Suscriptor digital

Hamilton fue beneficiado por las órdenes del equipo Mercedes y ganó el GP de Rusia: quedó a un paso del título

Fuente: Reuters
(0)
30 de septiembre de 2018  • 09:42

SOCHI (dpa). - El británico Lewis Hamilton dio hoy un paso de gigante hacia su quinto título mundial de Fórmula 1 al ganar el Gran Premio de Rusia y ampliar la ventaja respecto al alemán Sebastian Vettel a 50 puntos. El piloto de Mercedes se impuso en el circuito de Sochi por delante de su compañero Valtteri Bottas, mientras que Vettel llegó tercero a bordo de su Ferrari, lo que dejó el título mundial en bandeja para Hamilton.

A falta de cinco GP para el final, el británico saldrá de Rusia con 306 puntos en la clasificación general y Vettel, con 256. Ganando las cinco carreras que quedan, Vettel llegaría a un máximo de 381 unidades, por lo que a Hamilton le necesitaría sumar 76: traducido a posiciones, le bastaría con cuatro terceros puestos y un segundo lugar.

Si nada extraño ocurre en las próximas carreras, Hamilton celebrará a sus 33 años su quinto título mundial de Fórmula 1. Desempataría con el francés Alain Prost y el propio Vettel para ubicarse en el segundo escalón de la clasificación histórica junto con las cinco coronas del argentino Juan Manuel Fangio. Por delante sólo tendría las siete del alemán Michael Schumacher.

Hamilton partió hoy desde la segunda posición, por detrás de Bottas, y fue incapaz de superar al finlandés en la primera vuelta. La salida no cambió nada en las posiciones de arriba y hubo que esperar a la primera y única parada para ver un baile de lugares. Bottas fue el que primero entró, en la vuelta 13, y Vettel le siguió en la 14. Hamilton, más pendiente de adelantar a su compañero que de contener a Vettel, perdió la posición con el alemán cuando regresó a la pista en la vuelta 16 con los neumáticos nuevos.

Fuente: Reuters

Sin embargo, el británico le enseñó el camino a Vettel en la primera oportunidad que tuvo. Acabar justo detrás del Ferrari era minimizar daños para él, perder apenas tres puntos. Pero Hamilton demostró que es insaciable y se lanzó a por el alemán.

Vettel le contuvo unos cuantos metros -con una agresiva defensa que incluso fue investigada por los comisarios-, hasta que Hamilton se le coló por el interior de una curva para dar un hachazo a las esperanzas de su gran rival. Sin ninguna parada más programada, Hamilton ya sólo vería a Vettel desde los retrovisores.

El botín fue todavía mayor, pues Bottas siguió órdenes de Mercedes para dejar pasar a Hamilton en la vuelta 26. "Tienes que dejar pasar a Lewis en la curva 13", le dijeron desde el muro. Tras acatar la orden, el finlandés le dijo a sus ingenieros que él iba más rápido que Hamilton. La respuesta que recibió fue que el británico tenía daños en el neumático trasero izquierdo y que su segunda posición corría riesgo con Vettel al acecho.

Ahí se decidió la carrera y posiblemente el Mundial. Hamilton condujo ya sin ninguna preocupación hacia su quinta victoria en las seis últimas carreras. Los otros dos grandes protagonistas de la jornada fueron los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo. El holandés y el australiano partieron desde el fondo de la parrilla tras un cambio de motor y acabaron quinto y sexto, respectivamente, por detrás de un Kimi Raikkonen que cruzó la meta en cuarta posición.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?