Suscriptor digital

Agtech: rumbo a un "hogar" para las nuevas empresas de tecnología agrícola

En el país hay una fuerte cultura para emprender en el sector agro
En el país hay una fuerte cultura para emprender en el sector agro
(0)
1 de octubre de 2018  • 03:02

El 2018 ha sido un buen año para el Agtech en la Argentina. Veamos algunos ejemplos. En marzo, John Deere adquirió King Agro. También en marzo Agrofy cerró la ronda de capital más importante de e-commerce para agro en Latinoamérica. En junio, The Yield Lab anunció un programa de inversión para seis startups, tres de ellas con foco en agro. En julio hubo una nueva compra de John Deere, que adquirió PLA. En tanto, en agosto en la Semana AgTech se inició una conversación sobre cómo el país puede transformase en un HUB.

Lo que distingue a la Argentina de otros países, incluido los Estados Unidos, donde está la mayor cantidad de nuevas empresas agtech, es la mentalidad innovadora y el espíritu emprendedor de los agricultores.

Un gran número de emprendedores agtech son agricultores o tienen experiencia en la industria agrícola, en contraste con los Estados Unidos, donde la mayoría de los emprendedores agtech proviene de entornos de tecnología. Es cada vez más evidente a nivel mundial que entender al agricultor y sus necesidades es esencial si se van a proponer soluciones en tecnología agrícola.

Otro contraste entre EE.UU y la Argentina reside en el hecho de que mientras en EE.UU. los agricultores se quejan de los empresarios tipo Silicon Valley que llaman a su puerta, la Argentina busca atraer empresarios y emprendedores innovadores al agro.

"La Argentina tiene su fortaleza en la necesidad de ser innovadores en sus negocios para combatir la inflación y otros desafíos", dijo Aaron Magenheim, fundador de la consultora californiana AgTech Insight.

"Cuando los mercados son malos, los productores argentinos innovan y abren sus billeteras para duplicar las inversiones, en clara contraposición con los agricultores estadounidenses que cierran sus cheques y esperan ahorrar dinero", añadió.

Julián Baldunciel, agricultor, empresario e inversor agtech, y sostiene que "el espíritu innovador de los agricultores argentinos radica en la necesidad de crear un clima de negocios".

"Ser emprendedor está en nuestro ADN. Tenemos necesidad de progresar; es cultural, trasciende los límites generacionales y motiva la fuerza empresarial", dijo.

Pero mientras Baldunciel y otros son optimistas sobre el potencial de la Argentina para producir tecnologías viables e innovadoras, la preocupación radica en que los empresarios puedan comprar estos productos.

"Creo que la clave está en financiar los productos que desarrolla el AgTech para que los clientes puedan comprar con términos de interés y tasa de interés apropiados para su negocio, que en mi opinión es la mayor dificultad", precisó Baldunciel.

Marcelo Mc Grech, de Banco Galicia, dice que los productores pueden acceder a los préstamos para agtech.

"En un contexto inflacionario como el de la Argentina, el agricultor tiene la ventaja de poder tomar préstamos en dólares, ya que su producción se cotiza en esa moneda. Desde el banco estamos trabajando continuamente para generar nuevas herramientas para ofrecer a nuestros clientes, ya que consideramos al agricultor como la base de una larga cadena de valor ", dijo.

"Si hablamos de startup, es difícil financiarlos, pero hemos financiado a agricultores que han diversificado sus negocios, en avances tecnológicos u otras actividades. Creo que para los empresarios de agtech el capital de riesgo es el comienzo de su actividad, donde sí he visto a varios agricultores actuar como ángeles".

Potencial

A la industria de capital de riesgo en la Argentina se le está prestando la atención que merece con la reciente ley de Emprendedores, que proporciona incentivos y financiamiento para iniciativas de capital de riesgo, incluidas las aceleradoras.

Hay algunos aceleradores disponibles para startups de Agtech; incluyen a Glocal, que ganó el apoyo del gobierno para ayudar a financiar las nuevas empresas en su programa, The Yield Lab, y NXTP Labs.

Sin embargo, donde las cosas se pondrán difíciles es en la disponibilidad de fondos para nuevas empresas que tienen clientes y algunos ingresos, pero que necesitan un capital de etapa de crecimiento para financiar la expansión y la ampliación, dijo Federico Trucco, CEO de Bioceres, la compañía de biotecnología agrícola que está cerca de cotizar en la bolsa.

Camila Petignat, de The Yield Lab, sostuvo que "todavía no hay suficientes inversores corporativos locales y llevará tiempo que la maquinaria agrícola, los productores de alimentos, los agricultores corporativos y las empresas de insumos se sumerjan realmente en el mundo Venture Capital".

Dado que la situación económica de la Argentina continúa causando volatilidad a escala global, será difícil encontrar inversores que respalden el prometedor ecosistema agtech. Pero como hemos visto en este recorrido, las piezas están y es posible que la Argentina sea la casa del agtech en Latinoamérica.

-----

El artículo fue escrito por Louisa Burwood-Taylor, directora de medios e investigación en AgFunder: https://agfunder.com/ un inversor de capital de riesgo en línea para startups de tecnología de alimentos y agricultura, en conjunto con Juan Manuel Barrero

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?