Suscriptor digital

Todo lo que no se ve detrás de los partidos suspendidos de la Superliga

El plantel de San Lorenzo se entrenó en la Ciudad Deportiva tras la suspensión
El plantel de San Lorenzo se entrenó en la Ciudad Deportiva tras la suspensión Crédito: NA
Ariel Ruya
(0)
29 de septiembre de 2018  • 21:24

Atlético Tucumán acaba de perder unos 400.000 pesos. Newell's, un club asfixiado en la tesorería, casi al mismo tiempo, deja a un costado 300.000. San Lorenzo -por abrir y..., no abrir el estadio-, entre toda la logística, no recupera unos 2 millones. Apenas tres historias, tapizadas con el lápiz rojo, que se desprenden de las suspensiones de los partidos San Lorenzo-Atlético Tucumán -previsto para ayer a las 13.15- y Estudiantes-Newell's, en Quilmes -previsto para las 17.45-, por el mal clima. La tormenta invadió buena parte de Buenos Aires, varias canchas no lo soportaron -fueron postergados 11 partidos del ascenso-, pero el paréntesis de dos partidos de la Superliga en continuado provocó polémicas. Detrás de las pérdidas millonarias, acusaciones y sospechas. Sobre todo, porque tres de esos cuatro equipos tienen partidos decisivos en breve.

"Nos despertamos con una tormenta tremenda, cayó mucha agua y la gente que estaba cerca del estadio nos decía que no íbamos a poder llegar, sobre todo con la utilería que se había trasladado antes. Entonces, pensé: 'que se haga lo que deba hacerse'. Si lo mejor era no jugar el partido, lo aceptamos. Lo curioso fue que cuando se resolvió la suspensión, había parado de llover, incluso parecía que era una tarde para pasear por Buenos Aires...", bromea Mario Leito, el presidente de Atlético Tucumán.

Durante el mediodía, quedó en evidencia dos certezas: el césped estaba en buenas condiciones, pero el gran problema era cómo llegar hasta el Nuevo Gasómetro.

De un modo u otro, Atlético Tucumán perdió dinero, que no va a recuperar. "Las delegaciones cada vez son más numerosas, los vuelos y los hoteles cada día están más caros. Y los gastos siempre corren por nuestra parte. Cuando se juega al día siguiente, el gasto es menor, pero en este caso, como tenemos un partido próximo muy importante, tenemos que volver", explica el dirigente, en una charla con Fox Sports.

Así estaba la cancha de Quilmes: imposible jugar
Así estaba la cancha de Quilmes: imposible jugar Crédito: @TNTSports

El equipo que dirige Ricardo Zielinski volvió anoche a Tucumán; se entrenará hoy a la mañana y a las 14.30, en un vuelo chárter, viajará a Porto Alegre. El conjunto tucumano jugará este martes con Gremio, desde las 21.45, por la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores. El desafío será mayúsculo: el conjunto brasileño se impuso en Tucumán por 2 a 0. Con suplentes, ayer superó por 1 a 0 a Fluminense, en Río de Janeiro, con un gol en el último minuto de Everton... de taco.

"Esperemos dar una sorpresa, nada es imposible. Además, tenemos a Zielinski, que con menos que otros, consigue cosas que otros no pueden alcanzar", sostiene.

A su lado, San Lorenzo es un gigante. Pero no le sobran dividendos en estos tiempos: de los grandes, tiene el plantel con menos figuras y más jóvenes apuestas. Días atrás, quedó eliminado de la Copa Sudamericana, luego de perder por 2 a 0 con Nacional, en Montevideo. El impacto deportivo tiene su relación directa con lo económico: no consiguió atrapar los 450.000 dólares previstos para esa instancia. El Ciclón, por el frustrado partido con Atlético Tucumán -apertura del estadio, logística, seguridad, Utedyc, concentración del plantel-, quitó de la tesorería unos 2 millones de pesos. Al menos, estará descansado para el choque con Estudiantes, previsto para el miércoles próximo, en Mendoza, por la Copa Argentina. Y luego de la suspensión, creó una práctica liviana.

Luego de la suspensión, Estudiantes se entrenó a pleno sol

Luego de la suspensión, Estudiantes se entrenó a pleno sol - Fuente: Estudiantes de La Plata

00:12
Video

Similar escenario tendrá el León, que llamativamente postergó el partido -con la aceptación de la Superliga-, largas horas antes. Con una curiosidad: cerca del horario previsto -a las 17.45-, el plantel dirigido por Leandro Benítez se entrenó..., con un sol incipiente. La tormenta había pasado, pero las suspicacias se acrecentaron.

Cristian D'Amico, vicepresidente segundo de Newell's, cuestionó a la Superliga por suspender el partido y no reprogramarlo para las próximas horas. De los cuatro, el equipo rosarino es el único que no tiene un compromiso próximo. Su siguiente encuentro será el 8 de octubre, con Colón, en Santa Fe.

"Nos confirmaron que el estadio de Quilmes estaba en perfectas condiciones, que drenó muy bien, pero que las adyacencias al club estaban complicadas", aseguró el dirigente, en diálogo con radio La Red. ¿Estudiantes se anticipó para la postergación? "... voy a guardar mi opinión, pero es una posibilidad". En la travesía, Newell's gastó 300.000 pesos. Y lo peor se lo llevaron los hinchas: el partido iba a contar con 5000 rosarinos. Los que se volvieron -apenas se enteraban-, en la ruta, a mitad de camino...

Por: Ariel Ruya

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?