Suscriptor digital

Los republicanos temen el impacto electoral del caso Kavanaugh

La situación del candidato de Trumpa la Corte afectaría al partido en las legislativas
(0)
30 de septiembre de 2018  

NUEVA YORK (AP).- El futuro de la candidatura de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema de Estados Unidos se decidirá en los próximos días luego de que el Senado aceptara postergar una semana su decisión mientras el FBI investiga las acusaciones de abuso sexual, pero muchos republicanos creen que el partido quedó en una encerrona y que el daño político y electoral ya está hecho, sea cual fuere el resultado.

Ante la pelea suscitada tras las denuncias de que Kavanaugh -el candidato propuesto por Donald Trump-agredió sexualmente a Christine Blasey Ford cuando ambos eran adolescentes, los líderes republicanos reconocen que esta no es la situación política en la que deseaban estar seis semanas antes de las elecciones legislativas de noviembre próximo.

Si Kavanaugh logra ser confirmado, los republicanos bien podrían perder el apoyo de las mujeres, cuyo voto necesitan para retener las mayorías en las cámaras del Congreso. Si fracasan en su intento, corren el riesgo de desatar la furia de la derecha radical, admiten.

Jennifer Horn, exjefa de los republicanos en Nueva Hampshire, advirtió que su partido "está equivocándose gravemente sobre el daño electoral" que podrían sufrir si Kavanaugh logra ser confirmado. "Tendrán que preguntarse si están dispuestos no solo a sacrificar el alma del partido, sino también sus propias almas, para tener a este particular juez conservador en la Corte", dijo. Frecuente crítica de Trump, describió a Ford como "la persona más creíble" que vio hablar públicamente sobre este tema.

Desde otra rama del partido consideraron que para los republicanos sería un suicidio electoral si fracasaran en la aprobación de Kavanaugh. "Si los republicanos no consiguen ganar ese voto para que confirmen a Kavanaugh, pueden ir despidiéndose de las elecciones de noviembre", dijo el líder conservador Rush Limbaugh, un mensaje que Trump replicó vía Twitter.

En lo que se convirtió en el año de la mujer en la política norteamericana, no hay respuestas fáciles para un partido alineado con un presidente que desestimó más de una decena de acusaciones en su contra por mala conducta sexual. El Comité Judicial del Senado, controlado por los republicanos, votó anteayer alineado con su partido y envió la nominación de Kavanaugh al pleno de la Cámara alta, con el entendimiento informal de que el FBI investigará las acusaciones. La votación final quedó retrasada por una semana.

Ayer, el FBI ya empezó a interrogar a excompañeros de clase de Kavanaugh. Los agentes contactaron a Deborah Ramírez, que acusa al juez de conducta sexual inapropiada cuando ambos eran estudiantes en la Universidad de Yale. Según contó, Kavanaugh se bajó los pantalones frente a ella en una fiesta en la década del 80.

Pedido por los rosarinos

La fiscalía federal de Manhattan anunció que pedirá la pena de muerte en caso de que Sayfullo Saipov, el jihadista uzbeko acusado de matar a ocho personas -entre ellas cinco rosarinos- el 31 de octubre pasado en Nueva York, sea hallado culpable. Saipov, de 30 años, fue inculpado de 22 cargos por la Justicia Federal el año pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?