Wall Street aprueba las medidas, pero aún conserva sus dudas

El paso de Macri por EE.UU. cosechó muestras de respaldo, aunque la sustentabilidad del plan y el futuro político preocupan
El paso de Macri por EE.UU. cosechó muestras de respaldo, aunque la sustentabilidad del plan y el futuro político preocupan Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
30 de septiembre de 2018  

WASHINGTON.- Antes de que Mauricio Macri llegara a Nueva York, una de las dudas centrales entre inversores, empresarios y analistas de Wall Street sobre su presidencia era su continuidad: si llegaría con suficiente respaldo a las próximas elecciones como para ser reelecto.

Tras su convulsionado paso por la Gran Manzana, que incluyó fuertes muestras de respaldo internacional, la renuncia de Luis Caputo -uno de sus principales alfiles- y el anuncio del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), esa duda persiste. Y, para algunos, con más fuerza que antes.

Macri reconoció las inquietudes imperantes sobre la continuidad del giro político y las reformas económicas que desplegó en la Casa Rosada, un tema que surgió en su maratón de reuniones en Nueva York. Pero, fiel al estilo y al ADN de su Gobierno, se mostró confiado en que tendrá el respaldo suficiente para continuar otros cuatro años.

"Me lo preguntaron, y les dije lo que pienso. Realmente hay una Argentina que maduró, que creció, que entiende que estos errores que hemos acumulado por décadas y que se agravaron mucho en el gobierno anterior no se resuelven de un día para el otro. No se resuelven en un par de años", dijo el Presidente a la prensa argentina, al final de su viaje. "Es un camino con obstáculos. Pero cada obstáculo que superamos, nos fortalece", agregó.

La duda que persiste en Estados Unidos es si la Argentina dio un vuelco definitivo, o si por el contrario existen aún posibilidades de un retorno al populismo.

La dureza del ajuste fiscal del programa acordado con el Fondo, al que ahora se sumará la aspiradora monetaria que impondrá Guido Sandleris desde el Banco Central, llevan a algunos a anticipar un escenario social convulsionado: una recesión dura, con inflación alta, aumento de la pobreza y suba del desempleo.

Pero el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confía en que la economía se reactivará a principios del año próximo, y crecerá con fuerza hacia fines del año próximo.

"Hay mucho apoyo acá a Macri. Hay que ver si el programa económico funciona. Tiene unos efectos colaterales que deterioran más la posibilidad de que Macri sea reelecto", dijo un alto directivo de un importante fondo de inversión de Wall Street. "Por eso el mercado no reacciona positivamente o frena el dólar. Si la recesión va a ser tan grande que vuelve el populismo, el dólar a 42 no está caro", agregó.

Arturo Porzecanski, economista conocedor de la Argentina y el mundo de Wall Street, dijo esta semana en una charla en el Consejo de las Américas en Washington, luego de la visita del Presidente, que la elección va a estar reñida, y dejó abierta la incógnita acerca de que, aun si la reactivación despunta el año próximo, llegue a sentirse en la calle para octubre.

Porzecanski compartió esa charla con Sebastián Galiani, quien fue número dos de Dujovne, y ofreció otra visión: "Soy más optimista que nunca en el aspecto político", dijo, descontando una reelección de Macri.

Alejo Czerwonko, director de Estrategia de Inversión en el banco UBS, dijo que la visita de Macri fue una "montaña rusa", y que el nuevo acuerdo con el Fondo quedó opacado por "la desprolija salida de Caputo". Czerwonko consideró que las características del nuevo paquete con el FMI eran "positivas", pero que, así y todo, persisten dudas sobre su éxito.

"Las características del acuerdo son definitivamente positivas para desterrar preocupaciones sobre la posición de liquidez del país en los próximos meses", evaluó Czerwonko. "Quedan dudas respecto del posible éxito del nuevo esquema de política monetaria y su efecto sobre el peso, que sigue siendo el eslabón más débil de los activos argentinos, expuesto a shocks externos", agregó.

Pilar Tavella, economista de Barclays para la Argentina, dijo, en línea con la visión general del mercado, que el nuevo paquete con el Fondo reduce las preocupaciones sobre el programa financiero de este año y el próximo.

"El nuevo programa toma medidas relevantes para abordar dos de los tres factores que consideramos necesarios para la normalización económica: la estabilización de las expectativas de inflación, la reducción de las preocupaciones sobre el programa de financiación y el mantenimiento de un fuerte asimiento de la gobernabilidad", evaluó Pilar Tavella, economista de Barclays para la Argentina. "Pero el camino sigue siendo desafiante".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.