Suscriptor digital

Sergio Massa: "Aspiramos a que la frustración de la sociedad se convierta en el camino a una alternativa"

Crédito: Frente Renovador
El tigrense cree que la "desilusión" con Cambiemos permitirá romper la polarización; critica al Gobierno y considera "un dibujo" el presupuesto
Marcelo Veneranda
(0)
30 de septiembre de 2018  

Aunque anunciado y postergado más de una vez, el encuentro que Sergio Massa compartió el jueves con los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) y el jefe del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto , generó una repercusión que superó las expectativas de los protagonistas. Massa elige no sobregirar ese efecto. "Sabemos que empezamos desde atrás, que es difícil. Vamos a tratar de crecer desde el peronismo, sí, pero desde la lógica de las propuestas, de construir una idea de país. Es difícil romper el camino binario, eso yo ya lo viví en 2015 y 2017, pero vamos a intentar hacerlo", le dice a LA NACION

La muralla que más temprano que tarde deberá enfrentar el espacio, bautizado Alternativa Argentina, se prenuncia igual a la de las últimas elecciones: la polarización entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner . Contra esa espiral que amenaza con devorarlo todo, Massa no solo machaca una y otra vez con conceptos como "propuestas", "equipos" o una "idea de país". También da una clave sobre lo que cree ver en el escenario y lo que espera del votante: "Aspiramos a que el cansancio y la frustración de la sociedad permitan romper la condena de discutir entre fracasos del pasado y fracasos del presente".

El líder del Frente Renovador prefiere enfocarse en ese presente. No solo rechaza en seco cualquier chance de un acuerdo con Cristina Kirchner, sino que evita hasta su nombre. "Es el pasado", reacciona cuando la charla deriva hacia la expresidenta. "Nosotros la enfrentamos tres veces", insiste. Y vuelve a poner el foco en Cambiemos. O, más precisamente, en los "desilusionados" de Cambiemos.

-¿Ustedes les hablan a esos desilusionados?

-El problema más serio que observamos es que la gente vive hoy con desilusión frente a un gobierno que le mintió: le prometió pobreza cero y tiene once millones de pobres; le prometió que a la inflación le ganaba de taquito y hoy tenemos la segunda inflación más alta del mundo; le prometió que iba a reducir la presión impositiva y aumentó la cantidad de gente que paga Ganancias y les puso retenciones a las economías regionales y a las pymes exportadoras.

-Cambiemos ha sabido despertar y regenerar expectativas en el electorado. ¿Ya no lo hace más?

-El Gobierno carga con la enorme desilusión de los que lo votaron, porque mintieron en todo. La mayoría ya no les cree. Por algo ahora Macri, cada vez que habla, repite constantemente que está diciendo la verdad. Es como el dicho: dime de qué te jactas y te diré de qué careces.

-¿Esa desilusión es el mayor problema del Gobierno?

-No, del país. El mayor problema de este gobierno es que no tiene rumbo económico: destruyó a la clase media, cortó la cadena de pagos en el comercio, generó unas tasas de interés que hacen impagables las tarjetas e inviable la inversión productiva y una presión fiscal que vuelve imposible el día a día de la gente. Eso es por falta de un rumbo económico. Cambiemos tiene un programa económico que mira centralmente el valor del dólar y a los fondos de inversión en Nueva York, en lugar de estar mirando la realidad de las pymes argentinas y de las economías regionales. Se enfocan en la balanza fiscal cuando deberían mirar la balanza comercial: cuánto trabajo le estamos vendiendo al mundo.

-¿El acuerdo con el FMI empeora ese escenario?

-El acuerdo con el FMI es malo, porque el Gobierno pierde la capacidad de determinar su política monetaria y su política de crédito. Con este acuerdo, si se quisiera bajar la tasa que pagan las pymes, tendrías que pedir permiso al Fondo. El desafío para el próximo gobierno será encontrar la forma de resolver el acuerdo con el Fondo, así como lograr una mesa de acuerdos sobre los cuales plantear el futuro del país. Avanzar en ese sentido es más importante que hablar de candidaturas.

-¿Esa discusión se anticipará en el Congreso, por el presupuesto?

-El presupuesto es un dibujo. Sus metas no coinciden con lo acordado con el Fondo ni con lo que el Gobierno les prometió a los gobernadores.

-Ustedes plantean que Cristina es el pasado. ¿Quiénes tienen lugar en esta construcción?

-La clave es generar una construcción plural, inclusiva, que tenga puesta la mirada en el futuro de la Argentina. El desafío es tratar de saltarnos esta costumbre permanente que tenemos de ver cómo se echan culpas unos a otros: el desafío es ver cómo resolvemos nuestros problemas. Buscamos plantear una propuesta, una idea de país y, además, soluciones para los problemas que tiene la gente.

-Así planteó su campaña en 2015 y 2017 y terminó chocando contra la polarización. ¿No corren el mismo riesgo en 2019?

-Aspiramos a que el cansancio y la frustración de la sociedad se conviertan en el camino hacia una alternativa. Aspiramos a que esa famosa frase de "que tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe" sea una realidad que nos permita romper la idea de una Argentina condenada a discutir entre fracasos del pasado y fracasos del presente.

-La política también son nombres, acuerdos y fotos, como la del jueves. ¿Qué le pueden ofrecer al gobernador o al intendente del PJ que ve que Cristina le garantiza 30 puntos o más para seguir gobernando su distrito?

-Nosotros le vamos a ofrecer a la sociedad una idea de país, porque no estamos construyendo esto mirando a otros dirigentes. Nosotros construimos mirando el futuro de la Argentina, buscando un rumbo para el país. No estamos viendo cómo le garantizamos el conchabo a un dirigente. Esa es la política berreta.

De El Talar a Washington, Massa acelera su agenda

  • Luego de meses fuera de radar, Sergio Massa multiplicará sus apariciones públicas en las próximas semanas. Mañana visitará el Parque Industrial de El Talar y la Universidad de San Martín; el martes se reunirá con asociaciones de consumidores y el jueves participará en una jornada sobre educación.
  • Amén de una visita relámpago a un gobernador del PJ y encuentros con socialistas, Massa volverá a mostrarse fuera del país el 15 de octubre. Será en el Woodrow Wilson International Center, en Washington, donde dará una conferencia. Fundador del "Renewal Front", dicen los anuncios de la jornada.
  • Por la tarde, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown, Massa participará en la charla "Argentina y Latinoamérica. Oportunidades y Desafíos". Con estas actividades o las reuniones con sus equipos técnicos, el staff del FR busca elevar el perfil del tigrense más allá de la "rosca" local.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?