Suscriptor digital

Por las retenciones, afirman que la presión tributaria nacional volvería a ser récord en 2019

En maíz, las retenciones bajaron a 0% en diciembre de 2015, pero ahora el cereal debe pagar $4 por dólar
En maíz, las retenciones bajaron a 0% en diciembre de 2015, pero ahora el cereal debe pagar $4 por dólar Crédito: SHUTTERSTOCK
Gabriela Origlia
(0)
1 de octubre de 2018  • 03:30

CÓRDOBA.- Por las nuevas retenciones, el año que viene la Argentina volverá a tener una presión tributaria récord. La suba será equivalente al 1% del PBI y el principal aporte provendrá de los impuestos vinculados a las exportaciones. Los ingresos por esa vía se incrementarían 102,3% interanual.

Un trabajo del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) da cuenta de la modificación del Código Aduanero con una alícuota máxima del 33% -versus el 12% actual en el presupuesto 2019 se contempla que el Gobierno pueda subir hasta ese tope los derechos de exportación- a todas las exportaciones nacionales, ya sean de bienes o servicios.

Este es un impuesto no coparticipable por norma, aunque desde 2009 una parte estuvo atado a una transferencia automática a las provincias (en rigor, el llamado "Fondo Sojero" distribuía el 30% de las retenciones cobradas exclusivamente al complejo de la soja) pero se eliminó en agosto pasado, con lo cual lo recaudado quedó en manos de la Nación.

El IVA (neto de reintegros y devoluciones), en conjunto con los Derechos de Importación, crecerían en términos reales 0,4% y 9%, respectivamente, y aportarían 0,2 puntos porcentuales del PBI el año que viene. El impuesto sobre los bienes personales se incrementaría 25,7% interanual. La posible razón del crecimiento real de esta carga se basa en la posibilidad de incrementar la alícuota del 0,25% al 1%, aunque sólo para el caso de bienes radicados en el exterior.

La caída relativa en el resto de los impuestos nacionales responde a la continuidad de la reforma tributaria sancionada a fines de 2017: baja en las contribuciones patronales por el aumento del mínimo no imponible y la convergencia a una alícuota efectiva más baja y la reducción de la alícuota de Ganancias que explicaría la reducción real del 7,3% esperada para 2019. Ambos impuestos implicarían una baja equivalente a 0,4% del Producto.

El girasol, otro cultivo cuyas retenciones bajaron a 0% en 2015 y ahora vuelve a pagar derechos con $4 por dólar
El girasol, otro cultivo cuyas retenciones bajaron a 0% en 2015 y ahora vuelve a pagar derechos con $4 por dólar Crédito: SHUTTERSTOCK

En conjunto, el total de impuestos sobre los bienes y servicios y actividades internas cederían 0,2 puntos porcentuales del PBI en 2019 respecto a 2018 y los aportes y contribuciones a la seguridad social experimentarían una caída equivalente a 0,1, en tanto que los impuestos ligados a las actividades comerciales con el exterior avanzarían 1,3 puntos. Esta dinámica explica que la presión tributaria ascienda un punto del Producto y experimente un crecimiento real igual al 3% con respecto a 2018.

Comparaciones

Si la comparación es con 2015, la presión impositiva agregada avanzaría 0,4 puntos del Producto, ya que pasaría del 25,8% del PBI al 26,2% en 2019.

Las cargas al comercio exterior son la clave del avance: en conjunto, los derechos de importación y las retenciones serían 1,5 puntos del Producto más elevados al concluir el cuatrienio.

Hacia el interior de cada rubro, tanto los derechos de exportación como los de importación crecerían en importancia relativa en relación a 2015: 1,1 puntos y 0,4 puntos del Producto, respectivamente.

"En términos de estructura fiscal, el 2019 implicará un cambio en la política que se verificaba desde el inicio del actual Gobierno. La presión tributaria nacional no sólo que subirá por primera vez bajo esta administración, sino que quedará un 0,4% del PIB por encima de la del 2015 (nivel récord). Esto será responsabilidad del incremento en la presión de los impuestos al comercio exterior por un 1,5% del PIB comparando 2015 y 2019, ya que los impuestos al trabajo prácticamente mantienen su relevancia respecto al Producto, mientras que los que gravan las rentas y transacciones de bienes y servicios domésticos pierden casi un punto del PBI", concluyó el Iaraf.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?