22 triunfos y nueve empates. La racha se cortó ante San Lorenzo, con derrota 1-0. Logró 46 goles y le convirtieron 8.

En tanto, la segunda data de cuatro años atrás, entre abril y noviembre de 2014, con 21 victorias y 10 igualdades. Fueron los ocho partidos del cierre del último ciclo de Ramón Díaz (siete del Torneo Final y uno de la Superfinal), más los 23 primeros de Gallardo como técnico del club (14 del Torneo Transición, seis de Copa Sudamericana y tres de Copa Argentina). Sumó 57 tantos y recibió 15. El invicto se terminó con la caída 1-0 frente a Estudiantes en casa.

Maidana, Pratto y Mora: desde hoy se instalarán en Cardales
Maidana, Pratto y Mora: desde hoy se instalarán en Cardales Crédito: @CARPoficial

Tras el entrenamiento de ayer, River comenzará desde hoy a preparar con intensidad el clásico copero ante los de Avellaneda tras el 0-0 en la ida. Y lo hará sabiendo que deberá convivir los 90 minutos con la paradoja de tener consigo el respaldo de 30 juegos invicto pero la necesidad absoluta de conseguir un éxito que le otorgue el ansiado pase a las semifinales, que sería la tercera vez en las cuatro Libertadores que dirigió el Muñeco.

"Esperemos que esta buena energía pueda continuar el martes en nuestra cancha y con nuestra gente, en un partido muy difícil también", comentó el viernes Gallardo en rueda de prensa tras la goleada sobre Lanús, y destacó el trabajo fuera del terreno de juego: "Hay un valor grupal y humano muy bueno que le hace bien a la causa. Creo que son satisfacciones, esto es una consecuencia de lo que se viene haciendo. Las respuestas están dentro y fuera de la cancha. Es importante que estemos como estuvimos hoy, más allá de los nombres hay un grupo que se respalda y eso es bueno".

Para trabajar con calma, mantener la buena energía y alejarse del bullicio que producen las instancias decisivas en los pasillos del Monumental y el predio de Ezeiza, el cuerpo técnico eligió repetir una fórmula que le dio buenos resultados: la reclusión en Cardales. Desde el mediodía de hoy, todo el plantel quedará concentrado en el Hotel Sofitel La Reserva, ubicado en el kilómetro 61 de la Ruta Panamericana N°9, y tendrá su primer entrenamiento a las 16.30.

Por qué van a Cardales

¿Qué se busca en los tres días de concentración? "Ante partidos de esta exigencia optamos por descomprimir, y para eso vamos a Cardales. La idea es pasarla bien, compartir, reírnos, generar esa unión de grupo que tan bien nos hace, que tanto tiempo viene perdurando y que queremos seguir alimentándola. Esa es la base de un equipo", explicó el DT tras eliminar a Racing en octavos de final, instancia para la cual también eligió trabajar allí. Fortalecer los vínculos del plantel, potenciar el estado anímico y mantener la cabeza enfocada en el objetivo son los tres grandes pilares del aislamiento que le ha dado buenos resultados.

Con la que comienza hoy, más la de agosto, ya son siete las veces que el Muñeco eligió Cardales: lo hizo en marzo pasado para la Supercopa Argentina ante Boca (victoria 2-0); en noviembre de 2017 para la ida con Lanús por semifinales de la Libertadores (triunfo 1-0); en septiembre de 2017 para la vuelta de los cuartos de final de la Copa ante Jorge Wilstermann (goleada 8-0); en noviembre de 2015 antes del duelo de vuelta por la semifinal con Huracán de la Copa Sudamericana (empató 2-2 y fue eliminado tras perder 1-0 en la ida) y del Mundial de Clubes; y la primera, entre junio y julio de 2015, que fue una mini pretemporada de 11 días para las semifinales y la final de la Libertadores (2-0 y 1-1 con Guaraní y 0-0 y 3-0 con Tigres) que alzó.

Ni cábala ni suerte. Gallardo es un obsesivo del trabajo que siempre intenta utilizar y optimizar la mayor cantidad de recursos posibles para potenciar el nivel y la confianza de sus jugadores. Porque sabe que ante Independiente necesitará el 100% de todos ellos para prolongar el invicto y quedarse con la clasificación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?