Suscriptor digital

Sismos y tsunami en Indoneisa: "El agua se abalanzó de forma repentina"

Sobrevivientes de la catástrofe relataron las escenas de pánico
(0)
30 de septiembre de 2018  

PALU (AP).- Con demasiado miedo para dormir adentro, los residentes de Palu acamparon afuera, en la oscuridad, mientras los sobrevivientes narraban historias desgarradoras de cómo fueron separados de sus familiares por la tragedia.

Algunos heridos, como Dwi Haris, que sufrió fracturas de hombro y espalda, se recostaban fuera del hospital militar de Palu, donde los pacientes eran atendidos al aire libre debido a las fuertes y continuas réplicas. Lleno de lágrimas, Haris contó cómo sintió el violento temblor en el quinto piso del cuarto de hotel que compartía con su mujer y su hija.

"No hubo tiempo de salvarnos. Creo que me quedé atrapado entre los escombros de la pared", dijo Haris, y agregó que la familia estaba en el pueblo para un casamiento. "Escuché a mi mujer pedir ayuda, pero luego silencio. No sé qué les pasó a ella o a mi hija", recordó.

Mientras unos caían por la fuerza de los temblores, otros sufrían la fuerza de una marea colosal.

"De repente se produjo el primer terremoto, seguido del miedo. Algunas personas huyeron de la playa. Después de eso vimos que el agua se abalanzaba de forma repentina y se acrecentó el pánico. Después hubo un terremoto más grande y el nivel del mar siguió aumentado", dijo un sobreviviente que fue identificado con el nombre de Adrián.

Se trata del desastre natural más reciente en golpear Indonesia, frecuentemente sacudida por sismos, erupciones volcánicas y tsunamis por estar localizada sobre el Cinturón de Fuego, un aro de volcanes y fallas sísmicas en el Pacífico.

La ciudad de Palu además está construida alrededor de una estrecha bahía que al parecer amplificó la fuerza de las aguas del tsunami al adentrarse por la ensenada.

Entre la devastación, los medios indonesios reportaron la historia de un héroe: un joven controlador de vuelos de 21 años que se quedó en la torre de control mientras la tierra temblaba, hasta que vio despegar un avión al que estaba dando las últimas instrucciones. Mientras la estructura de la torre se derrumbaba, el controlador saltó desde el cuarto piso y murió. El avión, en tanto, logró despegar gracias a sus indicaciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?