Suscriptor digital

Las brasileñas se plantaron frente a Bolsonaro con una masiva movilización

Miles de personas marcharon contra Bolsonaro, hoy, en San Pablo
Miles de personas marcharon contra Bolsonaro, hoy, en San Pablo Fuente: Reuters
Hubo manifestaciones en varias ciudades en rechazo de la candidatura del diputado ultraderechista
Alberto Armendáriz
(0)
30 de septiembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- De la mano de las mujeres brasileñas, la resistencia al diputado ultraderechista Jair Bolsonaro se puso ayer de pie e hizo sentir con fuerza su voz contra el candidato que lidera las encuestas para las elecciones presidenciales del próximo domingo .

Convocadas por grupos feministas, cientos de miles de personas tomaron las calles de las principales ciudades de Brasil para expresar su rechazo a las posturas misóginas, homofóbicas y racistas del representante del Partido Social Liberal (PSL), que por la tarde recibió el alta del hospital donde estuvo internado 23 días después de ser apuñalado durante un acto de campaña.

La iniciativa, creada el mes pasado por un grupo de amigas en Facebook bajo el lema "Él no", se viralizó en las redes sociales con el hashtag #elenão, y se transformó en un vigoroso movimiento nacional de efectos impredecibles en la polarizada contienda electoral brasileña. Aunque las encuestas apuntan que Bolsonaro es el favorito para la primera vuelta con un 28% de las preferencias, su principal rival, Fernando Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que hoy cuenta con un 22% de apoyo, le ganaría en el ballottage previsto para el 28 de octubre.

"Es importante que las mujeres, que representamos un 52% del electorado, hagamos valer nuestro voto. No podemos permitir que un político que defiende la dictadura y que pregona el odio contra las mujeres, los gays, los negros y los indígenas se convierta en nuestro presidente. Él no representa la tolerancia y la diversidad que la mayoría de los brasileños queremos para nuestro país", dijo a LA NACION la profesora de Arte Soraya Brigges, de 58 años, al participar del multitudinario acto en Cinelandia, en el centro de Río de Janeiro.

Con espíritu de lucha, pero en medio de un colorido ambiente carnavalesco, decenas de miles de personas acudieron a la plaza enmarcada por el Teatro Municipal, la Biblioteca Nacional y la Cámara Municipal de Río, escenario de históricas marchas en contra del último régimen militar y también de las masivas protestas de 2013 en reclamo de mejores servicios públicos.

Un grupo de jóvenes se toma una selfie con un móvil que lleva la pegatina de "Mujeres contra Bolsonaro". Numerosas personas salieron a las calles en diversas ciudades del país contra el candidato de extrema derecha Bolsonaro.
Un grupo de jóvenes se toma una selfie con un móvil que lleva la pegatina de "Mujeres contra Bolsonaro". Numerosas personas salieron a las calles en diversas ciudades del país contra el candidato de extrema derecha Bolsonaro. Crédito: DPA

Si bien entre los presentes predominaban las mujeres -sobre todo jóvenes-, había también muchísimos hombres, familias con chicos, grupos de gays orgullosamente envueltos en banderas del arco iris, afrobrasileños e indígenas que coreaban cánticos y gritos en contra de Bolsonaro, repartían flores amarillas y aplaudían a los numerosos oradores -artistas, intelectuales y celebridades- que pasaron por el palco allí montado.

En su carrera como diputado, Bolsonaro, un excapitán del Ejército, protagonizó sonadas controversias por sus posiciones radicales. Defendió la tortura y el asesinato de opositores durante la dictadura; señaló que una colega era tan fea que no merecía ni ser violada; objetó la igualdad de salarios entre hombres y mujeres; dijo que prefería que su hijo muriera en un accidente a que fuera gay; indicó que tener una pareja homosexual en su edificio rebajaba el valor del inmueble; afirmó que los negros no sirven ni para reproducirse, y advirtió que no debería darse más tierras a los indígenas porque son vagos.

"Esto va mucho más allá de una simple elección. Se trata de los principios que defendemos como sociedad democrática. Yo no voy a votar a Haddad, pero no tengo miedo si él gana. En cambio, si Bolsonaro llegara a ganar, significaría el fin del Brasil que todos nosotros somos y queremos", comentó el fotógrafo César Hamdan, de 45 años, simpatizante del candidato ubicado en tercer lugar en los sondeos, el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT).

Una pancarta pidiendo la libertad del líder político Lula da Silva es desplegada por manifestantes durante una protesta contra el discurso racista, misógino y homófobo del candidato de derecha Bolsonaro. Bajo el lema #EleNao (#Élno) numerosas personas.
Una pancarta pidiendo la libertad del líder político Lula da Silva es desplegada por manifestantes durante una protesta contra el discurso racista, misógino y homófobo del candidato de derecha Bolsonaro. Bajo el lema #EleNao (#Élno) numerosas personas. Crédito: DPA/Henry Milleo

Manifestaciones similares se sucedieron en unas 50 ciudades del país, con las mayores congregaciones en San Pablo, Brasilia, Belo Horizonte, Salvador, Fortaleza y Porto Alegre. En todos los actos se destacó que la gente hubiera dejado de lado sus diferencias partidarias para unirse por una causa común, en repudio de los peligros que encarnaría Bolsonaro.

En sus eventos de campaña, otros candidatos presidenciales aprovecharon para distinguir la pujanza de las mujeres brasileñas y advirtieron que esta movilización puede alterar los resultados en las urnas.

Para contrarrestar la visibilidad de la movilización anti-Bolsonaro, simpatizantes del diputado en Río organizaron una marcha por la rambla de Copacabana, pero apenas reunió unos centenares de adeptos. Fanáticos del líder ultraderechista se reunieron a la salida del Hospital Albert Einstein, en San Pablo, así como en el aeropuerto metropolitano paulista y el de Río para saludar a Bolsonaro.

  • Tras ser dado de alta en el hospital de San Pablo, Bolsonaro viajó a Río de Janeiro, donde tiene su casa; a tono con la creciente polarización, cuando subió al avión recibió gritos de repudio y aplausos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?